Nuevo Toyota Corolla Verso

El nuevo Corolla Verso responde a las últimas tendencias del mercado en la categoría de monovolúmenes compactos: línea atractiva, motores potentes y espacio para siete ocupantes. Además, las cinco plazas de las dos últimas filas de asientos son escamoteables, lo que aumenta su practicidad.
-
Nuevo Toyota Corolla Verso
Nuevo Toyota Corolla Verso

Hasta ahora, la categoría de los monovolúmenes compactos de siete plazas estaba reservada únicamente al Opel Zafira, pionero en el sistema de plegado de asientos con su ingenioso sistema Flex 7. A finales del año pasado llegaba un duro competidor que, opcionalmente, añadía dos plazas adicionales a las cinco que ofrecía en su dotación de serie. Con un precio bastante más elevado, un comportamiento dinámico excepcional y una amplia gama de motores en gasolina y Diesel, el Volkswagen Touran se convertía en una de las opciones más interesantes del mercado.

Ahora, con la llegada de los Grand Scénic de Renault y Corolla Verso de Toyota, la oferta de modelos en este segmento empieza a ser más numerosa y completa, pues cada una de las marcas ofrece interesantes e innovadoras soluciones en lo que se refiere al aprovechamiento del espacio interior. De momento, Opel y Toyota apuestan por los asientos escamoteables mediante una sencilla operación, mientras que Renault y Volkswagen ofrecen la posibilidad de abatirlos y desmontarlos. Los primeros argumentan las ventajas de no tener que desmontarlos y subirlos a casa, con el consiguiente engorro, mientras que los últimos anuncian un mayor espacio diáfano disponible para transportar objetos voluminosos cuando sea necesario.

En breve espacio de tiempo te ofreceremos una prueba exhaustiva del modelo para que puedas apreciar sus cualidades, prestaciones, defectos… y compararlo con los modelos que están disponibles en el mercado.

La anterior edición del Corolla apenas llevaba tiempo en el mercado español. Tras casi dos años de comercialización y ante los nuevos productos europeos, más modernos y versátiles, los responsables de la marca han decidido lanzar un nuevo monovolumen compacto para el Viejo Continente, aunque el anterior modelo continúa su producción en Japón, donde sigue vendiéndose. Precisamente, ése era uno de los problemas que planteaba su comercialización en Europa, pues la distancia y el tiempo necesarios para su transporte dificultaban la comercialización de más mecánicas y opciones solicitadas por el usuario en el país de destino.

Con el nuevo modelo, fabricado en la recién adaptada planta de Turquía -con los estándares de producción de Toyota en Japón-, donde se producen también los Corolla Wagon y Sedán, se pretende solucionar el problema de la diversificación de mecánicas y equipamientos.

La gama inicial, que se pondrá a la venta durante la segunda quincena de abril, comprende dos opciones mecánicas: gasolina de 1,8 litros y 129 CV de potencia con caja manual o automática MMT y un Diesel 2.0 D4-D con 116 CV. Las dos versiones se ofrecen con niveles de acabado Luna y Sol y los precios están comprendidos entre 21.000 y 24.000 euros.

El Corolla Verso ha sido desarrollado en el centro de diseño que posee la marca en la Costa Azul, a partir de una plataforma completamente nueva. Posee la mayor distancia entre ejes del segmento (2.750 mm), la misma que el Toyota Avensis de última generación, lo que ha permitido desarrollar un habitáculo amplio con capacidad para siete ocupantes.

Sus dimensiones exteriores son bastante compactas, 4,36 metros de longitud, 1,77 de anchura y su altura es de 1,66 metros, teniendo en cuenta el aumento producido por las barras longitudinales del techo, que, para el mercado español, constituyen un elemento de serie en toda la gama.

Una de las características más relevantes del nuevo modelo es que su diseño exterior es bastante rompedor, muy lejano al de la anterior generación y de aspecto mucho más dinámico. No obstante, sus dimensiones exteriores crecen respecto a las ofrecidas por la versión precedente.

Gracias a una línea de cintura más alta, perfilada por superficies cóncavas, y un techo en cuña descendente, se logra una carrocería visualmente ligera (es más grande que un Zafira, aunque no lo parece). También contribuye a ello la forma trapezoidal de las lunas laterales, que se estrechan bastante en su parte trasera.

