Rover Streetwise 2.0 TD SE 5p

El último modelo de Rover aparecido en el mercado se llama Streetwise y pretende hacerse con un hueco en el disputado segmento de los utilitarios. Para ello, se presenta con una apariencia “todo terreno”, el conocido propulsor Diesel de 2 litros y 101 CV de potencia y un precio poco competitivo.
-
Rover Streetwise 2.0 TD SE 5p

La nota dominante en el interior del Streetwise es la combinación retro y moderna. También encontramos claras alusiones a la deportividad, por una parte, o al clasicismo, por otra. En la galería que te mostramos a continuación, puedes ver a qué nos estamos refiriendo. La “crítica” constructiva que le hacemos al conjunto interior de este Streetwise es la falta de uniformidad. No hay definición clara; cuando nos sentamos, no sabemos si estamos ante un todo terreno, ante una berlina de más o menos lujo o ante un coche deportivo. Diversos elementos nos despistan. Los asientos son auténticamente deportivos sin llegar a ser baquets. Aunque están tapizados en cuero –de serie-, no resbalan, sujetan a la perfección, el mullido es firme y son muy cómodos.

El salpicadero, con la mayoría de los elementos en plástico, resta elegancia al conjunto sobrio y equilibrado que forman el volante de tres radios y los relojes con fondo negro. Las inserciones plateadas alrededor de los botones del aire acondicionado, luces de emergencia y luces de niebla tampoco “pegan” con el resto. Sin duda alguna, la sorpresa menos agradable la hemos encontrado al abrir la guantera. No sólo se nota que está realizada en un plástico endeble, sino que, además, vemos los entresijos del coche –mazos de cable, aislante de tejido-.

Las únicas informaciones con la que contamos en el cuadro de instrumentos son la de velocidad, la del revoluciones del motor, la temperatura del motor, el nivel del depósito de combustible y la de los cuentakilómetros parcial y total. En alguno de sus rivales, con acabado más alto, ya encontramos ordenador de a bordo. Es posible, no obstante, montar en el Streetwise, de manera opcional, un sistema de navegación (1.900 euros adicionales, aunque no un es ordenador de a bordo).

La posición de conducción, puesto que permite la regulación en altura del asiento, nos ha parecido correcta y cómoda.

La capacidad del maletero es de 325 litros, tiene una boca de carga generosa y un plano no muy hundido. Esta última característica hace más favorable la carga.

A la hora de elegir los rivales que encontrarás analizados a fondo en la pestaña correspondiente, no fueron pocos los problemas que encontré. ¿Por qué? Pues porque, en apariencia, el Streetwise podría encuadrarse en esa “nueva raza de utilitarios inflados y altos”, valga el Ford Fusion como ejemplo. Sin embargo, nuestro protagonista no es un Rover 25 hinchado, sino un 25 más alto y recubierto de molduras plásticas que le dan un aspecto de todo terreno.

Hemos comentado que no se trata de un 4x4 (aunque sí se permite ciertas licencias “todo camino”), tampoco pretende serlo, así que finalmente optamos por buscar a sus contrincantes entre el segmento en el que claramente sí se encuadra el vehículo del que deriva, es decir, el Rover 25. Con esa premisa sí que hemos hallado bastantes automóviles que hacen frente en el mercado a nuestro protagonista. El análisis completo de estas opciones lo encontrarás, como siempre, en la pestaña de “Rivales”.

La gama Streetwise está formada en nuestro país por dos mecánicas –esta Diesel de 2 litros y una gasolina de 1,4 litros y 103 CV de potencia-. Los motores se pueden montar bien en una carrocería de tres puertas, bien en una de cinco. En ambos casos, la caja de cambios que se acopla es una manual de cinco velocidades (no hay posibilidad de montar una transmisión automática, que para el modelo 25 es una opción y cuesta 1.690 euros). Combinando propulsores y carrocerías se obtienen cuatro versiones en total; a la carrocería de tres puertas se asocia el acabado más básico S y a la de cinco puertas, el más alto, SE. La horquilla de precios va desde 13.745 euros de la versión más económica – tres puertas, mecánica de gasolina y acabado S- hasta el tope de gama, el protagonista de nuestra prueba, que cuesta 17.190 euros.

