Ford Mondeo 1.8 16v Trend / Nissan Primera 1.8 16V Acenta

Líneas modernas, interiores amplios y propulsores voluntariosos son el denominador común de los modelos enfrentados, inscritos en el punto medio de sus respectivas gamas de gasolina.
-
Ford Mondeo 1.8 16v Trend / Nissan Primera 1.8 16V Acenta
Ford Mondeo 1.8 16v Trend / Nissan Primera 1.8 16V Acenta

Independientemente del manejo, lo que sí hemos podido detectar es la baja potencia del sistema de refrigeración para adecuar la temperatura del habitáculo. Con ambiente primaveral y temperaturas exteriores que no superaban los 26ºC ni siquiera en las horas centrales del día, el dispositivo apenas lograba despedir aire frío por las toberas, con un caudal bastante bajo, aunque el ventilador se encontrara funcionando a máxima potencia. Probablemente esta actuación sea en aras de aumentar la seguridad para no restar potencia al motor, pero en la práctica no se logra un ambiente agradable en el interior.

En cuanto a las dimensiones del habitáculo, las cotas sólo son comparables en las plazas delanteras, con una anchura muy similar entre ambos. En la parte trasera el Mondeo no sólo lo aventaja en cinco centímetros de anchura, sino que, además, dispone de ocho centímetros adicionales para las piernas. En cuanto a la capacidad de maletero, no hay una diferencia significativa, aunque los pasos de rueda del Nissan son más intrusivos y condicionan las posibilidades de carga.

En el plano dinámico se vuelven a mostrar de forma clara las diferencias. Para empezar, el Mondeo es más potente sobre el papel y más aún lo es en la práctica, pues de los 125 CV teóricos anunciados por el fabricante hemos llegado a comprobar más de 129 en nuestro banco de potencia. El Primera, más modesto y pesado, anuncia 116, pero no ha llegado a obtener esa cantidad, posiblemente por estar poco rodado. Aun así, las cifras de prestaciones hablan por sí solas, con diferencias de unos dos segundos en la mayoría de las mediciones efectuadas. Con unos desarrollos de cambio muy parejos, la mayor cifra de potencia y par que suministra el motor Ford se refleja en las prestaciones, pues los consumos son casi iguales en ambos. No obstante, se ve la intención de los ingenieros de Nissan en la respuesta que han querido dar al motor 1.8, muy suave y progresivo, carente de vibraciones y con unos niveles de sonoridad especialmente bajos si no se insiste sobre el acelerador. Apenas hay ruidos aerodinámicos que se filtren al interior, aunque la necesidad de subir de vueltas el motor hasta la zona cercana al régimen de corte para obtener una buena respuesta dinámica, aumenta el nivel de ruido de forma considerable.

En el plano dinámico destacan por encima de la media con claridad. Tanto, que el paso por curva puede llegar a ser vertiginoso en ambos casos. Las suspensiones más blandas del Mondeo, que inclina bastante la carrocería en los cambios de apoyo, no condicionan de forma decisiva el comportamiento del modelo. Absorben bien, aunque sobre firmes rizados se producen algunos rebotes de carrocería. El comportamiento del Primera, sujetándose hasta límites insospechados, sorprende positivamente. Es más firme de suspensión, pero no más incómodo. Tan sólo la dirección requiere cierta adaptación por parte del conductor: se muestra algo dura en el inicio del giro y produce cierta reacción para cambiar el sentido en maniobras bruscas, pero permite girar el coche de forma muy rápida. El Mondeo tiene más asistencia de dirección y resulta más fácil redondear una trazada, pero no responde con tanta velocidad al inicio del giro.

En cuanto al equipamiento, en el Primera se han cuidado más los detalles, con elementos incluidos de serie que todavía algunos de sus rivales no pueden instalar como opción. Así, los faros de xenón, la cámara de vídeo o las llantas de aleación de 17 pulgadas forman parte del equipamiento de esta variante Acenta, aunque, como decíamos antes, el ESP no se encuentra disponible ni como opción. Entrando en pequeños detalles podemos apreciar que se ha prestado especial atención en elementos concretos que el Mondeo no incluye en esta variante Trend, como la posibilidad de regular la intensidad de luz del habitáculo, la guantera con llave o luz para las plazas traseras.