Las formas del frontal recuerdan bastante a otros miembros de la familia Toyota, aunque ahora se incluyen grupos ópticos con doble parábola y tomas de aire de mayores dimensiones.

En la parte posterior, cuya luna adquiere formas suaves pentagonales, toman protagonismo unos grupos ópticos independientes encapsulados en una tulipa transparente en forma de “L” invertida.

Hasta ahora, la categoría de los monovolúmenes compactos de siete plazas estaba reservada únicamente al Opel Zafira, pionero en el sistema de plegado de asientos con su ingenioso sistema Flex 7. A finales del año pasado llegaba un duro competidor que, opcionalmente, añadía dos plazas adicionales a las cinco que ofrecía en su dotación de serie. Con un precio bastante más elevado, un comportamiento dinámico excepcional y una amplia gama de motores en gasolina y Diesel, el Volkswagen Touran se convertía en una de las opciones más interesantes del mercado.

Ahora, con la llegada de los Grand Scénic de Renault y Corolla Verso de Toyota, la oferta de modelos en este segmento empieza a ser más numerosa y completa, pues cada una de las marcas ofrece interesantes e innovadoras soluciones en lo que se refiere al aprovechamiento del espacio interior. De momento, Opel y Toyota apuestan por los asientos escamoteables mediante una sencilla operación, mientras que Renault y Volkswagen ofrecen la posibilidad de abatirlos y desmontarlos. Los primeros argumentan las ventajas de no tener que desmontarlos y subirlos a casa, con el consiguiente engorro, mientras que los últimos anuncian un mayor espacio diáfano disponible para transportar objetos voluminosos cuando sea necesario.

En breve espacio de tiempo te ofreceremos una prueba exhaustiva del modelo para que puedas apreciar sus cualidades, prestaciones, defectos… y compararlo con los modelos que están disponibles en el mercado.

La anterior edición del Corolla apenas llevaba tiempo en el mercado español. Tras casi dos años de comercialización y ante los nuevos productos europeos, más modernos y versátiles, los responsables de la marca han decidido lanzar un nuevo monovolumen compacto para el Viejo Continente, aunque el anterior modelo continúa su producción en Japón, donde sigue vendiéndose. Precisamente, ése era uno de los problemas que planteaba su comercialización en Europa, pues la distancia y el tiempo necesarios para su transporte dificultaban la comercialización de más mecánicas y opciones solicitadas por el usuario en el país de destino.

Con el nuevo modelo, fabricado en la recién adaptada planta de Turquía -con los estándares de producción de Toyota en Japón-, donde se producen también los Corolla Wagon y Sedán, se pretende solucionar el problema de la diversificación de mecánicas y equipamientos.

La gama inicial, que se pondrá a la venta durante la segunda quincena de abril, comprende dos opciones mecánicas: gasolina de 1,8 litros y 129 CV de potencia con caja manual o automática MMT y un Diesel 2.0 D4-D con 116 CV. Las dos versiones se ofrecen con niveles de acabado Luna y Sol y los precios están comprendidos entre 21.000 y 24.000 euros.

El Corolla Verso ha sido desarrollado en el centro de diseño que posee la marca en la Costa Azul, a partir de una plataforma completamente nueva. Posee la mayor distancia entre ejes del segmento (2.750 mm), la misma que el Toyota Avensis de última generación, lo que ha permitido desarrollar un habitáculo amplio con capacidad para siete ocupantes.

Sus dimensiones exteriores son bastante compactas, 4,36 metros de longitud, 1,77 de anchura y su altura es de 1,66 metros, teniendo en cuenta el aumento producido por las barras longitudinales del techo, que, para el mercado español, constituyen un elemento de serie en toda la gama.

Una de las características más relevantes del nuevo modelo es que su diseño exterior es bastante rompedor, muy lejano al de la anterior generación y de aspecto mucho más dinámico. No obstante, sus dimensiones exteriores crecen respecto a las ofrecidas por la versión precedente.

Gracias a una línea de cintura más alta, perfilada por superficies cóncavas, y un techo en cuña descendente, se logra una carrocería visualmente ligera (es más grande que un Zafira, aunque no lo parece). También contribuye a ello la forma trapezoidal de las lunas laterales, que se estrechan bastante en su parte trasera.

Las formas del frontal recuerdan bastante a otros miembros de la familia Toyota, aunque ahora se incluyen grupos ópticos con doble parábola y tomas de aire de mayores dimensiones.

