Ford Focus 1.6i Ghia 5p

Entre las múltiples versiones que ofrece el Focus se encuentra la equipada con un motor 1.6i, que nos ha dejado gratamente sorprendidos. Su mejor virtud es comportarse con soltura en cualquier situación: es ágil en la ciudad y los viajes largos son más que correctos. Quizá decepcione a los que buscan prestaciones deportivas, aunque el proverbial buen trabajo de su bastidor nos otorgará buenas sensaciones también en este terreno.
Autopista -
Ford Focus 1.6i Ghia 5p

Cuando abandonamos las cómodas autopistas es cuando se despliegan todas las virtudes del brillante chasis que posee el Focus. Ya hemos hablado en más de una ocasión del comportamiento aplomado que proporciona el conjunto y no podemos dejar de comentar su buen trabajo cada vez que se enfrenta a una curva.

Así, basta con marcar la trazada escogida para inscribir al vehículo en el giro, pues la dirección es bastante precisa. Las suspensiones y la plataforma se encargarán de que el coche se muestre imperturbable en todo momento. Los amortiguadores, pese a tener un tarado orientado hacia la comodidad de los ocupantes, cumplen con su trabajo y sujetan la carrocería cuando ésta se inclina, sin permitir que se bambolee.

Todos los elementos se combinan para que disfrutemos de un agradable paseo por los trazados más revirados. Y decimos “paseo” porque los largos desarrollos del cambio y la suave entrega de potencia del motor no nos permitirán circular a velocidades más allá de moderadas: será necesario cambiar continuamente de marcha si queremos que nuestro ritmo sea vivo y constante. Cierto es que esta versión no ha sido concebida para tener un comportamiento deportivo, pero sí echaremos de menos un propulsor con algo más de fuerza en la zona baja del cuentarrevoluciones.

Bastará con volver a carreteras amplias para “reconciliarnos” con este Focus y apreciar en su terreno natural el correcto funcionamiento del cambio y sus maneras suaves. Casi sin darnos cuenta, habremos alcanzado de nuevo una respetable velocidad de crucero y estaremos regresando a la ciudad. Eso sí, sin estridencias.

Este Ford se muestra moderado hasta en el precio, ya que, por 17.015 euros (2.831.000 pesetas) podremos acceder al acabado más alto de la gama en la versión con 5 puertas, que posee un equipamiento de serie en el que están incluidos elementos como el ABS, 4 airbags o los faros antiniebla. Sin embargo, habrá que desembolsar 540 euros si deseamos un radio-CD (cualquier tipo de equipo de sonido es opcional), 210 si queremos contar con un control de tracción o 1.390 para obtener el climatizador.

Además, Ford ofrece la posibilidad de personalizar el vehículo con múltiples tapicerías, techo solar, navegador o llantas de aluminio. El importe subirá entonces hasta niveles que nos hagan plantearnos la compra de otro modelo más potente, aunque pocos podremos encontrar en los que se mezclen tan equilibradamente un habitáculo amplio, un motor con excelentes cualidades “ruteras” y un comportamiento más que notable.

Galería relacionada

Ford Focus II

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

El concurso de customización que BMW Motorrad y la Revista Fuel realizan durante los ...

Contar con un neumático todo tiempo como el Bridgestone Weather Control A005 te garan...

SYM se ha consolidado como una de las referencias en el mundo del scooter en nuestro ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...