Ford Mondeo 1.8 SCi Ghia

El SCi es un motor de inyección directa de gasolina, una mecánica pensada para consumir y contaminar menos. ¿Cómo conseguirlo? ¿“Descafinando un 1.8 normal”? En teoría, sí, pero en la práctica han logrado un coche más suave y más agradable de usar, aunque no gasta precisamente menos. No es el único cambio que presenta el Mondeo del año 2004.
-
Ford Mondeo 1.8 SCi Ghia

En ciudad es donde más se nota la diferencia con otros motores. Este Mondeo arranca con decisión y no hace falta acelerarlo tanto como a otros modelos para que empiece a andar.

Sorprenderá –como ya hemos comentado- su suavidad y sus buenos modales cuando nos movemos en el tráfico urbano.

Al salir a carretera, hemos echado en falta un poco de temperamento. A nada que afrontamos un repecho, estamos obligados a reducir de marcha si queremos mantener el mismo ritmo. De todas formas, sus recuperaciones son muy buenas: según nuestro Centro Técnico, para pasar de 80 a 120 km/h en cuarta precisa 11,8 segundos.

Hay que indicar que este motor va unido a la caja de cambios de 6 velocidades. La sexta marcha está pensada claramente para ahorrar combustible, el objetivo de esta mecánica.

El manejo de la caja de cambios nos resulta muy sencillo y agradable. Se insertan las marchas con rapidez, ya que los recorridos de la palanca son cortos.

<

p>

<

p>

<

p>

Ford no ha retocado las suspensiones de este modelo en esta puesta al día. ¿Para qué? Está claro que han dado con la poción exacta. El Mondeo tiene uno de los bastidores más ejemplares del mercado. Las suspensiones son firmes, pero en ningún momento llegan a resultar incómodas. Así, a pesar de su tamaño (estamos hablando de un coche de 4,73 metros de largo, casi la longitud de una berlina de representación), se mueve con mucha agilidad por carreteras viradas. Para ello, también ayuda una dirección muy precisa y un buen equipo de frenos.

Además, este Mondeo, con acabado Ghia, posee un completo equipamiento de seguridad de serie. Con airbags de conductor y pasajero, ABS y control de estabilidad (desconectable mediante un botón en la consola), se puede afirmar que vamos “bien servidos”.

El Mondeo 1.8 SCi sólo se comercializa bajo el acabado Ghia (y caja de seis velocidades), mientras que su “gemelo” –el 1.8 de gasolina y 125 CV- se vende con la terminación Trend (un poco más baja). Con este escalonamiento, Ford quiere diferenciar un poco ambas versiones.

En ciudad es donde más se nota la diferencia con otros motores. Este Mondeo arranca con decisión y no hace falta acelerarlo tanto como a otros modelos para que empiece a andar.

Sorprenderá –como ya hemos comentado- su suavidad y sus buenos modales cuando nos movemos en el tráfico urbano.

Al salir a carretera, hemos echado en falta un poco de temperamento. A nada que afrontamos un repecho, estamos obligados a reducir de marcha si queremos mantener el mismo ritmo. De todas formas, sus recuperaciones son muy buenas: según nuestro Centro Técnico, para pasar de 80 a 120 km/h en cuarta precisa 11,8 segundos.

Hay que indicar que este motor va unido a la caja de cambios de 6 velocidades. La sexta marcha está pensada claramente para ahorrar combustible, el objetivo de esta mecánica.

El manejo de la caja de cambios nos resulta muy sencillo y agradable. Se insertan las marchas con rapidez, ya que los recorridos de la palanca son cortos.

<

p>

<

p>

<

p>

Ford no ha retocado las suspensiones de este modelo en esta puesta al día. ¿Para qué? Está claro que han dado con la poción exacta. El Mondeo tiene uno de los bastidores más ejemplares del mercado. Las suspensiones son firmes, pero en ningún momento llegan a resultar incómodas. Así, a pesar de su tamaño (estamos hablando de un coche de 4,73 metros de largo, casi la longitud de una berlina de representación), se mueve con mucha agilidad por carreteras viradas. Para ello, también ayuda una dirección muy precisa y un buen equipo de frenos.

Además, este Mondeo, con acabado Ghia, posee un completo equipamiento de seguridad de serie. Con airbags de conductor y pasajero, ABS y control de estabilidad (desconectable mediante un botón en la consola), se puede afirmar que vamos “bien servidos”.

El Mondeo 1.8 SCi sólo se comercializa bajo el acabado Ghia (y caja de seis velocidades), mientras que su “gemelo” –el 1.8 de gasolina y 125 CV- se vende con la terminación Trend (un poco más baja). Con este escalonamiento, Ford quiere diferenciar un poco ambas versiones.

Galería relacionada

Mondeo comportamiento

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...