Audi A6 2.4 quattro

Gracias a su motor V6 de 2,4 litros de capacidad con 170 CV de potencia asociado a un sistema de tracción permanente quattro y a sus excelentes dimensiones, el Audi A6 2.4 se convierte en uno de los modelos más cómodos y agradables para viajar con seguridad.
-
Audi A6 2.4 quattro
Audi A6 2.4 quattro

Aunque nos subiéramos con los ojos tapados, sólo con poner el motor en marcha nos daríamos cuenta que estamos en el interior de un Audi. Esa ausencia de vibraciones y el sonido característico del motor delatan una correcta realización de la mecánica y su implantación en el bastidor. Apenas se filtran vibraciones o ruidos parásitos al ralentí, una vez que se ha estabilizado la temperatura de funcionamiento. De hecho, la medición de sonido en el interior del habitáculo ha registrado 44 dB, una cifra bastante baja. A 120 km/h la medición sube a 66,7 dB, mientras que a 160 km/h alcanza un valor de 71 dB, cifras que apenas suben cuando realizamos la medición con la climatización a su máxima potencia en las plazas traseras.

Como decíamos antes, esta mecánica V6 de 170 CV se muestra suficientemente potente para impulsar al A6 con bastante facilidad. No destacan de forma especial las cifras de adelantamiento o recuperaciones, donde estamos acostumbrados a que las mecánicas turbodiésel de última hornada “barran” a los motores atmosféricos de gasolina. Aun así, el A6 2.4 se defiende con bastante facilidad. Sin ser un motor muy potente permite mantener unos cruceros elevados con facilidad. Los desarrollos de la caja de cambios permiten sacar buen partido del motor, reservando la quinta velocidad, bastante larga, para desahogar el régimen de giro del motor y reducir el consumo.

Precisamente este último apartado no está excesivamente bien resuelto, pues circulando con sumo cuidado en el acelerador por carretera, las cifras registradas se acercan a los 9 litros a los 100 km, mientras que en autopista, a cruceros legales es muy difícil rodar por debajo de los 10,5 litros a los 100 km. Lógicamente el consumo en ciclo urbano se dispara y los rozamientos de la transmisión son responsables de que el gasto supere los 15 litros sin posibilidad de reducir este valor.

En el apartado dinámico se muestra bastante eficaz, pues sin perder los buenos modales en cuanto a comodidad, permite un paso por curva muy eficaz. En todo momento transmite una sensación de seguridad y aplomo que refuerza la confianza del conductor. Las suspensiones son bastante firmes, pero no tanto como para incomodar a los ocupantes.

Tan sólo en autovías o autopistas, cuando circulamos deprisa en curvas abiertas se nota un poco de cabeceo que incomoda la trayectoria. Si el pavimento es bueno y uniforme no hay motivo para que los nervios se desaten ante un exceso de gas. Por el contrario, en carreteras con curvas y bacheadas resulta más molesto circular deprisa, porque aquí sí se producen unos rebotes más incómodos, especialmente en el tren trasero que, aunque no descomponen la trayectoria sí resultan algo molestos. Lo que sí se aprecia de forma especial es la excelente motricidad que tenemos en todo momento. Incluso con el suelo deslizante apreciamos una excelente adherencia que se transmite en forma de confianza hacia el conductor.

Si la situación llega a ser aún más comprometida, el sistema de control de estabilidad se encarga de contrarrestar la situación y modificar las condiciones para que el coche recupere la trazada requerida, aunque una vez más, sobre asfalto en malas condiciones interviene con mucha facilidad.

Lo que no nos ha terminado de convencer demasiado ha sido el apartado de frenos, pues esperábamos una mayor ayuda del sistema. A diferencia de muchos modelos en los que el uso intensivo de los mismos se traduce en una pérdida de eficacia, en esta ocasión hemos detectado que las mejores cifras se conseguían tras alcanzar una mayor temperatura a causa de su utilización. Pero incluso así, las distancias de frenado registradas con nuestra unidad se acercaban a los 90 metros circulando a 140 km/h, una cifra impropia de una berlina como ésta.

En definitiva, nos encontramos con un modelo amplio y cómodo, que ofrece un extraordinario comportamiento dinámico y con un precio bastante interesante pues, en el trío de exclusividad en el que se mueven Audi, BMW y Mercedes es el único que ofrece –de momento- el sistema de tracción integral. Bien es cierto que sus competidores han recibido nueva estética hace poco tiempo y que el A6 es el más veterano, pero no por ello menos interesante.

Galería relacionada

Audi A6 2.4 quattro

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...