Lexus RX300 President

Como su estética muestra fielmente, el Lexus RX300 está mucho más cerca de una berlina de lujo que de un todo terreno convencional, aunque permite algunas escapadas…
Autopista -
Lexus RX300 President
Lexus RX300 President

De lo que no cabe duda es de su pertenencia a la familia Lexus, o ¿a Toyota? En realidad hay un “ADN” común, pues el diseñador del último Land Cruiser fue quien perfiló las líneas maestras del Lexus RX300. Sólo hay que ver las formas de los faros, los pasos de rueda, los ángulos de las ventanillas o los grupos ópticos posteriores para darse cuenta del nexo común entre ambas marcas.

Según los responsables de la marca, no han querido desviarse mucho de la imagen inicial del modelo, pues más de 500.000 unidades avalan el éxito del RX, especialmente en el mercado norteamericano, donde es apreciado de forma espectacular. Aun así, a nosotros nos parece demasiado continuista.

En cualquier caso, el diseño no está reñido con la tecnología, lo que ha permitido integrar algunos elementos de última hornada bajo una carrocería más o menos “convencional”. Nos referimos a elementos como los faros de xenón adaptativos, que iluminan la zona interior de las curvas en función del ángulo de giro y la velocidad del coche, los grupos ópticos posteriores formados por conjuntos de diodos LED independientes, cuyas principales características radican en la velocidad de encendido (diez veces mayor que una lámpara incandescente convencional) y en su bajo consumo de energía.

Tampoco pasan desapercibidos sus cristales hidrófugos tintados, que repelen el agua y la suciedad y permiten mantener el habitáculo aislado de los efectos de los rayos del sol, o las suspensiones neumáticas regulables, que contribuyen a rebajar la altura de la carrocería cuando se circula por autopista, disminuyendo así, de forma considerable, el coeficiente aerodinámico del conjunto (Cx=0,33, un valor extraordinario para un modelo de tales dimensiones).

Otros elementos que aportan su granito de arena a la hora de conducir de forma descansada y placentera, especialmente en zonas urbanas, son el dispositivo de apertura automática del portón posterior mediante el mando a distancia de la llave o bien por un pulsador interno, además, claro está, del sistema de circuito de televisión con ayuda al aparcamiento, que no sólo muestra la parte “muerta” de visión tras el coche, sino que, en función del giro efectuado, nos indica dónde quedará el coche aparcado.

En el interior tampoco se han escatimado recursos para que los ocupantes viajen a gusto. Asientos delanteros eléctricos con memoria, tapizados en fina piel y calefactados, volante regulable con mecanismo eléctrico, revestido en cuero y con mandos integrados, cambio automático de cinco relaciones, molduras de madera y aluminio, instrumentación optoelectrónica con reglaje automático de la intensidad, equipo de audio de altísima fidelidad “Mark Levinson” con procesador de sonido digital y regulador de nivel de potencia, sistema de navegación con pantalla táctil y DVD, asientos posteriores deslizantes con respaldos reclinables o climatizador automático bizona son parte de los elementos que contribuyen a mejorar la calidad de vida a bordo del RX300 en acabado President, tope de gama del modelo.

Sólo nos ha disgustado de su interior la utilización de un freno de estacionamiento de pedal, un elemento que contrasta claramente con el derroche de tecnología empleado en el modelo japonés. Incluso en modelos de la gama del Renault Mégane ya se ofrecen sistemas de freno de estacionamiento electrónico, por no decir en la casi totalidad de las berlinas de representación disponibles en el mercado.

En materia de seguridad, tanto activa como pasiva, la marca hace un gran alarde de dispositivos protectores: sistema antibloqueo de frenos ABS con distribuidor electrónico de la fuerza de frenado y sistema de ayuda a la frenada de emergencia BAS, control de estabilidad –en este caso, llamado VSC- los ya mencionados sistemas de iluminación, con xenón y LED, amén de los airbags frontales, laterales delanteros y traseros, de cortina, y hasta de rodillas para el conductor.

Las plazas traseras teóricamente son más amplias y disponen de mayor número de huecos, bandejas y demás dispositivos para colocar objetos, pero, debido al mayor guarnecido de los asientos, con el metro en la mano no se aprecia un incremento del espacio, que, por otra parte, resulta más que suficiente para que dos adultos viajen en ellas, al menos con la misma comodidad que si lo hicieran en una gran berlina de representación.

La posibilidad de desplazar los asientos mediante carriles permite elegir la configuración más adecuada en función de las necesidades del momento. No obstante, el maletero ha perdido 50 litros respecto al anterior RX, quedando su capacidad total en 439 litros en configuración normal. Además, bajo el piso del maletero se encuentran unos huecos específicos dotados de sistema de apertura automática, con bastante capacidad y fácil acceso.

La nueva generación del modelo se parece mucho a la anterior, a pesar de que esta edición estrena una plataforma nueva de mayores dimensiones. El RX ha crecido en todas las cotas: 160 mm en longitud, 35 en anchura y, lo más significativo, 100 mm en distancia entre ejes.

Pero este incremento de dimensiones no se aprecia a simple vista. Ni siquiera las formas de la carrocería permiten diferenciarlo a vuelapluma. Para poder distinguir con cierta facilidad al nuevo representante nipón, es necesario prestar mayor atención a sus formas u observar las dos versiones frente a frente.

Galería relacionada

Lexus RX 300 President

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Contar con un neumático todo tiempo como el Bridgestone Weather Control A005 te garan...

SYM se ha consolidado como una de las referencias en el mundo del scooter en nuestro ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...