Seat Ibiza 1.9 TDI Sport 130 CV

La fórmula empleada por la marca española en su nueva variante Diesel del Ibiza, potenciada a 130 CV, concentra las virtudes de modelos deportivos en un envoltorio muy práctico. Además de ofrecer unas prestaciones espectaculares, inéditas entre los modelos de su categoría, logra unas cifras de consumo razonables.
Autopista -
Seat Ibiza 1.9 TDI Sport 130 CV
Seat Ibiza 1.9 TDI Sport 130 CV

La versión TDI de 130 CV del Ibiza supera de forma abrumadora a la anterior de 110 CV. No sólo en lo que a prestaciones se refiere, que son demoledoras, sino también en materia de comportamiento dinámico.

El motor utilizado en esta ocasión es una variante del archiconocido 1.9 Diesel de inyección directa, que entrega una potencia de 130 CV. Lo hemos conocido en diferentes configuraciones: atmosférico, con turbo de geometría fija o variable, bomba convencional, inyector-bomba, en diferentes marcas y modelos del grupo, con potencias que van desde 64 hasta 150 CV. Para el Ibiza más potente se ha elegido la mecánica que rinde 130 CV, si bien en nuestro banco de potencia hemos podido comprobar una potencia superior a los 140 CV. La forma de entregarlos es más suave de lo que podíamos pensar inicialmente, aunque en todas las circunstancias se encuentra capacitado para rendir lo necesario. Por encima de 1.700 rpm tira con bastante contundencia; entre 2.000 y 4.000 resulta demoledor y alcanza su régimen máximo a 4.500 rpm sin bajar la guardia, aunque no merece la pena insistir por encima de 4.000 para obtener mayor rendimiento, pues no lo consigue.

En cuanto al par, ya se mantiene en valores muy satisfactorios al superar las 1.750 rpm, con más de 23 mkg, que mantiene en todo el margen de utilización de la mecánica. Pero su valor máximo, situado a 2.110 rpm, casi logra los 34 mkg, valor récord entre los modelos de su segmento.

Estas elogiables características del motor, unidas a la caja de cambios de seis velocidades que incorpora el modelo, permiten viajar a cruceros elevados con unos consumos casi insignificantes. Aunque la sexta velocidad tiene un desarrollo muy largo, cercano a 60 km/h, no resulta un inconveniente para el motor, que en la mayoría de los trazados puede circular en marchas largas sin problema. Esta característica nos permite viajar a velocidades legales sin que el motor supere un régimen de 2.000 rpm y, en consecuencia, con unos consumos inferiores a seis litros por cada 100 km recorridos y con un nivel de ruido bastante bajo.

Galería relacionada

Seat Ibiza 1.9 TDI Sport 130 CV

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...