Ford Focus 1.8 TDdi Ambiente

Posicionado como una versión accesible económicamente y disponible tan sólo en acabado Ambiente, la opción de 75 CV del motor TDdi de Ford presenta un enfoque poco ambicioso, tanto en su configuración interior como en sus prestaciones de claro corte turístico.
-
Ford Focus 1.8 TDdi Ambiente
Ford Focus 1.8 TDdi Ambiente

A diferencia de lo que suele buscarse en otras ocasiones, la nueva versión del Focus TDdi no es más potente, sino menos. Esta opción que dispone del mismo motor que su homólogo de 90 CV ha recibido una serie de modificaciones que dejan su rendimiento en 75 CV. ¿Motivo?, ofrecer una posibilidad de compra más asequible y más variedad al posible comprador, que, de esta manera, puede adaptar mejor la compra a sus necesidades económicas o de servicio. La intención del fabricante respecto a esta versión queda clara en el hecho de estar tan sólo disponible en acabado Ambiente, la configuración más modesta de las tres disponibles para el Focus, lo que unido a su menor rendimiento define un planteamiento en el que la funcionalidad y la economía representan sus dos prioridades básicas. La configuración Ambiente presenta una dotación de serie bastante razonable, en la que elementos como el cierre centralizado, los elevalunas delanteros, la regulación de volante en altura y profundidad y el doble airbag están incluidos en el precio base. Sin embargo, se hace necesario rascar un poco más el bolsillo para disponer de aire acondicionado o ABS, así como, para los más caprichosos, otros aditamentos menos necesarios como las llantas de aleación, el mando a distancia o la pintura metalizada. El sistema de «packs» que articula las opciones disponibles puede llegar a elevar el precio del coche incluso por encima de los 2,5 millones, lo que puede llegar a anular la ventaja inicial en precio de la que goza de partida.

Los cambios en el motor se centran en una gestión específica de la bomba, un “intercooler” de menor tamaño que el de la versión de 90 CV y una presión máxima de soplado inferior. Todos estos cambios comportan, por una parte un rendimiento de 75 CV, pero también ofrecen la contrapartida positiva, al menos sobre el papel, de proporcionar una curva de rendimiento más uniforme y adelantar hasta las 1.800 vueltas el par máximo. Decimos sobre el papel porque, en la práctica, no ocurre exactamente eso. Nuestra unidad de pruebas ha llegado hasta los 83,6 CV de potencia a un moderadísimo régimen de 3.420 rpm y el par se ha acercado a la barrera de los 20 mkg, aunque a un régimen netamente superior que el anunciado -2.250 rpm-. Al volante esta característica es plenamente perceptible desde los primeros kilómetros recorridos. El margen de utilización es bastante corto. Hasta que la aguja del cuentavueltas no alcanza 2.000 vueltas la respuesta no dispone de la esperada contundencia y una vez que superamos las 3.500 rpm la bajada de empuje es significativa. Esto reduce la gama de revoluciones operativa a un margen poco mayor de 1.500 vueltas, lo que nos obliga a no perder de vista el cuentavueltas para mantener el motor en él.

Galería relacionada

Ford Focus 1.8 TDdi Ambiente 5p

Te recomendamos

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...