En la parte posterior, cuya luna adquiere formas suaves pentagonales, toman protagonismo unos grupos ópticos independientes encapsulados en una tulipa transparente en forma de “L” invertida.

Hasta ahora, la categoría de los monovolúmenes compactos de siete plazas estaba reservada únicamente al Opel Zafira, pionero en el sistema de plegado de asientos con su ingenioso sistema Flex 7. A finales del año pasado llegaba un duro competidor que, opcionalmente, añadía dos plazas adicionales a las cinco que ofrecía en su dotación de serie. Con un precio bastante más elevado, un comportamiento dinámico excepcional y una amplia gama de motores en gasolina y Diesel, el Volkswagen Touran se convertía en una de las opciones más interesantes del mercado.

Ahora, con la llegada de los Grand Scénic de Renault y Corolla Verso de Toyota, la oferta de modelos en este segmento empieza a ser más numerosa y completa, pues cada una de las marcas ofrece interesantes e innovadoras soluciones en lo que se refiere al aprovechamiento del espacio interior. De momento, Opel y Toyota apuestan por los asientos escamoteables mediante una sencilla operación, mientras que Renault y Volkswagen ofrecen la posibilidad de abatirlos y desmontarlos. Los primeros argumentan las ventajas de no tener que desmontarlos y subirlos a casa, con el consiguiente engorro, mientras que los últimos anuncian un mayor espacio diáfano disponible para transportar objetos voluminosos cuando sea necesario.

En breve espacio de tiempo te ofreceremos una prueba exhaustiva del modelo para que puedas apreciar sus cualidades, prestaciones, defectos… y compararlo con los modelos que están disponibles en el mercado.

La anterior edición del Corolla apenas llevaba tiempo en el mercado español. Tras casi dos años de comercialización y ante los nuevos productos europeos, más modernos y versátiles, los responsables de la marca han decidido lanzar un nuevo monovolumen compacto para el Viejo Continente, aunque el anterior modelo continúa su producción en Japón, donde sigue vendiéndose. Precisamente, ése era uno de los problemas que planteaba su comercialización en Europa, pues la distancia y el tiempo necesarios para su transporte dificultaban la comercialización de más mecánicas y opciones solicitadas por el usuario en el país de destino.

Con el nuevo modelo, fabricado en la recién adaptada planta de Turquía -con los estándares de producción de Toyota en Japón-, donde se producen también los Corolla Wagon y Sedán, se pretende solucionar el problema de la diversificación de mecánicas y equipamientos.

La gama inicial, que se pondrá a la venta durante la segunda quincena de abril, comprende dos opciones mecánicas: gasolina de 1,8 litros y 129 CV de potencia con caja manual o automática MMT y un Diesel 2.0 D4-D con 116 CV. Las dos versiones se ofrecen con niveles de acabado Luna y Sol y los precios están comprendidos entre 21.000 y 24.000 euros.

El Corolla Verso ha sido desarrollado en el centro de diseño que posee la marca en la Costa Azul, a partir de una plataforma completamente nueva. Posee la mayor distancia entre ejes del segmento (2.750 mm), la misma que el Toyota Avensis de última generación, lo que ha permitido desarrollar un habitáculo amplio con capacidad para siete ocupantes.

Sus dimensiones exteriores son bastante compactas, 4,36 metros de longitud, 1,77 de anchura y su altura es de 1,66 metros, teniendo en cuenta el aumento producido por las barras longitudinales del techo, que, para el mercado español, constituyen un elemento de serie en toda la gama.

Una de las características más relevantes del nuevo modelo es que su diseño exterior es bastante rompedor, muy lejano al de la anterior generación y de aspecto mucho más dinámico. No obstante, sus dimensiones exteriores crecen respecto a las ofrecidas por la versión precedente.

Gracias a una línea de cintura más alta, perfilada por superficies cóncavas, y un techo en cuña descendente, se logra una carrocería visualmente ligera (es más grande que un Zafira, aunque no lo parece). También contribuye a ello la forma trapezoidal de las lunas laterales, que se estrechan bastante en su parte trasera.

Las formas del frontal recuerdan bastante a otros miembros de la familia Toyota, aunque ahora se incluyen grupos ópticos con doble parábola y tomas de aire de mayores dimensiones.

En la parte posterior, cuya luna adquiere formas suaves pentagonales, toman protagonismo unos grupos ópticos independientes encapsulados en una tulipa transparente en forma de “L” invertida.

