Seat Ibiza 1.4 TDi/75 Stella 5p

El motor triclíndrico Diesel (75 CV) que Seat ha incorporado a su gama Ibiza resulta una opción muy interesante, pero hay que tener en cuenta el equipamiento de serie que tiene y cómo podemos hacer aún más apetecible este vehículo sin que el precio se dispare.
-
Seat Ibiza 1.4 TDi/75 Stella 5p

En el interior nada nos sorprende. Sigue siendo clásico y hasta austero en ciertos detalles. El plástico domina un salpicadero que encaja perfectamente con las puertas y que parece continuar en éstas. Quizás un punto más juvenil sería necesario, sobre todo en este tipo de coches destinados a los más jóvenes.

Hay guiños deportivos dirigidos a este público: volante de tres radios, palanca de cambios muy parecida a la del Golf o pedalier plateado. Pero, sin duda alguna, lo que predominan son los elementos más clásicos, como los relojes con fondo negro –de lectura compleja en ocasiones-.

El puesto de conducción nos ha parecido aceptable. Desde él es posible controlar, cómodamente, todos los mandos e incluso, por ejemplo, se pueden accionar tres de las cuatro toberas del aire acondicionado (elemento opcional por 950 euros). En las plazas traseras disponemos de tres puestos homologados, pero sólo encontramos dos cinturones con tres puntos de anclaje y dos reposacabezas. El tercer cinturón –de dos puntos de anclaje- queda suelto y resulta molesto para los ocupantes de estas plazas. En principio no está contemplada la posibilidad de montar en la tercera plaza el reposacabezas y el cinturón completo.

El volumen del maletero, según ha registrado nuestro Centro Técnico, es de 315 litros. La boca de carga es amplia, pero los dos lugares en los que se apoya la bandeja pueden impedir o al menos dificultar la entrada de bultos más voluminosos en la zona de carga.

El Seat Ibiza 1.4 TDI Stella viene más bien “cortito” en cuanto a equipamiento se refiere. De ahí que el precio resulte muy competitivo, apenas dos millones de las antiguas pesetas (13.351 euros). Sin embargo, si le añadimos el ABS –de serie en alguno de sus contricantes-, control de tracción y de estabilidad –sólo disponible para el Ibiza y el Corsa- y el aire acondicionado –opcional en todos sus “contricantes”- se queda en 15.233 euros. La unidad que hemos tenido la oportunidad de probar llega a 16.351 euros (hay que sumarle la desconexión del airbag de acompañante, los elevalunas traseros, la alarma antirrobo, los espejos retrovisores regulables eléctricamente, la pintura de color especial, las llantas de aleación y el radio CD).

En definitiva, se trata de una buena opción, pero hay que tener en cuenta el equipamiento de serie que tiene. Diversas marcas disponen de más elementos de serie a cambio de un precio similar (este punto está analizado con detalle en el apartado de “Rivales”).

La gama del Ibiza en España se compone de 28 variantes, de los cuales 12 están equipados con mecánicas Diesel. Hablaremos de ellos. La versión que hemos probado monta el motor turboalimentado con menos potencia de los existentes. Por debajo de él, en cuanto a potencia se refiere, encontramos un atmosférico de 64 CV (1,9 litros de cilindrada) y, por encima, dos propulsores con turbo (también con 1,9 litros de cilindrada) de 100 y 130 CV.

Existen dos carrocerías (tres y cinco puertas) y el resto de mecánicas –excepto la de nuestro protagonista- puede asociarse a los acabados Stella, Sport y Signa. El rango de precios en los que se mueve la gama de gasóleo va desde 13.000 hasta 16.000 euros, aproximadamente.

Galería relacionada

Seat Ibiza 1.4 TDi /75 Stella

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...