Renault Mégane 1.9 dCi Confort Expression

La acogida que ha tenido el nuevo Mégane no ha podido ser mejor: el título de “Coche del Año” y la máxima puntuación en los tests de choque que realiza EuroNCAP así lo atestiguan.
-
Renault Mégane 1.9 dCi Confort Expression
Renault Mégane 1.9 dCi Confort Expression

Cuando Renault se propuso renovar el Mégane, no sólo tenía en mente seguir conservando el liderazgo en el mercado de los compactos, sino también otorgar “algo más” a los posibles compradores. Tras los éxitos cosechados por el vehículo –y después de haber probado su comportamiento- podemos asegurar que estamos ante uno de los automóviles más completos de su segmento. Sus formas vanguardistas y su habitabilidad encandilaron a los jurados del “Coche del Año” y, ahora, la seguridad que ofrece a sus pasajeros le ha servido para convertirse en el único compacto al que el EuroNCAP ha otorgado la máxima puntuación, cinco estrellas.

Airbags adaptativos (hasta 8 en la berlina de cinco puertas y 10 en la de tres, si incluimos los laterales traseros –opcionales-), antideslizamiento, un sistema de detección de choque –que calibra la violencia del golpe y pone en marcha los mecanismos pertinentes: pretensores de los cinturones de seguridad, etc.- y una estructura con un elevado poder de absorción de energía, según anuncia la marca, constituyen los elementos de protección más importantes del vehículo, que le han llevado a obtener el máximo reconocimiento por parte del organismo europeo.

El ESP, opcional en toda la gama, es uno de los pocos sistemas de seguridad que no están incluidos en el equipamiento básico del Mégane, bastante completo en la versión Confort Expression, objeto de nuestra prueba (elevalunas eléctricos, dirección asistida variable según la velocidad, aire acondicionado…).

Renault ha apostado fuerte con el nuevo Mégane y, para no arriesgar demasiado, ha recurrido a soluciones innovadoras, pero ya conocidas en otros automóviles de la marca francesa. Así, el arranque con tarjeta, heredado del Laguna, es común a toda la gama, lo que ocasiona que la guantera no tenga llave o que baste con accionar un sencillo mando para desactivar el airbag de pasajero. Para que el motor se ponga en marcha (o para que se pare) sólo es necesario apretar un botón y, si falla el sistema, hay una llave de emergencia incorporada en la propia tarjeta.

Además de seguridad, el nuevo Mégane también otorga mimos a sus ocupantes y, en este apartado, se ha dejado aconsejar por otro de sus hermanos mayores: el Scénic. Los huecos aprovechables están presentes en todas partes: en las puertas, en los huecos situados en los reposabrazos delanteros, en la guantera –con una gran capacidad y refrigerada-, en las gavetas bajo los pies del conductor y su acompañante… incluso podría haberse aprovechado el espacio existente en la parte superior del salpicadero, muy amplia.

Los asientos, cómodos y envolventes, sitúan al conductor en la posición correcta al volante gracias a sus múltiples regulaciones, aunque habrá que acostumbrarse a la ubicación de la palanca que mueve el respaldo, situada bajo la banqueta. El ordenador de a bordo y la información ofrecida en el cuadro de mandos proporcionan al conductor todos los datos que necesita sobre el estado del vehículo.

El esfuerzo realizado por otorgar a los ocupantes el máximo confort se traduce en un habitáculo donde el aspecto de los plásticos es de buena calidad y el tacto de todos los mandos –excepto el del que abre y cierra las entradas de aire- es bastante agradable. Además, cuenta con soluciones curiosas, como la doble rueda concéntrica que regula la temperatura del aire acondicionado y el ventilador o el freno de mano, que recuerda, con su doble asa, a los mandos empleados en las cabinas de los aviones o al veterano Alfa 90.

Por desgracia, los ocupantes de las plazas traseras no tendrán a su alcance tantas atenciones. El espacio para las piernas resulta escaso y la configuración del asiento posterior lleva a pensar que ha sido creado para albergar a dos personas, ya que la plaza central –si bien cuenta con reposacabezas y cinturón de seguridad- está elevada respecto a las otras y el respaldo sobresale ostensiblemente, con el fin de albergar una guantera en la que pueden apoyarse latas o guardar bolígrafos sin que rueden continuamente bajo los asientos.

Frente a sus contrincantes , el Mégane puede presumir de contar con unas cotas de habitabilidad que se sitúan entre las mejores de su segmento. Vale, puede que la anchura no sea su fuerte, pero la sensación de agobio queda reducida al contar con una altura de 97 cm en las plazas traseras, fruto de un diseño que, sin ser especialmente voluminoso, ofrece una cota de altura interior similar a la de un monovolumen.

Renault ha vuelto a utilizar la línea que estrenó con el Avantime y que se ha revelado como un gran acierto: todas las cabezas se giran cuando ven pasar un coche “tan raro” –se tarda algún tiempo en decidir si es atractivo o, por el contrario, “poco agraciado”- y, además, se gana en confort.

Sin embargo, una apuesta atrevida también tiene sus inconvenientes. La línea empleada en el portón trasero hace que el maletero pierda capacidad (casi 30 litros respecto a su predecesor, aunque los 380 litros que ofrece siguen situándole entre los más amplios de su segmento) y que resulte “arriesgado” colocar el equipaje: las esquinas son demasiado salientes y, si llueve, el agua acumulada caerá directamente sobre el encargado de colocar las maletas. Además, resulta incómodo cerrar el portón, pues éste pesa bastante y los tiradores quedan demasiado altos. Otra de las soluciones interesantes que aporta el nuevo modelo se centra en el aprovechamiento del espacio bajo el maletero, pues la rueda de repuesto –de tamaño normal- se encuentra situada en posición invertida, de forma que se aprovecha el hueco revestido para poder situar en él objetos de poco uso, como unos guantes, herramientas, etc.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...