Seat Alhambra V6

El renovado Alhambra estrena el motor más potente de la historia de Seat, con el que será capaz de superar los 215 km/h. Una suspensión muy bien equilibrada se suma a la buena habitabilidad e insonorización del nuevo Alhambra hasta configurar un monovolumen de alto nivel con una atractiva relación precio-contenido.
Autopista -
Seat Alhambra V6
Seat Alhambra V6

La mecánica debería ser la guinda del coche, pero no es generoso a bajo régimen. Su aporte de par es bastante moderado entre las 3.000 y 4.000 rpm y despierta con energía a partir de las 4.000 rpm. Justo al régimen en que los turbodiésel, dominantes del segmento monovolumen, comienzan a acabarse. Y tampoco es usual en este tipo de vehículos que el rango de utilización se extienda sin perder bríos hasta las 6.900 rpm gracias a la distribución variable. Uno puede encontrarse muy cómodo y en relativo silencio circulando en sexta a 130 km/h, a 3.200 rpm, como a la misma velocidad, pero con la cuarta insertada y en zona "caliente", a 4.600 rpm. De hecho, la sexta es una marcha de economía puesto que la velocidad máxima de 217 km/h se consigue en quinta a 6.300 rpm, prácticamente en el régimen de máxima potencia. La última marcha es sólo recomendable para llanear, en autopista o mientras se pugna por dejar el consumo en torno a la barrera de los 10 l/100 km, puesto que las recuperaciones y adelantamientos en carreteras necesitan de la quinta y, en ocasiones, de la cuarta. En este contexto, las ventajas de una motorización generosa se notan, sobre todo, cuando se viaja con carga mediana o máxima. Mientras las mecánicas más habituales con 120/140 CV se resienten sensiblemente en recuperaciones o adelantamientos, en este Alhambra basta reducir y dispondremos de un "plus" a veces muy conveniente para reactivar el elevado ritmo de marcha al que permite rodar. Eso sí, iniciar el movimiento tampoco es tarea fácil para tanto peso.

En el apartado del consumo, si se exprime el cuentavueltas hasta el límite en cada marcha, el gasto se escapa, con valores que pueden alcanzar la frontera de los 20 l/100 km en montaña. El peso y el área frontal no engañan al aire y pasan factura. Por otra parte, a velocidades de crucero moderadas en torno a 120/130 km/h, que será el uso habitual de este vehículo, el gasto, gracias a la sexta "larga", se reduce considerablemente a 12 l/100 km, y las cifras, realmente, pasan a ser bastante moderadas, de lo mejor en su categoría.

La misma calificación se puede aplicar al funcionamiento del sistema de frenos. Aunque el tacto del pedal es algo esponjoso, detener una masa de casi 2.000 kg desde 140 km/h en tan sólo 71 m es brillante, sobre todo teniendo en cuenta que otros monovolumen del mismo tamaño necesitan entre 6 y 10 metros más.

Mientras el Alhambra con motor turbodiésel puede definirse como ideal para una familia numerosa, esta variante de gasolina con alta potencia se adapta muy bien para el transporte rápido y confortable en funciones de empresa o turismo de alto nivel. En este tipo de utilización el precio y el consumo de combustible deberían pasar a un plano menos relevante y el nuevo buque insignia de Seat -por tamaño y precio- adquiere, entonces, todo su sentido.

Galería relacionada

Seat Alhambra V6

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...