Jaguar X-Type Wagon 2.0 D

El lujo con cabeza, el gasóleo con chispa, el familiar con cintura... Un wagon, Diesel y, ante todo, Jaguar.
-
Jaguar X-Type Wagon 2.0 D
Jaguar X-Type Wagon 2.0 D

Raíles en el techo para transportar esquís o bicicletas (de serie, por cierto), portón que se abre y deja al descubierto un generoso maletero (además es de doble apertura: luna trasera o conjunto)... Si te fijas, verás que elementos de coche familiar no le faltan, pero, para verlos, tendrás que prestar atención, ya que los diseñadores de Jaguar le han dado un toque felino; rasgos de coupé salpican toda su carrocería.

En realidad, hasta el pilar B (el central) es idéntico a la berlina, pero, a partir de ahí, se han encargado de darle “dinamismo” al conjunto. El techo desciende en forma de cuña para disimular sus centímetros de más, un pequeño spoiler corona la parte trasera, ventanas angulosas rasgan todo su lateral y, para rematar su zaga, han puesto unos faros que, según aseguran, están inspirados en los cazas de aviación...

¿Un wagon? Sí, pero de altos vuelos. A pesar de medir cinco centímetros más que el X-Type berlina, sólo pesa 65 kilos más que ésta. No es un familiar al uso y eso queda claro en carretera. Las suspensiones mantienen el esquema de la berlina, pero se han adaptado los muelles y amortiguadores. Así, sigue invitando a una conducción deportiva.

No hace tanto que pasó por nuestras manos la versión berlina con el mismo motor. La recordábamos perfectamente y, ahora que estamos al volante del Wagon, tenemos que decir que no nos sentimos decepcionados. Los datos de nuestro Centro Técnico confirmaron nuestra teoría.

X-Type X-Type Wagon
Aceleración 0 a 1.000 metros (segundos) 31,73 33,07
Recuperación 1.000 metros (segundos)
4ª a 40 km/h
5ª a 50 km/h

33,17
35,79

33,8
35,8
Adelantamientos 60-120 km/h en 3ª (segundos) 10,55 11,08
Frenada a 140 km/h (metros) 74,5 73,2

Se mantiene su soltura felina. En curvas rápidas, nada más entrar ya tenemos colocada la zaga para salir de inmediato. Este Jaguar lleva de serie control de estabilidad desconectable (es una opción).

En autopista, demuestra su carácter de gran rodador: kilómetros, kilómetros, kilómetros... y no te enteras. Su insonorización es muy buena: al habitáculo no se filtra ningún ruido, ningún bache, ningún problema... Si quieres realizar una conducción más cómoda, puedes programar el control de velocidad y ya no te tienes que preocupar ni de acelerar (mantiene el ritmo de forma constante).

¿Y en ciudad? Aquí empiezan los problemas y no por su maniobrabilidad. Es un coche muy largo, pero la dirección apenas tiene 2,75 vueltas de volante y, además, cuenta con sensores -son una opción- que ayudan a aparcar (controlan la parte delantera, la trasera y también los laterales). El inconveniente es cómo mantenerse a salvo de “miradas ajenas”. Pero, en eso también ha pensado Jaguar. El portón tiene doble apertura (podemos abrir toda la puerta o sólo la parte de la luna), tenemos una cortina de lona para ocultar los objetos, hay un compartimiento oculto tras el suelo del maletero...

La marca se ha tomado en serio el tema de la seguridad personal de sus clientes: si pulsamos tres veces los botones del mando a distancia, podemos activar la alarma. También se conectará si el coche está cerrado y se detecta un movimiento en el interior o si la carrocería se inclina (como si estuvieran subiéndola con un gato).

Galería relacionada

Jaguar X-Type Wagon 2.0 D

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...