Volkswagen Polo 1.4 FSI 5p

No nos atrevemos a decir que el Polo, nuestro “David” particular, deja fuera de combate al “Goliat” de la marca, el sempiterno Golf. Sin embargo, la versión 1.6 FSI de este último sale mal parada si la enfrentamos a su “hermano pequeño”, equipado con un propulsor 1.4 de inyección estratificada de gasolina. La historia del gigante vencido se repite.
-
Volkswagen Polo 1.4 FSI 5p
Volkswagen Polo 1.4 FSI 5p

Aunque Volkswagen señala que el uso de este Polo está especialmente adaptado a la ciudad –donde tenemos que señalar que el consumo medio llega a los 8 l/100 km, según los datos recogidos por nuestro Centro Técnico-, lo cierto es que no pone reparos a la hora de salir a carretera.

Y no es que se sienta incómodo entre el tráfico: su tamaño (3,87 metros de largo, 1,65 de ancho y 1,46 de alto), a pesar de ser mayor que el de otros modelos de su segmento, no le impide moverse con agilidad entre la densa circulación de una gran urbe. También en autopistas muestra sus buenas maneras, pues puede alcanzar velocidades respetables y mantenerlas sin problemas. Pero donde mejor se aprecia todo lo que puede ofrecer la mecánica FSI es en las vías de montaña.

En ellas, el Polo demuestra que es capaz de mantener un ritmo vivo, aunque a costa de utilizar continuamente el cambio. Por suerte, el manejo de éste es muy preciso y los recorridos entre marchas son cortos, por lo que no será difícil lanzarnos a explorar las carreteras más reviradas.

Sólo echaremos de menos una aceleración mayor, pues, aunque sube de vueltas con la rapidez esperada, lo cierto es que nos hemos quedado algo sorprendidos cuando hemos comprobado lo que tarda en pasar de 0 a 100 km/h: 14 segundos, dos más de lo anunciado por la marca y uno menos de lo que emplea (oficialmente) la versión con 65 CV.

<

p> Sin embargo, al volante no tendremos esa sensación, ya que podremos rodar bastante deprisa en los trazados más sinuosos, gracias a un comportamiento aplomado y estable. El diseño del vehículo, con las cuatro ruedas justo en las esquinas, ayuda a reforzar esta impresión. Ocurre lo mismo con el tarado de las suspensiones, bastante correcto –de hecho, nos ha sorprendido su firmeza, ya que esperábamos un vehículo más comprometido con la comodidad de los ocupantes-. La amortiguación permite afrontar cualquier giro sin aspavientos, ya que la trazada se mantiene estable. La dirección, por supuesto, también aporta su “granito de arena” en este apartado y ayuda a inscribir el coche en las curvas con precisión.

El equipo de frenos es, quizá, lo menos equilibrado de este Polo. Su mordiente es mejorable, al igual que el tacto del pedal, algo “esponjoso” al principio del recorrido. Desde 140 km/h, emplea 79,5 metros para detenerse, una cifra excesiva para un vehículo que pesa 1.125 kilos. Este valor aumentará, lógicamente, si llevamos pasajeros o equipaje y ya adelantamos que hay espacio suficiente para todo.

Galería relacionada

Volkswagen Polo FSI

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...