Skoda Octavia 2004

Después de ocho años, el Skoda Octavia se ha ganado un merecidísimo relevo. La nueva generación toma el testigo con el mismo compromiso: mecánicas solventes, mucho espacio interior y un precio ajustado.
-
Skoda Octavia 2004
Skoda Octavia 2004

El nuevo Skoda responde a la actual estrategia de renovaciones del grupo Volkswagen, que bien pudiera denominarse “cambio tranquilo”, ahora que este eslogan tiene tanta fuerza. Y es que, al igual que ha sucedido con el Golf, el Audi A3 y el Audi A6, el Skoda Octavia se pone al día sin estridencias, con un estética muy parecida a la que ya conocíamos. “No queríamos destrozar la imagen conocida y necesitábamos renovar el coche sin arruinar el equilibrio entre precio y rendimiento”, explica Harald Ludanek, responsable del desarrollo técnico del coche.

Así, pese a crecer en tamaño, el Octavia sigue siendo un coche de término medio. Está por encima de los compactos por envergadura y, por lo mismo, no llega a entrar en la categoría de las berlinas medias. En esa tierra de nadie se mantiene como una opción excelente para los que necesiten espacio en el coche y un satisfactorio nivel de prestaciones. Además, los precios siguen siendo muy competitivos.

<

p> Los cambios más visibles están en el frontal, donde la parrilla gana en superficie y el capó recibe unos pliegues en forma de cuña que le dan un aire más compacto y robusto. En los laterales se han marcado un poco más las líneas -no mucho- y en la zaga, algo más rotunda, nuevos grupos ópticos con las luces dispuestas en forma de “C” ponen el toque de originalidad. Los intermitentes integrados en los retrovisores son otro rasgo novedoso.

En el interior tampoco se puede buscar una ruptura. El Octavia es ahora más moderno, más actual, pero mantiene la sobriedad que caracterizó a la generación anterior. Si acaso, se ha incidido en los aspectos que mejoran la habitabilidad: hay más espacio, más guanteras, más portavasos, un cajón con tapa sobre el salpicadero, huecos refrigerados...

Los materiales han mejorado, lo mismo que los acabados, pero no se ha hecho un gran alarde para darle distinción al habitáculo. Hay detalles de buen gusto, como los remates en cuero y los muchos plásticos blandos que sustituyen a los duros de antes, pero también hay puntos mejorables, como la ubicación de los mandos de los espejos retrovisores, que es incómoda.

Aunque todavía no hay precios definitivos, Víctor Sarasola, responsable del Octavia en España, asegura que las tarifas estarán entre los 16.500 euros de la versión más básica y los 23.500 que cueste la más equipada de todas. Se podrán comprar a partir de junio.

<

p> Con estos precios y estos mimbres, en Skoda confían en batir sus récords de ventas para este modelo. Eso supone vender alrededor de 7.500 coches en nuestro país, muy por encima de los 6.800 que vendieron en 2003. En todo el mundo, el listón se colocaría por encima de las 165.000 unidades que se matricularon el año pasado. Por cierto: en febrero, las fábricas de Skoda produjeron la unidad un millón de este modelo que nació en 1996.
Versiones a la venta en España
En nuestro país se ponen a la venta los motores 1.6 de 102 CV, 1.6 FSI de 115 CV, 2.0 FSI de 140 CV, 1.9 TDI de 105 CV y 2.0 TDI de 150 CV. El primero sólo se ofrece con el acabado Classic, el más bajo de la gama. El FSI de 115 CV va sólo con la terminación Ambiente, mientras que el acabado Elegance se une al FSI de 150 CV. En Diesel, el 1.9 se puede elegir en Classic o en Ambiente, mientras que el 2.0 está disponible con los Ambiente y los Elegance.

<

p> A las versiones que se acaban de mostrar se unirán pronto otra con carrocería familiar que se presentará en el Salón de París (septiembre) y, algo después, otra con tracción a las cuatro ruedas.

El acabado más bajo, el Classic, es el de base, el que sirve para construir el resto de paquetes de equipamiento. En este caso, la base supone, por ejemplo, la presencia del climatizador Climatic (no dual), los elevalunas eléctricos delanteros, los retrovisores eléctricos y calefactados, el volante regulable en altura y profundidad, el asiento del conductor regulable en altura, los cuatro airbags, el ABS y los anclajes Isofix.

El siguiente escalón, el Ambiente, introduce sobre lo anterior elementos como los airbags de cabeza, los elevalunas traseros, el ordenador de a bordo, los faros antiniebla y el mando remoto del cierre.

<

p> El acabado superior, el Elegance, permite disfrutar del climatizador dual Climatronic, los remates en cuero, el reposabrazos delantero con guantera refrigerada integrada, las llantas de aleación, y la preinstalación del equipo de sonido con ocho altavoces.

<

p> El apartado de opciones cuenta con elementos como el navegador por satélite con pantalla en color de 6,5 pulgadas, el asistente de luces (con activación automática al acercarse o alejarse del coche), los faros de xenón, el volante con mandos de la radio, los sensorers de lluvia y aparcamiento, la alarma, los airbags de cabeza, el control de la presión de los neumáticos y el ESP (de serie en el 2.0 FSI y el 2.0 TDI).

