Honda Civic 1.6i 16 V VTEC Sport 3p

Teniendo como referencia al buque-insignia de la gama, el Type-R, los ingenieros de Honda han cogido parte de sus genes deportivos, los han rebajado ligeramente y los han implantado en el Civic de tres puertas. El resultado es el Sport, mucho más que un sucedáneo de su “hermano mayor”.
-
Honda Civic 1.6i 16 V VTEC Sport 3p

La austeridad siempre ha estado presente en el habitáculo de los Honda, pero la nueva generación de los Civic, la séptima, comienza a ofrecer en su equipamiento de serie elementos como el climatizador o el radio CD. Se siguen echando en falta luces de cortesía en la guantera o en las plazas delanteras; éstas se encuentran en el centro del vehículo y resulta incómodo estirarse hacia atrás para accionarlas, aparte de resultar insuficientes para leer un mapa, por ejemplo. A cambio, cuenta con un importante equipamiento de seguridad, en el que destaca el ABS con asistente a la frenada de emergencia, los airbags de conductor, acompañante y laterales o los anclajes Isofix.

Así, la marca japonesa cuida la protección de todos los ocupantes del vehículo, que podrán viajar cómodamente en un habitáculo amplio y bien aprovechado incluso en las plazas traseras. Éstas acogerán sin problemas a dos adultos, que contarán con un espacio para las piernas de 73 centímetros.

La comodidad de las plazas posteriores contrasta con su difícil acceso: los ocupantes tendrán que entrar por el lado del acompañante, ya que la banqueta del conductor no se desplaza sobre sus guías cuando se acciona la palanca situada en su zona inferior. Ésta sólo abate el respaldo y el hueco que queda resulta insuficiente. El equipaje podrá colocarse fácilmente en un maletero con una capacidad de 325 litros y sin recovecos que lo hagan menos aprovechable.

Los asientos tienen una terminación deportiva que sólo es el principio de la lista de detalles “rácing” que existen en el habitáculo. Relojes con fondo blanco, consola central con acabado en aluminio e inserciones en cromo, pomo de la palanca de cambios y volante en cuero... Todo tiene un aire inequívocamente “sport”, que mejora aún más con el correcto acabado y el buen tacto de todos los mandos.

Así, se configura un puesto de conducción cómodo, en el que es fácil disfrutar de la respuesta al acelerador o a los frenos (con un tacto más que notable) o de la ya comentada precisión de la dirección y la palanca de cambios. No es un vehículo de carreras, pero se acerca con valentía.

Para disfrutar del Civic Sport, habrá que desembolsar un mínimo de 18.200 euros. A partir de este precio, podremos sumar los 300 euros de la pintura metalizada, pues Honda no ha destinado un extenso equipamiento especial a esta versión. En cualquier caso, poco más necesita para convencer a un comprador que busca, ante todo, un vehículo de uso diario con buenas prestaciones y un mejor comportamiento; esto ya viene de serie.

La austeridad siempre ha estado presente en el habitáculo de los Honda, pero la nueva generación de los Civic, la séptima, comienza a ofrecer en su equipamiento de serie elementos como el climatizador o el radio CD. Se siguen echando en falta luces de cortesía en la guantera o en las plazas delanteras; éstas se encuentran en el centro del vehículo y resulta incómodo estirarse hacia atrás para accionarlas, aparte de resultar insuficientes para leer un mapa, por ejemplo. A cambio, cuenta con un importante equipamiento de seguridad, en el que destaca el ABS con asistente a la frenada de emergencia, los airbags de conductor, acompañante y laterales o los anclajes Isofix.

Así, la marca japonesa cuida la protección de todos los ocupantes del vehículo, que podrán viajar cómodamente en un habitáculo amplio y bien aprovechado incluso en las plazas traseras. Éstas acogerán sin problemas a dos adultos, que contarán con un espacio para las piernas de 73 centímetros.

La comodidad de las plazas posteriores contrasta con su difícil acceso: los ocupantes tendrán que entrar por el lado del acompañante, ya que la banqueta del conductor no se desplaza sobre sus guías cuando se acciona la palanca situada en su zona inferior. Ésta sólo abate el respaldo y el hueco que queda resulta insuficiente. El equipaje podrá colocarse fácilmente en un maletero con una capacidad de 325 litros y sin recovecos que lo hagan menos aprovechable.

Los asientos tienen una terminación deportiva que sólo es el principio de la lista de detalles “rácing” que existen en el habitáculo. Relojes con fondo blanco, consola central con acabado en aluminio e inserciones en cromo, pomo de la palanca de cambios y volante en cuero... Todo tiene un aire inequívocamente “sport”, que mejora aún más con el correcto acabado y el buen tacto de todos los mandos.

Así, se configura un puesto de conducción cómodo, en el que es fácil disfrutar de la respuesta al acelerador o a los frenos (con un tacto más que notable) o de la ya comentada precisión de la dirección y la palanca de cambios. No es un vehículo de carreras, pero se acerca con valentía.

Para disfrutar del Civic Sport, habrá que desembolsar un mínimo de 18.200 euros. A partir de este precio, podremos sumar los 300 euros de la pintura metalizada, pues Honda no ha destinado un extenso equipamiento especial a esta versión. En cualquier caso, poco más necesita para convencer a un comprador que busca, ante todo, un vehículo de uso diario con buenas prestaciones y un mejor comportamiento; esto ya viene de serie.

Galería relacionada

Honda Civic Detalles

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...