Mazda3 1.6 Active +

Los clásicos “habitantes” del segmento más competido del mercado, el de los compactos, tienen un serio contrincante. Se trata del Mazda3, que ofrece unas buenas prestaciones, un eficaz comportamiento, amplitud interior y todo ello a un precio razonable.
-
Mazda3 1.6 Active +

El motor de este Mazda3 se caracteriza por su elasticidad, dispone de par motor suficiente para atender las necesidades del pedal derecho en todo el recorrido del cuentavueltas. Es cierto que donde mejor responde es en regímenes más altos –a partir de 3.000 rpm ofrece ya una respetable cifra de par motor en torno a los 15 mkg, que se mantiene hasta las 5.000-. Lo mejor de este propulsor está, sin duda alguna, a partir de las 4.500 vueltas y no es extraño que la potencia máxima la ofrezca cerca de la zona roja (el corte de inyección se produce a 6.600 vueltas, unos giros antes se obtiene la potencia máxima -113 CV a 6.200 giros-).

La cifra máxima de par motor se consigue cuando el motor gira a 3.880 rpm y es de 15,77 mkg, según los datos recogidos por nuestro Centro Técnico.

El propulsor sube de vueltas rápidamente, pero de una manera bastante progresiva. No hay sensación de brusca aceleración y eso que apenas tarda 11 segundos en acelerar de 0 a 100 km/h.

Si queremos sacarle el máximo partido a la mecánica, tenemos que “jugar” con el cambio.

<

p>

Mazda anuncia 105 CV de potencia; nuestro Centro Técnico ha registrado 113,02 CV a 6.200 vueltas.

La dirección nos ha parecido algo dura –acostumbrados a las servidirecciones “superasistidas” que tanto abundan últimamente-, pero muy directa. El balance en general, en este punto, es muy satisfactorio. La palanca de cambios dispone de unos recorridos cortos –otro punto deportivo- pero no destaca por nada más, ni a favor, ni en contra.

Las llantas de 16 pulgadas son de aleación y de cinco radios (de serie) y se montan sobre ellas unos neumáticos 205/55 R.

El Mazda3 es un vehículo muy equilibrado. Gracias a unas suspensiones firmes, que no perjudican –por duras- el confort de los ocupantes, y a un reparto de peso entre ejes casi al 50 por ciento, el comportamiento confiere seguridad al conductor. El paso por curva se realiza a velocidad elevada sin comprometer la estabilidad.

El conjunto es ágil y el aplomo en el paso por curva –el chasis no se balancea- inciden en un comportamiento tan deportivo como divertido, sobre todo, en zonas con curvas enlazadas.

Los recorridos en autovías o autopistas son cómodos. Gracias a unos desarrollos largos, se puede circular a velocidades altas sin comprometer el ahorro de combustible. Los consumos registrados por nuestro Centro Técnico indican que el Mazda3 se encuentra entre los vehículos “más ahorradores” de su segmento.

Según los datos recogidos por nuestro Centro Técnico, el Mazda3 consume 6,7 litros a los 100 km en recorridos extraurbanos y 9,8 litros en trazados urbanos.

El Mazda3 no nos ha parecido un vehículo ruidoso. Esta percepción está respaldada por las cifras obtenidas por el Centro Técnico, que apunta unas emisiones de 44 dB al ralentí y 71 cuando el vehículo circula a 120 km/h. Los datos están dentro del rango de los obtenidos por el resto de sus “contrincantes”, pero a nosotros nos ha parecido un automóvil muy silencioso, incluso cuando se circula a alta velocidad.

El Mazda3 1.6 tarda 33,3 segundos en recorrer el primer kilómetro partiendo desde parado y alcanza los 100 km/h en 11,6 segundos, según nuestro datos.

El Mazda3 se sitúa en uno de los segmentos más disputados del mercado: el de los compactos. Tradicionamente, dicho segmento ha estado dominado por modelos como el Renault Mégane, Ford Focus, Opel Astra o Peugeot 307, pero la llegada de vehículos como el protagonista de nuestra prueba puede provocar que las cosas empiecen a cambiar poco a poco. Menor precio, pero sin comprometer prestaciones y equipamientos son las armas que tienen las nuevas generaciones para pugnar por un hueco en el mercado.

En España, se comercialización dos motores de gasolina, el 1.6, que hemos tenido la oportunidad de probar, y un deportivo 2 litros de 150 CV. Los acabados disponibles son Active y Active + para el motor más pequeño y el Sportive para el otro. A la espera estamos de que llegue la mecánica de gasóleo –1.6 CRTD, que se montará en esta carrocería de 5 puertas y en una de 4-.

En los enlaces que te ofrecemos junto a este párrafo, puedes consultar cómo está configurada la gama del modelo en el mercado español y cuáles fueron nuestras primeras impresiones en el contacto del Mazda3.

Galería relacionada

Mazda3 1.6 Active

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...