El nuevo Skoda responde a la actual estrategia de renovaciones del grupo Volkswagen, que bien pudiera denominarse “cambio tranquilo”, ahora que este eslogan tiene tanta fuerza. Y es que, al igual que ha sucedido con el Golf, el Audi A3 y el Audi A6, el Skoda Octavia se pone al día sin estridencias, con un estética muy parecida a la que ya conocíamos. “No queríamos destrozar la imagen conocida y necesitábamos renovar el coche sin arruinar el equilibrio entre precio y rendimiento”, explica Harald Ludanek, responsable del desarrollo técnico del coche.

Así, pese a crecer en tamaño, el Octavia sigue siendo un coche de término medio. Está por encima de los compactos por envergadura y, por lo mismo, no llega a entrar en la categoría de las berlinas medias. En esa tierra de nadie se mantiene como una opción excelente para los que necesiten espacio en el coche y un satisfactorio nivel de prestaciones. Además, los precios siguen siendo muy competitivos.

<

p> Los cambios más visibles están en el frontal, donde la parrilla gana en superficie y el capó recibe unos pliegues en forma de cuña que le dan un aire más compacto y robusto. En los laterales se han marcado un poco más las líneas -no mucho- y en la zaga, algo más rotunda, nuevos grupos ópticos con las luces dispuestas en forma de “C” ponen el toque de originalidad. Los intermitentes integrados en los retrovisores son otro rasgo novedoso.

En el interior tampoco se puede buscar una ruptura. El Octavia es ahora más moderno, más actual, pero mantiene la sobriedad que caracterizó a la generación anterior. Si acaso, se ha incidido en los aspectos que mejoran la habitabilidad: hay más espacio, más guanteras, más portavasos, un cajón con tapa sobre el salpicadero, huecos refrigerados...

Los materiales han mejorado, lo mismo que los acabados, pero no se ha hecho un gran alarde para darle distinción al habitáculo. Hay detalles de buen gusto, como los remates en cuero y los muchos plásticos blandos que sustituyen a los duros de antes, pero también hay puntos mejorables, como la ubicación de los mandos de los espejos retrovisores, que es incómoda.

Aunque todavía no hay precios definitivos, Víctor Sarasola, responsable del Octavia en España, asegura que las tarifas estarán entre los 16.500 euros de la versión más básica y los 23.500 que cueste la más equipada de todas. Se podrán comprar a partir de junio.

<

p> Con estos precios y estos mimbres, en Skoda confían en batir sus récords de ventas para este modelo. Eso supone vender alrededor de 7.500 coches en nuestro país, muy por encima de los 6.800 que vendieron en 2003. En todo el mundo, el listón se colocaría por encima de las 165.000 unidades que se matricularon el año pasado. Por cierto: en febrero, las fábricas de Skoda produjeron la unidad un millón de este modelo que nació en 1996.
Versiones a la venta en España
En nuestro país se ponen a la venta los motores 1.6 de 102 CV, 1.6 FSI de 115 CV, 2.0 FSI de 140 CV, 1.9 TDI de 105 CV y 2.0 TDI de 150 CV. El primero sólo se ofrece con el acabado Classic, el más bajo de la gama. El FSI de 115 CV va sólo con la terminación Ambiente, mientras que el acabado Elegance se une al FSI de 150 CV. En Diesel, el 1.9 se puede elegir en Classic o en Ambiente, mientras que el 2.0 está disponible con los Ambiente y los Elegance.

<

p> A las versiones que se acaban de mostrar se unirán pronto otra con carrocería familiar que se presentará en el Salón de París (septiembre) y, algo después, otra con tracción a las cuatro ruedas.

El acabado más bajo, el Classic, es el de base, el que sirve para construir el resto de paquetes de equipamiento. En este caso, la base supone, por ejemplo, la presencia del climatizador Climatic (no dual), los elevalunas eléctricos delanteros, los retrovisores eléctricos y calefactados, el volante regulable en altura y profundidad, el asiento del conductor regulable en altura, los cuatro airbags, el ABS y los anclajes Isofix.

El siguiente escalón, el Ambiente, introduce sobre lo anterior elementos como los airbags de cabeza, los elevalunas traseros, el ordenador de a bordo, los faros antiniebla y el mando remoto del cierre.

<

p> El acabado superior, el Elegance, permite disfrutar del climatizador dual Climatronic, los remates en cuero, el reposabrazos delantero con guantera refrigerada integrada, las llantas de aleación, y la preinstalación del equipo de sonido con ocho altavoces.

<

p> El apartado de opciones cuenta con elementos como el navegador por satélite con pantalla en color de 6,5 pulgadas, el asistente de luces (con activación automática al acercarse o alejarse del coche), los faros de xenón, el volante con mandos de la radio, los sensorers de lluvia y aparcamiento, la alarma, los airbags de cabeza, el control de la presión de los neumáticos y el ESP (de serie en el 2.0 FSI y el 2.0 TDI).

Galería relacionada

Skoda Octavia 2004

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...