Ford Mondeo ST220 / Opel Vectra V6 GTS

Podrían pasar por ser una preparación estética, pero realmente son lo que aparentan ser. Ford y Opel han incluido en sus gamas de Mondeo y Vectra dos variantes con prestaciones y comportamiento de espíritu ciertamente dinámico.
-
Ford Mondeo ST220 / Opel Vectra V6 GTS
Ford Mondeo ST220 / Opel Vectra V6 GTS

A la hora de enfrentarse en carretera, el Ford Mondeo sigue manteniendo una ventaja clara sobre su rival, gracias a la aportación de su bastidor y suspensiones. Bien es cierto que la velocidad de paso por curva con el Vectra es muy elevada y que se puede mantener un ritmo fuerte tanto en carretera con muchas curvas como en autovía/autopista, pero con ciertos matices. Mientras que el Mondeo ofrece unas trazadas limpias con apoyos francos, en el Vectra se nota que las suspensiones no trabajan con la misma eficacia que en caso del Mondeo y hace que las trazadas no terminen de ser lo precisas que el conductor manda con el volante. Claro que tampoco lleva los costosos neumáticos de 18 pulgadas del Ford. En curva resulta mucho más subvirador que el Mondeo, con lo que hay que ir "jugando" con el acelerador para que la parte trasera ayude a entrar en la curva, algo que, por cierto, hace con suma facilidad y sin ningún tipo de movimiento extraño que reste confianza al conductor. Y es que el control de estabilidad tiene un tarado que permite -hasta cierto grado- que el tren trasero deslice para hacer una conducción más eficaz en trazados sinuosos. Otro de los puntos en los que aventaja el Mondeo al Vectra es en el manejo de la palanca de cambios, mucho más rápida y con recorridos más cortos, lo que se agradece a la hora de circular sacando el máximo partido a la caballería que hay bajo el capó delantero.

En un primer momento parece que, cuando nos enfrentamos a un apartado tan material como el del dinero, es el Vectra el que sale vencedor absoluto, ya que el precio base es 3.750 euros inferior al de su rival, pero, analizando con detenimiento el equipamiento, comprobaremos que no es tanta la diferencia que existe. De base, ambos modelos cuentan con un equipamiento de serie bastante generoso en el que se incluyen todo tipo de elementos, tanto de seguridad como de confort. El Mondeo añade de serie, frente al Vectra, ordenador de viaje, los faros de xenón y la pintura metalizada con lo que la diferencia, si igualamos, es menor, pero, aun así, existe, aunque no tan abultada como puede parecer en un principio.

Ciertamente resulta complicado decantarse por uno u otro modelo, ya que cada uno tiene sus ventajas e inconvenientes. El comportamiento dinámico del Mondeo es verdaderamente destacable en todo tipo de trazados, su motor resulta eficaz y consigue unas buenas prestaciones, mientras que el Vectra ofrece una buena suma de dinero de ahorro, el motor tampoco se queda atrás en cuanto a rendimiento y, si bien su comportamiento dinámico no es tan eficaz como el del Mondeo, no por ello se deja de disfrutar con su conducción.

A la hora de enfrentarse en carretera, el Ford Mondeo sigue manteniendo una ventaja clara sobre su rival, gracias a la aportación de su bastidor y suspensiones. Bien es cierto que la velocidad de paso por curva con el Vectra es muy elevada y que se puede mantener un ritmo fuerte tanto en carretera con muchas curvas como en autovía/autopista, pero con ciertos matices. Mientras que el Mondeo ofrece unas trazadas limpias con apoyos francos, en el Vectra se nota que las suspensiones no trabajan con la misma eficacia que en caso del Mondeo y hace que las trazadas no terminen de ser lo precisas que el conductor manda con el volante. Claro que tampoco lleva los costosos neumáticos de 18 pulgadas del Ford. En curva resulta mucho más subvirador que el Mondeo, con lo que hay que ir "jugando" con el acelerador para que la parte trasera ayude a entrar en la curva, algo que, por cierto, hace con suma facilidad y sin ningún tipo de movimiento extraño que reste confianza al conductor. Y es que el control de estabilidad tiene un tarado que permite -hasta cierto grado- que el tren trasero deslice para hacer una conducción más eficaz en trazados sinuosos. Otro de los puntos en los que aventaja el Mondeo al Vectra es en el manejo de la palanca de cambios, mucho más rápida y con recorridos más cortos, lo que se agradece a la hora de circular sacando el máximo partido a la caballería que hay bajo el capó delantero.

En un primer momento parece que, cuando nos enfrentamos a un apartado tan material como el del dinero, es el Vectra el que sale vencedor absoluto, ya que el precio base es 3.750 euros inferior al de su rival, pero, analizando con detenimiento el equipamiento, comprobaremos que no es tanta la diferencia que existe. De base, ambos modelos cuentan con un equipamiento de serie bastante generoso en el que se incluyen todo tipo de elementos, tanto de seguridad como de confort. El Mondeo añade de serie, frente al Vectra, ordenador de viaje, los faros de xenón y la pintura metalizada con lo que la diferencia, si igualamos, es menor, pero, aun así, existe, aunque no tan abultada como puede parecer en un principio.

Ciertamente resulta complicado decantarse por uno u otro modelo, ya que cada uno tiene sus ventajas e inconvenientes. El comportamiento dinámico del Mondeo es verdaderamente destacable en todo tipo de trazados, su motor resulta eficaz y consigue unas buenas prestaciones, mientras que el Vectra ofrece una buena suma de dinero de ahorro, el motor tampoco se queda atrás en cuanto a rendimiento y, si bien su comportamiento dinámico no es tan eficaz como el del Mondeo, no por ello se deja de disfrutar con su conducción.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...