Renault Clio 2.0 16V Sport 3p

Sucesor del Clio Williams, con el que la gama Clio anterior ofrecía la configuración más deportiva, esta nueva versión supera a aquél en todos sus apartados, proporcionando, además de unas mejores cualidades dinámicas, elementos de lujo y confort propios de automóviles de categorías superiores.
-
Renault Clio 2.0 16V Sport 3p
Renault Clio 2.0 16V Sport 3p

En el bastidor se mantiene el esquema de suspensiones del resto de la gama, aunque con unos tarados de muelle y amortiguador específicos, excelentemente adaptados y que proporcionan un equilibrio entre eficacia -muy alta- y confort poco usuales. En la adaptación se han aumentado las vías, en 27 mm la delantera y en 14 mm la posterior, por la adopción de unas manguetas también específicas para esta versión. Las carreteras viradas son el hábitat natural de esta nueva versión y en ellas proporciona una eficacia absolutamente diabólica.

Los neumáticos de 195 de sección y perfil 50, montados en llantas de 15 pulgadas, no resultan excesivamente radicales y deslizan con la suficiente progresividad como para avisar con antelación de los límites. La actitud dominante es ligeramente subviradora, pero jugando con la transferencia de masas se puede transformar a nuestro gusto.

En curvas medias y rápidas, el coche es muy neutro y en el momento en el que se inscribe el tren delantero en la trayectoria se puede acelerar sin miedo a reacciones parásitas. Las curvas más lentas tampoco representan mayor problema. El subviraje es muy leve y se puede transformar en un progresivo sobreviraje con levantar el pie del acelerador, para terminar con él, sencillamente volviendo a acelerar. Lo cierto es que presenta una facilidad de conducción notable y transmite una sensación de control y seguridad al conductor poco común. Pero, si hay algo sorprendente en este Clio Renault Sport es su motricidad. Prácticamente en toda circunstancia las ruedas delanteras son capaces de transmitir al suelo la potencia y solamente en situaciones muy extremas llega a patinar la rueda interior levemente. Los frenos cumplen a la perfección con su cometido y presentan una altísima resistencia al calentamiento, así como una capacidad de dosificación excelente para conducción deportiva.

En la primera quincena de abril se pondrá a la venta esta nueva versión del Clio, para la que Renault ha puesto un precio sumamente competitivo, que se queda justo por debajo de los tres millones de pesetas. El equipamiento es cerrado y carece de opciones. Lo cierto es que tampoco las necesita. Todo lo que puede esperarse se incluye en el equipamiento de serie. En conjunto el resultado es sumamente satisfactorio y para resumir sus cualidades se puede definir como un auténtico «Grupo N» de lujo.

Galería relacionada

Renault Clio 2.0 16V Sport 3p

Te recomendamos

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...