Volkswagen Polo 1.4 Tdi Trendline

El Polo TDi tiene lo mejor de Volkswagen y no es caro; de hecho, prácticamente cuesta lo mismo a igualdad de equipamiento que modelos como Fiat Punto JTD o Peugeot 206 HDi.
-
Volkswagen Polo 1.4 Tdi Trendline
Volkswagen Polo 1.4 Tdi Trendline

bastidor. La estética varía por fuera con una nueva parrilla, faros, paragolpes (ambos), capó y portón. Por dentro hay un salpicadero distinto, que incluye una instrumentación de marco redondo y la iluminación lila característica de Volkswagen. La nueva carrocería tiene pequeños detalles muy interesantes, como un capó soportado por muelles y amortiguadores (más seguro) y -en la versión Trendline- unos excelentes asientos por tamaño, forma y posibilidades de ajuste, o una toma de corriente en el maletero. El bastidor también es mejor ahora. Está completamente galvanizado (algo muy infrecuente en esta categoría) y es más resistente a la torsión. La vía delantera (distancia entre centros de rueda) es 20 mm mayor para mejorar la estabilidad y han cambiado los soportes de los amortiguadores también con el mismo fin. Todos los Polo de 75 CV o más tienen frenos de disco en las cuatro ruedas.

Pero la principal novedad en el Polo es el motor Diesel de 1,4 litros y 75 CV. Es un tres cilindros con turbocompresor, intercooler y alimentación por inyector-bomba, que se distingue por una presión muy alta (superior a 2.000 bares). El resultado de este motor desde el punto de vista del rendimiento es excepcional. Gasta menos que cualquiera de sus competidores con motor de inyección directa (Punto, 206, Clio o Ibiza) y es prácticamente tan rápido como el que más (que es el 206).

El consumo a velocidad moderada y con una conducción suave puede bajar de 4 l/100 km; en ciudad es raro que pase de 6 litros, y en nuestro recorrido rápido de autovía (muy exigente porque tiene frecuentes y fuertes desniveles) ha gastado -a una media de 147 km/h- 7,7 l/100 km. Para conseguir esa media en ese recorrido no ha sido necesario aprovechar al máximo las posibilidades del coche, porque el motor tiene mucha fuerza. No se puede considerar que 7,7 l/100 km sea el consumo máximo en todas circunstancias, pero sí es el máximo dentro de lo normal.

<

p> En rampas con mucha inclinación se puede mantener una velocidad muy alta en quinta velocidad y la cuarta sirve para recuperar el ritmo de viaje rápidamente, incluso desde la retención que causa un camión lento adelantando a otro más lento aún. Lo que no tiene este motor es suavidad.

<

p> La regularidad de funcionamiento de un motor de tres cilindros no es tan buena como la de uno de cuatro; aunque tiene un eje de equilibrado (con contrapesos), las vibraciones y la aspereza que transmiten son superiores a las de otros Diesel modernos.

Te recomendamos

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...