Subaru Legacy 2.0

El motor 2.0 que la compañía nipona prometió para el Legacy tras su lanzamiento ya ha llegado a nuestro país. Los responsables de la firma aseguran que esta mecánica, con 140 CV, será el auténtico “caballo de batalla” no sólo de este modelo, sino de toda la marca. Un comportamiento progresivo y una conducción cómoda son sus mejores armas para convertirse en el Subaru más vendido en nuestro país.
Autopista -
Subaru Legacy 2.0
Subaru Legacy 2.0

En septiembre, Subaru presentó los nuevos Legacy, con motores 2.5 y 3.0 que desarrollan, respectivamente, 165 y 245 CV. Conscientes de que la imagen deportiva de la marca siempre ha sido uno de sus valores más admirados, pero sabiendo también que el ahorro de combustible es una virtud muy apreciada en Europa, la automovilística japonesa anunció que, en breve, llegaría un propulsor con 2.000 cm3 y 140 CV.

La nueva mecánica ya está en nuestro país y –a falta de un motor Diesel, inexistente, de momento, en la gama Subaru- puede convertirse en la “superventas” de la compañía nipona. Al menos, así lo afirman sus responsables, quienes han anunciado que es la versión con más capacidad para atraer clientes.

Si tenemos en cuenta los datos que avalan al modelo, no es de extrañar que lo hayan convertido en el caballo de batalla de Subaru. El Legacy, que ya ha pasado por cuatro generaciones, ha sido el vehículo más vendido de la firma en su país de origen, donde también se ha erigido con el título de “Coche del Año”.

Ahora, la filial española de la compañía quiere trasladar ese éxito a nuestro país y, de momento, se han marcado un objetivo ambicioso: este modelo debe ser el Subaru más vendido en España. De momento, se matriculan 20 unidades mensuales, aunque las previsiones de la firma señalan que, gracias a la nueva mecánica, se comercializarán 1.000-1.100 Legacy cada año. De éstos, 900 corresponderán a la versión 2.0, cuya carrocería Station Wagon acaparará el 33 por ciento de las ventas.

Argumentos no le faltan, pues entre las virtudes del motor se encuentra una entrega suave y progresiva de la potencia. Sin embargo, se echa en falta una respuesta más viva a bajo régimen (sobre todo, si tenemos en cuenta la tradición deportiva de Subaru), pues el propulsor se muestra algo perezoso a la hora de subir de vueltas. Aun así, basta con llegar a la zona alta del cuentarrevoluciones para darnos cuenta de las posibilidades que ofrece esta mecánica.

Cuando alcanzamos las 4.000-4.500 rpm, el panorama que se ofrece ante nosotros cambia y se nos revela un vehículo que puede mantener sin esfuerzos cruceros superiores a los 150 km/h. Subaru anuncia que la potencia del motor 2.0 permite al Legacy alcanzar los 100 km/h desde parado en 11,2 segundos, mientras que la velocidad máxima llega a los 197 Km/h. Para la versión Station Wagon, estas cifras son, respectivamente, 11,5 y 193, una diferencia poco significativa para una carrocería con un incremento de peso también leve: apenas 20 kilos más.

<

p> Este apartado ha sido especialmente cuidado en la nueva generación del modelo. Todos los elementos de la carrocería han sido revisados, empleando una mayor sección transversal del bastidor y reforzando las juntas para añadir un “extra” de resistencia. Con ello, se ha conseguido (además de una estructura más ligera y, a la vez, más rígida) un consumo de combustible moderado: las cifras oficiales son de 7,6 l/100 km en el ciclo combinado –7,7 l/100 km para el SW-. Lógicamente (y a la espera de las comprobaciones de nuestro Centro Técnico), esta cantidad aumentará si decidimos viajar manteniendo el motor en la zona óptima del cuentavueltas -la más alta-, aunque unos desarrollos del cambio bastante largos favorecerán la economía en el gasto de carburante.

La potencia del propulsor se ha optimizado gracias al empleo de un sistema electrónico de control de aceleración y un dispositivo de escape de igual longitud e impulsos constantes. Este procedimiento hace que se recojan los gases de los cilindros 1 y 2 y, después, los del 3 y el 4. Así, se evitan interferencias en la expulsión y, como resultado, apunta Subaru, se obtiene un mejor par motor en velocidades bajas y un comportamiento más silencioso, aunque hay que matizar estas afirmaciones: como hemos señalado, el motor se muestra perezoso en la zona baja del cuentavueltas, mientras que la rumorosidad es elevada a alto régimen.

El característico sonido de la mecánica bóxer de Subaru se colará en exceso en el habitáculo si decidimos mantenernos entre las 4.000 y las 6.000 rpm. Basta con circular a medio régimen para que se amortigüe el ruido (de hecho, éste llega a niveles muy bajos cuando el propulsor funciona al ralentí) y podremos disfrutar de una conducción relajada. Eso sí, cuando necesitemos más fuerza, nos veremos obligados a recurrir a la palanca de cambios y bajar una marcha. Descubriremos entonces la cara más deportiva de este Subaru, dotado, como todos los vehículos de la marca, del sistema de tracción total “Symmetrical AWD”, que le proporciona una elevada dosis de motricidad en las curvas.

