Saab 9-3 Cabrio Aero

Descapotable, potente y exclusivo. Estas son las tres características principales del 9-3 Cabrio Aero, que acaba de presentar la marca sueca. Se trata de un vehículo estéticamente muy bello, con una capota de lona escamoteable tecnológicamente muy avanzada y con una potencia por encima de los 200 CV.
-
Saab 9-3 Cabrio Aero
Saab 9-3 Cabrio Aero

Los responsables de Saab han defendido desde el primer momento que este descapotable es un coche para las cuatro estaciones del año, ya que estaba preparado para afrontar desde los calores del verano hasta los rigores del frío invierno. Para demostrarlo, nos llevaron a Mónaco y nos propusieron ponernos a sus mandos tanto a la orilla del mar como en las cercanías de la estación de esquí de Isola 2000. Los resultados, en cada uno de los casos, fueron muy satisfactorios.

Estamos asistiendo a un auge de los vehículos descapotables y Saab no ha querido quedarse atrás en este renacimiento. No hay que olvidar que la compañía sueca tiene una amplia experiencia en estas lides, puesto que ya se había atrevido a descapotar al antiguo 900 y a la anterior generación de su berlina media.

El actual 9-3 Cabrio cuenta con una capota de lona que se cierne sobre nosotros o al contrario en apenas 20 segundos, un tiempo récord entre sus principales rivales, según defiende Saab, que también afirma que nos encontramos ante uno de los elementos más ligeros (el magnesio está entre sus componentes) y resistentes (nos encontramos hasta con tres capas) del mercado.

La operación de capotar y descapotar es totalmente automática (se realiza accionando un botón en el salpicadero) y puede llevarse a cabo con el coche en movimiento, hasta un máximo de 30 km/h. No tendremos la necesidad de actuar sobre ningún tipo de enganche o cierre, lo hace todo el automóvil. El volumen del maletero, otro de los temas recurrentes a la hora de hablar de un descapotable, es de 435 litros con el techo puesto y de 275 cuando está oculto. A través del sistema “CargoSet”, la capota queda almacenada en un espacio específico dentro del maletero, que queda despejado cuando ésta está desplegada. Si vamos cargados de equipaje, un aviso en la pantalla del ordenador de a bordo nos alertará de que la operación no puede llevarse a cabo porque no queda espacio para albergar el techo.

La verdad es que, una vez puestos al volante y con la capota puesta, los ruidos son casi inexistentes. El rumor aerodinámico es similar al que podemos encontrar en una berlina convencional con techo duro. En esto colabora el coeficiente aerodinámico anunciado por la marca, 0,34 Cx con el techo desplegado, lo que supone uno de los más bajos entre sus rivales.

Aparte, el trabajo para reforzar y hacer más rígido el chasis ha sido notable (es tres veces más resistente que el del cabrio de la anterior generación). Para lograr este fin se han usado aceros de alta resistencia, que disminuyen el peso y aumentan la firmeza del bastidor. En la práctica, no se dejan notar crujidos ni ruidos parásitos, incluso circulando por terrenos rotos.

Con el techo de lona recogido, se aumenta el ruido que han de sufrir los ocupantes de este 9-3 Cabrio (aun con cortavientos ya resulta molesto), aunque, de la misma manera, se incrementa la sensación de libertad y exclusividad, una impronta que tienen todos los descapotables y este, por su carácter, aún más.

Los responsables de Saab han defendido desde el primer momento que este descapotable es un coche para las cuatro estaciones del año, ya que estaba preparado para afrontar desde los calores del verano hasta los rigores del frío invierno. Para demostrarlo, nos llevaron a Mónaco y nos propusieron ponernos a sus mandos tanto a la orilla del mar como en las cercanías de la estación de esquí de Isola 2000. Los resultados, en cada uno de los casos, fueron muy satisfactorios.

Estamos asistiendo a un auge de los vehículos descapotables y Saab no ha querido quedarse atrás en este renacimiento. No hay que olvidar que la compañía sueca tiene una amplia experiencia en estas lides, puesto que ya se había atrevido a descapotar al antiguo 900 y a la anterior generación de su berlina media.

El actual 9-3 Cabrio cuenta con una capota de lona que se cierne sobre nosotros o al contrario en apenas 20 segundos, un tiempo récord entre sus principales rivales, según defiende Saab, que también afirma que nos encontramos ante uno de los elementos más ligeros (el magnesio está entre sus componentes) y resistentes (nos encontramos hasta con tres capas) del mercado.

La operación de capotar y descapotar es totalmente automática (se realiza accionando un botón en el salpicadero) y puede llevarse a cabo con el coche en movimiento, hasta un máximo de 30 km/h. No tendremos la necesidad de actuar sobre ningún tipo de enganche o cierre, lo hace todo el automóvil. El volumen del maletero, otro de los temas recurrentes a la hora de hablar de un descapotable, es de 435 litros con el techo puesto y de 275 cuando está oculto. A través del sistema “CargoSet”, la capota queda almacenada en un espacio específico dentro del maletero, que queda despejado cuando ésta está desplegada. Si vamos cargados de equipaje, un aviso en la pantalla del ordenador de a bordo nos alertará de que la operación no puede llevarse a cabo porque no queda espacio para albergar el techo.

La verdad es que, una vez puestos al volante y con la capota puesta, los ruidos son casi inexistentes. El rumor aerodinámico es similar al que podemos encontrar en una berlina convencional con techo duro. En esto colabora el coeficiente aerodinámico anunciado por la marca, 0,34 Cx con el techo desplegado, lo que supone uno de los más bajos entre sus rivales.

Aparte, el trabajo para reforzar y hacer más rígido el chasis ha sido notable (es tres veces más resistente que el del cabrio de la anterior generación). Para lograr este fin se han usado aceros de alta resistencia, que disminuyen el peso y aumentan la firmeza del bastidor. En la práctica, no se dejan notar crujidos ni ruidos parásitos, incluso circulando por terrenos rotos.

Con el techo de lona recogido, se aumenta el ruido que han de sufrir los ocupantes de este 9-3 Cabrio (aun con cortavientos ya resulta molesto), aunque, de la misma manera, se incrementa la sensación de libertad y exclusividad, una impronta que tienen todos los descapotables y este, por su carácter, aún más.

Galería relacionada

Saab 9-3 Cabrio Aero 210 CV

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...