La nota dominante en el interior del Streetwise es la combinación retro y moderna. También encontramos claras alusiones a la deportividad, por una parte, o al clasicismo, por otra. En la galería que te mostramos a continuación, puedes ver a qué nos estamos refiriendo. La “crítica” constructiva que le hacemos al conjunto interior de este Streetwise es la falta de uniformidad. No hay definición clara; cuando nos sentamos, no sabemos si estamos ante un todo terreno, ante una berlina de más o menos lujo o ante un coche deportivo. Diversos elementos nos despistan. Los asientos son auténticamente deportivos sin llegar a ser baquets. Aunque están tapizados en cuero –de serie-, no resbalan, sujetan a la perfección, el mullido es firme y son muy cómodos.

El salpicadero, con la mayoría de los elementos en plástico, resta elegancia al conjunto sobrio y equilibrado que forman el volante de tres radios y los relojes con fondo negro. Las inserciones plateadas alrededor de los botones del aire acondicionado, luces de emergencia y luces de niebla tampoco “pegan” con el resto. Sin duda alguna, la sorpresa menos agradable la hemos encontrado al abrir la guantera. No sólo se nota que está realizada en un plástico endeble, sino que, además, vemos los entresijos del coche –mazos de cable, aislante de tejido-.

Las únicas informaciones con la que contamos en el cuadro de instrumentos son la de velocidad, la del revoluciones del motor, la temperatura del motor, el nivel del depósito de combustible y la de los cuentakilómetros parcial y total. En alguno de sus rivales, con acabado más alto, ya encontramos ordenador de a bordo. Es posible, no obstante, montar en el Streetwise, de manera opcional, un sistema de navegación (1.900 euros adicionales, aunque no un es ordenador de a bordo).

La posición de conducción, puesto que permite la regulación en altura del asiento, nos ha parecido correcta y cómoda.

La capacidad del maletero es de 325 litros, tiene una boca de carga generosa y un plano no muy hundido. Esta última característica hace más favorable la carga.

A la hora de elegir los rivales que encontrarás analizados a fondo en la pestaña correspondiente, no fueron pocos los problemas que encontré. ¿Por qué? Pues porque, en apariencia, el Streetwise podría encuadrarse en esa “nueva raza de utilitarios inflados y altos”, valga el Ford Fusion como ejemplo. Sin embargo, nuestro protagonista no es un Rover 25 hinchado, sino un 25 más alto y recubierto de molduras plásticas que le dan un aspecto de todo terreno.

Hemos comentado que no se trata de un 4x4 (aunque sí se permite ciertas licencias “todo camino”), tampoco pretende serlo, así que finalmente optamos por buscar a sus contrincantes entre el segmento en el que claramente sí se encuadra el vehículo del que deriva, es decir, el Rover 25. Con esa premisa sí que hemos hallado bastantes automóviles que hacen frente en el mercado a nuestro protagonista. El análisis completo de estas opciones lo encontrarás, como siempre, en la pestaña de “Rivales”.

La gama Streetwise está formada en nuestro país por dos mecánicas –esta Diesel de 2 litros y una gasolina de 1,4 litros y 103 CV de potencia-. Los motores se pueden montar bien en una carrocería de tres puertas, bien en una de cinco. En ambos casos, la caja de cambios que se acopla es una manual de cinco velocidades (no hay posibilidad de montar una transmisión automática, que para el modelo 25 es una opción y cuesta 1.690 euros). Combinando propulsores y carrocerías se obtienen cuatro versiones en total; a la carrocería de tres puertas se asocia el acabado más básico S y a la de cinco puertas, el más alto, SE. La horquilla de precios va desde 13.745 euros de la versión más económica – tres puertas, mecánica de gasolina y acabado S- hasta el tope de gama, el protagonista de nuestra prueba, que cuesta 17.190 euros.

Galería relacionada

Detalles Rover Streetwise

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...