En septiembre, Subaru presentó los nuevos Legacy, con motores 2.5 y 3.0 que desarrollan, respectivamente, 165 y 245 CV. Conscientes de que la imagen deportiva de la marca siempre ha sido uno de sus valores más admirados, pero sabiendo también que el ahorro de combustible es una virtud muy apreciada en Europa, la automovilística japonesa anunció que, en breve, llegaría un propulsor con 2.000 cm3 y 140 CV.

La nueva mecánica ya está en nuestro país y –a falta de un motor Diesel, inexistente, de momento, en la gama Subaru- puede convertirse en la “superventas” de la compañía nipona. Al menos, así lo afirman sus responsables, quienes han anunciado que es la versión con más capacidad para atraer clientes.

Si tenemos en cuenta los datos que avalan al modelo, no es de extrañar que lo hayan convertido en el caballo de batalla de Subaru. El Legacy, que ya ha pasado por cuatro generaciones, ha sido el vehículo más vendido de la firma en su país de origen, donde también se ha erigido con el título de “Coche del Año”.

Ahora, la filial española de la compañía quiere trasladar ese éxito a nuestro país y, de momento, se han marcado un objetivo ambicioso: este modelo debe ser el Subaru más vendido en España. De momento, se matriculan 20 unidades mensuales, aunque las previsiones de la firma señalan que, gracias a la nueva mecánica, se comercializarán 1.000-1.100 Legacy cada año. De éstos, 900 corresponderán a la versión 2.0, cuya carrocería Station Wagon acaparará el 33 por ciento de las ventas.

Argumentos no le faltan, pues entre las virtudes del motor se encuentra una entrega suave y progresiva de la potencia. Sin embargo, se echa en falta una respuesta más viva a bajo régimen (sobre todo, si tenemos en cuenta la tradición deportiva de Subaru), pues el propulsor se muestra algo perezoso a la hora de subir de vueltas. Aun así, basta con llegar a la zona alta del cuentarrevoluciones para darnos cuenta de las posibilidades que ofrece esta mecánica.

Cuando alcanzamos las 4.000-4.500 rpm, el panorama que se ofrece ante nosotros cambia y se nos revela un vehículo que puede mantener sin esfuerzos cruceros superiores a los 150 km/h. Subaru anuncia que la potencia del motor 2.0 permite al Legacy alcanzar los 100 km/h desde parado en 11,2 segundos, mientras que la velocidad máxima llega a los 197 Km/h. Para la versión Station Wagon, estas cifras son, respectivamente, 11,5 y 193, una diferencia poco significativa para una carrocería con un incremento de peso también leve: apenas 20 kilos más.

<

p> Este apartado ha sido especialmente cuidado en la nueva generación del modelo. Todos los elementos de la carrocería han sido revisados, empleando una mayor sección transversal del bastidor y reforzando las juntas para añadir un “extra” de resistencia. Con ello, se ha conseguido (además de una estructura más ligera y, a la vez, más rígida) un consumo de combustible moderado: las cifras oficiales son de 7,6 l/100 km en el ciclo combinado –7,7 l/100 km para el SW-. Lógicamente (y a la espera de las comprobaciones de nuestro Centro Técnico), esta cantidad aumentará si decidimos viajar manteniendo el motor en la zona óptima del cuentavueltas -la más alta-, aunque unos desarrollos del cambio bastante largos favorecerán la economía en el gasto de carburante.

La potencia del propulsor se ha optimizado gracias al empleo de un sistema electrónico de control de aceleración y un dispositivo de escape de igual longitud e impulsos constantes. Este procedimiento hace que se recojan los gases de los cilindros 1 y 2 y, después, los del 3 y el 4. Así, se evitan interferencias en la expulsión y, como resultado, apunta Subaru, se obtiene un mejor par motor en velocidades bajas y un comportamiento más silencioso, aunque hay que matizar estas afirmaciones: como hemos señalado, el motor se muestra perezoso en la zona baja del cuentavueltas, mientras que la rumorosidad es elevada a alto régimen.

El característico sonido de la mecánica bóxer de Subaru se colará en exceso en el habitáculo si decidimos mantenernos entre las 4.000 y las 6.000 rpm. Basta con circular a medio régimen para que se amortigüe el ruido (de hecho, éste llega a niveles muy bajos cuando el propulsor funciona al ralentí) y podremos disfrutar de una conducción relajada. Eso sí, cuando necesitemos más fuerza, nos veremos obligados a recurrir a la palanca de cambios y bajar una marcha. Descubriremos entonces la cara más deportiva de este Subaru, dotado, como todos los vehículos de la marca, del sistema de tracción total “Symmetrical AWD”, que le proporciona una elevada dosis de motricidad en las curvas.

Galería relacionada

Subaru Legacy20

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

El concurso de customización que BMW Motorrad y la Revista Fuel realizan durante los ...

Contar con un neumático todo tiempo como el Bridgestone Weather Control A005 te garan...

SYM se ha consolidado como una de las referencias en el mundo del scooter en nuestro ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...