BMW 328 Ci / Saab 9.3 2.0 TS Aero Coupé

Deportivos, cómodos y elegantes. Al exclusivo BMW 328 Ci le ha salido un nuevo rival: en esta ocasión, Saab saca al mercado un equilibrado y divertido 9.3 con más potencia, cómodo en toda circunstancia y radical, si optamos por pisar fuerte. Entre uno y otro las diferencias son de concepto, ambos, fieles a su tradición.
Autopista -
BMW 328 Ci / Saab 9.3 2.0 TS Aero Coupé
BMW 328 Ci / Saab 9.3 2.0 TS Aero Coupé

Atractivos a la vista, pero escondiendo sus virtudes bajo una carrocería discreta sin aparentar la potencia que rinde su propulsor. Éste es el caso de los protagonistas de esta comparativa, dos coches con poca presencia deportiva, pero con motores de auténtico atleta, tanto velocista como de fondo. Las carrocerías coupé parecen estar viviendo una época maravillosa: nuevas ofertas con motores cada vez más potentes, pero con la elegancia y distinción propias de BMW o Saab. Desde que se inserta la primera velocidad se aprecia claramente que se trata de dos modelos dirigidos a aquellos que aprecian el placer de la conducción y las altas prestaciones. Pero, desde ese primer momento, también es fácil ver las importantes diferencias que existen entre ellos, fieles a la más pura tradición de marca. Seis cilindros y propulsión trasera en BMW, frente al Saab, con tracción delantera y motor turbo de cuatro cilindros.

Con mucho mimo Si los pasajeros están tratados de una forma exuberante, más mimado está el conductor: postura más deportiva y estirada en el BMW que en el Saab, envolviendo los dos al conductor en un ambiente de lujo y comodidad con buen gusto. En este aspecto, Saab ha realizado un esfuerzo en materia de equipamiento, ofreciendo de serie la tapicería de cuero (valorada en 199.000 pesetas) y los asientos eléctricos con memoria (254.000), equipamiento que en BMW no es de serie y por el que hay que desembolsar 87.000 pesetas en el primer caso y 185.000 en el segundo. Aun así, el equipamiento en los dos casos es inmejorable y está dirigido a multiplicar el confort de los pasajeros, es el caso de los asientos calefactables incorporados en la unidad probada del 9.3, cuyo precio es de 79.000 pesetas, mientras que en BMW esta opción supone 71.000. Otro detalle que se puede apuntar acerca del esfuerzo de equipamiento realizado por el fabricante sueco es el hecho de contar de serie con mandos de la radio en el volante, una opción que cuesta 87.000 pesetas en el BMW.

Entrando en materia de habitabilidad, los asientos posteriores están dispuestos de forma que cómodamente sólo pueden ir dos personas y, ocasionalmente, una tercera. En este caso, más cómodo es el Saab, puesto que en el BMW el túnel de la transmisión no sólo resta espacio sino comodidad. El acceso en los dos a estas plazas es complicado y hay que realizar ejercicios casi de contorsionismo. El espacio para estas plazas es dos centímetros más ancho en el Saab, pero en el BMW hay dos centímetros más de espacio para las piernas. Otro factor que juega a favor del modelo sueco es la capacidad del maletero: 550 litros y un amplio portón posterior. Igual de amplio es el equipamiento en materia de seguridad, en el que merece la pena destacar los cuatro airbags delanteros —frontal y lateral para conductor y pasajero—, con la posibilidad de aumentar el número de bolsas de aire con dos traseras en el caso de BMW

Atractivos a la vista, pero escondiendo sus virtudes bajo una carrocería discreta sin aparentar la potencia que rinde su propulsor. Éste es el caso de los protagonistas de esta comparativa, dos coches con poca presencia deportiva, pero con motores de auténtico atleta, tanto velocista como de fondo. Las carrocerías coupé parecen estar viviendo una época maravillosa: nuevas ofertas con motores cada vez más potentes, pero con la elegancia y distinción propias de BMW o Saab. Desde que se inserta la primera velocidad se aprecia claramente que se trata de dos modelos dirigidos a aquellos que aprecian el placer de la conducción y las altas prestaciones. Pero, desde ese primer momento, también es fácil ver las importantes diferencias que existen entre ellos, fieles a la más pura tradición de marca. Seis cilindros y propulsión trasera en BMW, frente al Saab, con tracción delantera y motor turbo de cuatro cilindros.

Con mucho mimo Si los pasajeros están tratados de una forma exuberante, más mimado está el conductor: postura más deportiva y estirada en el BMW que en el Saab, envolviendo los dos al conductor en un ambiente de lujo y comodidad con buen gusto. En este aspecto, Saab ha realizado un esfuerzo en materia de equipamiento, ofreciendo de serie la tapicería de cuero (valorada en 199.000 pesetas) y los asientos eléctricos con memoria (254.000), equipamiento que en BMW no es de serie y por el que hay que desembolsar 87.000 pesetas en el primer caso y 185.000 en el segundo. Aun así, el equipamiento en los dos casos es inmejorable y está dirigido a multiplicar el confort de los pasajeros, es el caso de los asientos calefactables incorporados en la unidad probada del 9.3, cuyo precio es de 79.000 pesetas, mientras que en BMW esta opción supone 71.000. Otro detalle que se puede apuntar acerca del esfuerzo de equipamiento realizado por el fabricante sueco es el hecho de contar de serie con mandos de la radio en el volante, una opción que cuesta 87.000 pesetas en el BMW.

Entrando en materia de habitabilidad, los asientos posteriores están dispuestos de forma que cómodamente sólo pueden ir dos personas y, ocasionalmente, una tercera. En este caso, más cómodo es el Saab, puesto que en el BMW el túnel de la transmisión no sólo resta espacio sino comodidad. El acceso en los dos a estas plazas es complicado y hay que realizar ejercicios casi de contorsionismo. El espacio para estas plazas es dos centímetros más ancho en el Saab, pero en el BMW hay dos centímetros más de espacio para las piernas. Otro factor que juega a favor del modelo sueco es la capacidad del maletero: 550 litros y un amplio portón posterior. Igual de amplio es el equipamiento en materia de seguridad, en el que merece la pena destacar los cuatro airbags delanteros —frontal y lateral para conductor y pasajero—, con la posibilidad de aumentar el número de bolsas de aire con dos traseras en el caso de BMW

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

El concurso de customización que BMW Motorrad y la Revista Fuel realizan durante los ...

Contar con un neumático todo tiempo como el Bridgestone Weather Control A005 te garan...

SYM se ha consolidado como una de las referencias en el mundo del scooter en nuestro ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...