Renault Clio 1.5 dCi / 65 Dynamique 5p

El restyling del Clio trae cambios estéticos relevantes, especialmente en el frontal. Sin embargo, lo que más destaca es el nuevo propulsor de 1,5 litros Diesel de inyección directa que es poco ruidosa, consume poco y va muy bien. Además, sigue conservando la agilidad para desenvolverse bien dentro y fuera del tráfico urbano y la gran facilidad de conducción en todo tipo de terreno que ya tenía su antecesor. En general un coche muy equilibrado.
-
Renault Clio 1.5 dCi / 65 Dynamique 5p
Renault Clio 1.5 dCi / 65 Dynamique 5p

En esta tercera generación del Clio se juntan dos novedades: la carrocería con elementos que han cambiado; y la incorporación de un nuevo motor Diesel de inyección directa (dCi) que, con turbo, su máxima es la rendir bien y consumir poco. Entre los símbolos diferenciadores más claros en este nuevo Clio son los faros y el frontal. Los faros ahora son de doble óptica y muy grandes. Siguen la tónica de hacer parecer al coche que está enfadado y le otorgan una gran personalidad. En algunas versiones existe la posibilidad de obtener faros de xenón, que dan mejor luz y permiten ver con más calidad lumínica.

La zona trasera también ha recibido algún retoque, aunque más leve. Un cambio en el dispositivo de apertura del maletero –que es el propio logo de Renault-, un spoiler trasero algo más marcado y la nueva distribución de luces de los grupos ópticos conforman el panorama del restyling total que ha adquirido un buen resultado final, porque el conjunto resulta bastante equilibrado.

En realidad, los cambios son más profundos, o mejor dicho, afectan a más partes importantes. El diseño interior, el chasis -más rígido todavía- y la incorporación de nuevas motorizaciones convierten a esta tercera generación del Clio en casi un nuevo modelo. Es precisamente el motor de 1.5 litros y 65 CV el protagonista de estas líneas, que nos ha dejado una buena impresión por su regular funcionamiento. Tiene common rail y destaca especialmente por consumir poco y funcionar bastante bien gracias al turbo, que le permite desenvolverse con bastante soltura dentro y fuera del tráfico urbano.

No es un coche especialmente rápido –no tiene una aceleración fulgurante ni una velocidad máxima sorprendente-, pero ha rebasado la potencia oficial hasta los 71 CV en nuestro banco de pruebas. A pesar de ello es suave gracias al turbo, no transmite mucho ruido al interior a pesar de su condición de Diesel y consume poco , muy poco, una de las características que más sorprende y en las que mejor cumple. En las mediciones que hemos realizado, nuestra unidad de pruebas ha ofrecido unas cifras notables, precisamente por contenidas: nada menos que 5,9 litros de media y 4,4 litros en el ciclo extraurbano.

El motor de 1,5 litros dCi, conocido internamente como K9K, que estrena el Clio es el hermano pequeño de la nueva familia de propulsores dCi que ha adoptado en las últimas fechas Renault. Le acompañan el 1.9 (de 105 a 120 CV) y el 2.2 16V (130 CV). Este motor estará disponible en tres niveles de potencia (55, 65 y 81 CV) y se montará, además de en el Clio, en el Mégane, Kangoo, Twingo y en los Nissan Almera y Micra. En cuanto a sus características técnicas, es un turbodiésel de 1.461 cm3 con inyección directa y common-rail de tipo esférico desarrollado por Delphi, que alcanza una presión de 1.400 bares y que regula el caudal de pre-inyección (que normalmente está establecido) para obtener una combustión óptima.

No es un motor que suba rápidamente de vueltas, aunque no lo hace mal, y, a pesar de que permite mantener cruceros de 140-150 km/h sin apenas sobresaltos, cuando la carretera se pone cuesta arriba o cuando se intenta realizar un adelantamiento hay que jugar bastante con el cambio. Es entonces cuando se echan en falta más caballos y mayor margen de utilización, aunque para la cilindrada que tiene nos parece bastante la potencia obtenida. De todas formas, no sube mal, pero para obtener mejores prestaciones hay que reducir incluso hasta tercera velocidad. No hay que dejarlo caer mucho por debajo de las 3.000 vueltas.. y no hay que pasarse de las 4.000 para obtener el resultado más óptimo, como buen Diesel.

Te recomendamos

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...