Hasta ahora, la categoría de los monovolúmenes compactos de siete plazas estaba reservada únicamente al Opel Zafira, pionero en el sistema de plegado de asientos con su ingenioso sistema Flex 7. A finales del año pasado llegaba un duro competidor que, opcionalmente, añadía dos plazas adicionales a las cinco que ofrecía en su dotación de serie. Con un precio bastante más elevado, un comportamiento dinámico excepcional y una amplia gama de motores en gasolina y Diesel, el Volkswagen Touran se convertía en una de las opciones más interesantes del mercado.

Ahora, con la llegada de los Grand Scénic de Renault y Corolla Verso de Toyota, la oferta de modelos en este segmento empieza a ser más numerosa y completa, pues cada una de las marcas ofrece interesantes e innovadoras soluciones en lo que se refiere al aprovechamiento del espacio interior. De momento, Opel y Toyota apuestan por los asientos escamoteables mediante una sencilla operación, mientras que Renault y Volkswagen ofrecen la posibilidad de abatirlos y desmontarlos. Los primeros argumentan las ventajas de no tener que desmontarlos y subirlos a casa, con el consiguiente engorro, mientras que los últimos anuncian un mayor espacio diáfano disponible para transportar objetos voluminosos cuando sea necesario.

En breve espacio de tiempo te ofreceremos una prueba exhaustiva del modelo para que puedas apreciar sus cualidades, prestaciones, defectos… y compararlo con los modelos que están disponibles en el mercado.

La anterior edición del Corolla apenas llevaba tiempo en el mercado español. Tras casi dos años de comercialización y ante los nuevos productos europeos, más modernos y versátiles, los responsables de la marca han decidido lanzar un nuevo monovolumen compacto para el Viejo Continente, aunque el anterior modelo continúa su producción en Japón, donde sigue vendiéndose. Precisamente, ése era uno de los problemas que planteaba su comercialización en Europa, pues la distancia y el tiempo necesarios para su transporte dificultaban la comercialización de más mecánicas y opciones solicitadas por el usuario en el país de destino.

Con el nuevo modelo, fabricado en la recién adaptada planta de Turquía -con los estándares de producción de Toyota en Japón-, donde se producen también los Corolla Wagon y Sedán, se pretende solucionar el problema de la diversificación de mecánicas y equipamientos.

La gama inicial, que se pondrá a la venta durante la segunda quincena de abril, comprende dos opciones mecánicas: gasolina de 1,8 litros y 129 CV de potencia con caja manual o automática MMT y un Diesel 2.0 D4-D con 116 CV. Las dos versiones se ofrecen con niveles de acabado Luna y Sol y los precios están comprendidos entre 21.000 y 24.000 euros.

El Corolla Verso ha sido desarrollado en el centro de diseño que posee la marca en la Costa Azul, a partir de una plataforma completamente nueva. Posee la mayor distancia entre ejes del segmento (2.750 mm), la misma que el Toyota Avensis de última generación, lo que ha permitido desarrollar un habitáculo amplio con capacidad para siete ocupantes.

Sus dimensiones exteriores son bastante compactas, 4,36 metros de longitud, 1,77 de anchura y su altura es de 1,66 metros, teniendo en cuenta el aumento producido por las barras longitudinales del techo, que, para el mercado español, constituyen un elemento de serie en toda la gama.

Una de las características más relevantes del nuevo modelo es que su diseño exterior es bastante rompedor, muy lejano al de la anterior generación y de aspecto mucho más dinámico. No obstante, sus dimensiones exteriores crecen respecto a las ofrecidas por la versión precedente.

Gracias a una línea de cintura más alta, perfilada por superficies cóncavas, y un techo en cuña descendente, se logra una carrocería visualmente ligera (es más grande que un Zafira, aunque no lo parece). También contribuye a ello la forma trapezoidal de las lunas laterales, que se estrechan bastante en su parte trasera.

Las formas del frontal recuerdan bastante a otros miembros de la familia Toyota, aunque ahora se incluyen grupos ópticos con doble parábola y tomas de aire de mayores dimensiones.

En la parte posterior, cuya luna adquiere formas suaves pentagonales, toman protagonismo unos grupos ópticos independientes encapsulados en una tulipa transparente en forma de “L” invertida.

Galería relacionada

Toyota Corolla Verso 04

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...