Independientemente del manejo, lo que sí hemos podido detectar es la baja potencia del sistema de refrigeración para adecuar la temperatura del habitáculo. Con ambiente primaveral y temperaturas exteriores que no superaban los 26ºC ni siquiera en las horas centrales del día, el dispositivo apenas lograba despedir aire frío por las toberas, con un caudal bastante bajo, aunque el ventilador se encontrara funcionando a máxima potencia. Probablemente esta actuación sea en aras de aumentar la seguridad para no restar potencia al motor, pero en la práctica no se logra un ambiente agradable en el interior.

En cuanto a las dimensiones del habitáculo, las cotas sólo son comparables en las plazas delanteras, con una anchura muy similar entre ambos. En la parte trasera el Mondeo no sólo lo aventaja en cinco centímetros de anchura, sino que, además, dispone de ocho centímetros adicionales para las piernas. En cuanto a la capacidad de maletero, no hay una diferencia significativa, aunque los pasos de rueda del Nissan son más intrusivos y condicionan las posibilidades de carga.

En el plano dinámico se vuelven a mostrar de forma clara las diferencias. Para empezar, el Mondeo es más potente sobre el papel y más aún lo es en la práctica, pues de los 125 CV teóricos anunciados por el fabricante hemos llegado a comprobar más de 129 en nuestro banco de potencia. El Primera, más modesto y pesado, anuncia 116, pero no ha llegado a obtener esa cantidad, posiblemente por estar poco rodado. Aun así, las cifras de prestaciones hablan por sí solas, con diferencias de unos dos segundos en la mayoría de las mediciones efectuadas. Con unos desarrollos de cambio muy parejos, la mayor cifra de potencia y par que suministra el motor Ford se refleja en las prestaciones, pues los consumos son casi iguales en ambos. No obstante, se ve la intención de los ingenieros de Nissan en la respuesta que han querido dar al motor 1.8, muy suave y progresivo, carente de vibraciones y con unos niveles de sonoridad especialmente bajos si no se insiste sobre el acelerador. Apenas hay ruidos aerodinámicos que se filtren al interior, aunque la necesidad de subir de vueltas el motor hasta la zona cercana al régimen de corte para obtener una buena respuesta dinámica, aumenta el nivel de ruido de forma considerable.

En el plano dinámico destacan por encima de la media con claridad. Tanto, que el paso por curva puede llegar a ser vertiginoso en ambos casos. Las suspensiones más blandas del Mondeo, que inclina bastante la carrocería en los cambios de apoyo, no condicionan de forma decisiva el comportamiento del modelo. Absorben bien, aunque sobre firmes rizados se producen algunos rebotes de carrocería. El comportamiento del Primera, sujetándose hasta límites insospechados, sorprende positivamente. Es más firme de suspensión, pero no más incómodo. Tan sólo la dirección requiere cierta adaptación por parte del conductor: se muestra algo dura en el inicio del giro y produce cierta reacción para cambiar el sentido en maniobras bruscas, pero permite girar el coche de forma muy rápida. El Mondeo tiene más asistencia de dirección y resulta más fácil redondear una trazada, pero no responde con tanta velocidad al inicio del giro.

En cuanto al equipamiento, en el Primera se han cuidado más los detalles, con elementos incluidos de serie que todavía algunos de sus rivales no pueden instalar como opción. Así, los faros de xenón, la cámara de vídeo o las llantas de aleación de 17 pulgadas forman parte del equipamiento de esta variante Acenta, aunque, como decíamos antes, el ESP no se encuentra disponible ni como opción. Entrando en pequeños detalles podemos apreciar que se ha prestado especial atención en elementos concretos que el Mondeo no incluye en esta variante Trend, como la posibilidad de regular la intensidad de luz del habitáculo, la guantera con llave o luz para las plazas traseras.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...