Audi S6 4.2i V8 Quattro

Cuando se alían las prestaciones rendidas por un generoso motor V8 de 340 CV con la prestancia de una presentación elegante y la dotación mecánica habitual en la gama S de Audi, sólo puede resultar algo extraordinario, la berlina grande más atractiva del mercado.
-
Audi S6 4.2i V8 Quattro
Audi S6 4.2i V8 Quattro

Algunas veces, para comentar cómo ha resultado un coche tras una prueba, hay que comenzar por el final. Y el final es el instante en que, con las pulsaciones flirteando con el infarto y el sudor apareciendo por los rincones más recónditos de nuestro cuerpo, atinamos a abrir la puerta y cortamos el encendido del motor tras realizar nuestro particular e intrincado recorrido exigente de pruebas. Fue en esta situación cuando una sola idea bloqueaba nuestra mente: Dios mío, ¡cómo se puede ir tan deprisa por una carretera como ésta sin encontrar en la conducción el más mínimo problema!

Y es que el S6 es el compendio más equilibrado de poder, nobleza y confort con que se puede uno encontrar. Algunos dirán: el BMW M5 tiene 400 CV y el Mercedes E55 es más potente que este S6. Y qué. Como reza una publicidad de un conocido fabricante de neumáticos, la potencia sin control no es nada. Y no queremos decir que estos dos magníficos vehículos no sean controlables, Dios nos libre. Pero, para nuestro gusto, el M5 está hipertrofiado mecánicamente, necesitando una suspensión más dura y un férreo control electrónico para que sus ruedas propulsoras no nos pongan en aprietos, y el Mercedes no es más rápido que este Audi, su conducción es más estresante al límite y es significativamente más caro, pues estamos hablando de alrededor de un 30 por ciento más elevado. Por su parte, este S6 consigue transportarte al hiperespacio por algo más de once millones de pesetas, y lo hace en las mejores condiciones de seguridad, aportando la tracción total y el control de estabilidad, un sistema que empieza a funcionar bastante más tarde que en sus rivales de propulsión, pues aquella pone a prueba la adherencia de los neumáticos bastante más tarde que un vehículo de sólo dos ruedas motrices, digan lo que digan los afectados. Sin entrar en más polémicas, sólo queremos recalcar que el S6 demuestra unas maneras increíbles -dado su tamaño y peso- en todo tipo de rutas y que, muchas veces en carreteras secundarias, nos vemos obligados a cambiar a medio régimen porque, si apuramos las marchas, se nos acaba la carretera… y nuestras manos.

El motor, con sus 340 CV, se nos antoja más que suficiente y las cifras de prestaciones no dejan lugar a dudas, las más de 1,8 toneladas del S6 con el conductor a bordo se mueven con una diligencia extrema y una suavidad pasmosa. Bueno, con sólo una excepción. En las arrancadas de ciudad, gestionar con acelerador y embrague toda la potencia y par que se generan desde los primeros giros de cigüeñal puede originar algún tirón indeseado, molesto sobre todo para los acompañantes. La solución es sencilla, el cambio automático Tiptronic.

Galería relacionada

Audi S6 4.2i V8 Quattro

Te recomendamos

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...