Renault Clio 1.5 dCi / 65 Dynamique 5p

El restyling del Clio trae cambios estéticos relevantes, especialmente en el frontal. Sin embargo, lo que más destaca es el nuevo propulsor de 1,5 litros Diesel de inyección directa que es poco ruidosa, consume poco y va muy bien. Además, sigue conservando la agilidad para desenvolverse bien dentro y fuera del tráfico urbano y la gran facilidad de conducción en todo tipo de terreno que ya tenía su antecesor. En general un coche muy equilibrado.
Autopista -
Renault Clio 1.5 dCi / 65 Dynamique 5p
Renault Clio 1.5 dCi / 65 Dynamique 5p

El interior también es sobrio, aunque aquí este aspecto se convierte en una virtud: hay los mandos justos para no marear, los materiales empleados no recuerdan tanto al plástico y por tanto la sensación visual es buena. En cuanto al salpicadero, el acabado está mejorado respecto a la anterior generación y los ajustes están mejor hechos. En el apartado práctico, existen huecos para dejar objetos, sí, pero nos han parecido poco funcionales y escasos, echándose de menos un cofre a la altura del freno de mano. La guantera, a pesar de un pequeño problema a la hora de cerrarla (no ajustaba bien y se quedaba la luz del interior encendida), achacable en particular a nuestra unidad de pruebas, es correcta en cuanto a tamaño. El Clio también parece unirse a la campaña contra el tabaco, ya que la colocación del cenicero, delante de la palanca de cambios, quitará las ganas de fumar a más de uno, al entorpecer la maniobrabilidad con el cambio y detrás este elemento brilla por su ausencia.

Los asientos, de clara tendencia deportiva, son de lo mejorcito que hemos probado: agarran bien y son cómodos, porque encajan perfectamente el cuerpo y te hacen sentir muy solidario con el resto del coche, aunque permitan una escasa movilidad que no parece acorde con una versión utilitaria como la de este coche. Los reposacabezas son aptos para cualquier persona, independientemente de la fisonomía de cada uno, aunque los traseros conviene llevarlos abajo para no entorpecer la visibilidad hacia atrás en el caso de que no vayan personas sentadas. El ancho en las plazas posteriores no es su mejor baza y, aunque incorpora reposacabezas central –eso sí, más pequeño-, es mejor ocuparlas sólo por dos. La parte trasera tiene el techo algo bajo y los agarraderos colocados encima de las ventanas no dan mucha confianza, porque dan la sensación de poder romperse con facilidad. El maletero comparte las mismas medidas con su predecesor, 255 litros, por lo que sigue resultando algo ajustado.

Cuando hemos entrado a valorar el equipamiento del pequeño francés nos hemos dado cuenta de que la palabra “completo” es la que mejor lo define. Airbags de conductor, de acompañante y laterales, ABS con repartidor electrónico de frenada, asiento y volante regulables en altura, llantas de aleación y ordenador de a bordo son algunos de los dispositivos que se incluyen sin coste alguno al adquirir el Clio, un coche que, sumando sumando, nos ha parecido una de las opciones preferenciales a la hora de adquirir un utilitario Diesel de este segmento. Bajo consumo, completo equipamiento y precio competitivo, de 1.821.927 pesetas. (el Seat Ibiza SDi equivalente cuesta 2.058.000 pts., el Peugeot 206 HDi 2.286.800 y el Fiat Punto 1.9 JTD ELX 1.970.000) son sus principales cualidades, aunque no las únicas...

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...