Subaru Legacy Station Wagon 2.0 AWD

Gran capacidad, listo para circular por terrenos complicados, motor bóxer... Es un coche pensado para que ningún imprevisto nos deje fuera de juego.
-
Subaru Legacy Station Wagon 2.0 AWD
Subaru Legacy Station Wagon 2.0 AWD

Monta un propulsor de cuatro cilindros horizontales opuestos (es lo que se denomina arquitectura bóxer) de 1.994 cm3. El propulsor está realizado en aleación ligera, material que se extiende también al bloque motor, y dispone de culata de 16 válvulas. A pesar de esta carta de presentación, no se trata de una mecánica rabiosa, pero, desde luego, se basta y se sobra para mover con suficiencia el coche. Eso sí, hay que tener un poco de paciencia.

Se muestra algo remolón a bajo régimen. Hay que esperar hasta las 2.500 vueltas para disfrutar de una conducción algo más deportiva, lo cual no acarrea ningún problema, ya que –a pesar de llevarlo en ese margen- ni su sonoridad ni su consumo se disparan. Además, si lo que precisamos es fuerza, tenemos la reductora.

Sus 140 CV oficiales (según nuestras mediciones, queda un pelín por debajo, 135 CV a 5.490 rpm) no le permiten obtener las marcas de algunos rivales incluso de menor cilindrada. De hecho, en la lucha contra el crono, podemos asegurar que es uno de los más lentos. Sin embargo, permite movernos a ritmos muy vivos por la autopista. Las aceleraciones, en realidad, no son un problema, pasa más factura a la hora de recuperar (en quinta marcha, a 50 km/h tardará más de 40 segundos en recorrer 1.000 metros).

Pequeños “peros” para un coche que puede presumir de ser verdaderamente parco en consumo. Tan sólo precisa 8,7 litros de combustible para recorrer 100 kilómetros, unas marcas que ninguno de sus rivales iguala. En este apartado es, simplemente, el mejor.

A pesar de su imagen, más deportiva que la de otros station wagon, Subaru no puede negar que han querido potenciar el uso familiar del coche. De hecho, las suspensiones favorecen más el confort que la conducción dinámica. En ocasiones, incluso resulta demasiado blando. No hay que olvidar que es un coche muy alto, por lo que esta característica se hace más evidente. Si circulamos un poco rápido y encontramos un bache, el asfalto algo roto o un simple cambio de rasante, tenemos la sensación un poco desagradable de que el coche rebota ligeramente.
La dirección también se ha ajustado buscando más la comodidad que el uso deportivo y resulta demasiado asistida.
Pero, calma. El comprador tiene que ser consciente de que no es un coche para ir de carreras. Su comportamiento, en verdad, no dista mucho del de la berlina de la que deriva. Además, conducirlo nos resultó realmente agradable.

El apartado de frenos está bien resuelto. Este modelo sólo pesa 20 kilos más que la berlina, pero los ingenieros de la marca han decidido aumentar considerablemente sus frenos (su diámetro se ha incrementado en 2,5 centímetros y son de disco en las cuatro ruedas). Las distancias de frenado son buenas, pero hay que indicar que no se ofrece control de estabilidad de serie. Éste es una opción (360 euros), un detalle que contrasta si tenemos en cuenta que este modelo incluye de fábrica elementos más caros y, a nuestro juicio, más prescindibles, como los asientos calefactados.

A pesar de sus dimensiones, el Legacy Station Wagon es un coche muy manejable. Maniobrar con él es sencillo, ya que la visibilidad es muy buena. La postura al volante también es cómoda: los asientos sujetan muy bien el cuerpo, tiene múltiples regulaciones, los elementos presentan muy buen tacto y todo queda a mano.

En las demás plazas, también se puede viajar cómodamente, incluso tres adultos en los asientos traseros. Pero, si recurrimos a la cinta métrica, vemos que no es el que posee un habitáculo más generoso. El rey del espacio (si valoramos todas las mediciones) es el Ford Mondeo Wagon.

Subaru Legacy Station Wagon Citroën C5 Break Opel Vectra Station Wagon Renault Laguna Grand Tour Ford Mondeo Wagon Volkswagen Passat Variant
Anchura en las plazas traseras 135 mm 141 mm 137 mm 139 mm 139 mm 137 mm
Espacio para las piernas atrás 80 mm 76 mm 83 mm 76 mm 84 mm 82 mm
Altura en las plazas traseras 97 mm 102 mm 98 mm 88 mm 99 mm 100 mm

Éste es uno de los puntos fuertes de este modelo. No olvidemos que se trata de la versión de acceso a la gama, pero eso no impide que encontremos elementos que muchos cobran como extra o ni siquiera ofrecen. En esta versión se incluyen de serie asientos delanteros calefactables, climatizador, control de velocidad de crucero, llantas de aleación, radio CD con seis altavoces, tapicería de cuero...

El precio final no se distancia demasiado de sus rivales, pero hay que indicar que la mayoría de éstos, por ese precio, ofrecen mecánicas más potentes y el ESP de serie.

Galería relacionada

Subaru Legacy SW

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...