Volkswagen Polo 1.4 FSI 5p

No nos atrevemos a decir que el Polo, nuestro “David” particular, deja fuera de combate al “Goliat” de la marca, el sempiterno Golf. Sin embargo, la versión 1.6 FSI de este último sale mal parada si la enfrentamos a su “hermano pequeño”, equipado con un propulsor 1.4 de inyección estratificada de gasolina. La historia del gigante vencido se repite.
-
Volkswagen Polo 1.4 FSI 5p
Volkswagen Polo 1.4 FSI 5p

Al Polo le ha sentado muy bien el motor FSI 1.4 con el que se completa la gama, ya que lo convierte en el primer modelo de su segmento cuya mecánica emplea un sistema de inyección directa de gasolina. Además, lo dota de 86 CV (84, según nuestro Centro Técnico), por lo que ya no hay –teóricamente- un salto tan grande entre la versión más potente (la 1.4i, con 100 CV) y la inmediatamente inferior, con la misma cilindrada y 75 CV.

Estos 11 CV más de potencia han sido mejor digeridos que los cinco “extra” que proporciona el 1.6 FSI al Golf. Cuando probamos esta versión, ya anunciamos que echábamos en falta algo más de fuerza, pues, en muchas ocasiones, los 110 CV de este propulsor se quedaban cortos para mover los 1.123 kilos del VW más famoso. Ni siquiera el argumento de un funcionamiento más suave y un menor consumo nos convencía, puesto que la pretendida reducción en el gasto de combustible no es tan notable. Tampoco lo es en el Polo, pero éste agradece la dosis suplementaria de empuje con una relativa mejora de prestaciones. En descargo del Golf, diremos que su “hermano pequeño” pesa 86 kilos menos, lo que influye a la hora de ofrecer una impresión de mayor viveza en su respuesta.

Lo que no ha variado es la pobre rebaja en los consumos. Pese a que la marca alemana afirma que este motor ofrece un gasto de carburante sensiblemente menor que el del resto de la gama (exceptuando, claro está, las versiones Diesel), lo cierto es que los 5,8 l/100 km de consumo medio que anuncia el fabricante llegan hasta los 6,7 tras pasar por las mediciones de nuestro Centro Técnico. Este valor es similar al ofrecido por el Polo 1.4i, con 100 CV.

Al parecer, esta cifra es menor en otros países, donde cuentan con una gasolina de 95 octanos con un contenido de azufre más bajo. También en otros mercados disminuyen aún más las ya de por sí bajas emisiones contaminantes de este propulsor.

El funcionamiento de esta mecánica se basa en la inyección estratificada de combustible (de ahí las siglas FSI, denominación en inglés de este sistema). A través de un conducto común –“common-rail”-, la gasolina se inyecta en la cámara de combustión a una presión de 100 bares. Cada conducto de admisión tiene dos canales separados para cada cilindro. Una mariposa divide, además, este tubo en dos secciones: superior e inferior. Esta última queda cerrada en el modo de carga estratificada, creando un torbellino en la cámara de combustión. En las cargas medias, la mezcla rica se concentra alrededor de la bujía, en la parte central de dicha cámara; el resto de la misma sólo contiene aire puro. En cargas elevadas (y también durante la fase de regeneración y limpieza del catalizador de NOx), esta mecánica trabaja de la misma forma que una convencional, aunque su eficiencia es superior, según Volkswagen. La gasolina no se inyecta durante el ciclo de compresión, sino en el de admisión, con el fin de lograr una mezcla óptima. La mariposa se abre para proporcionar el máximo volumen de aire.

<

p> Por otra parte, el tratamiento de los gases de escape es más eficaz, señala la marca, gracias al convertidor catalítico colector de NOx, que reduce el volumen de óxidos de nitrógeno. Durante la carga estratificada “empobrecida” se genera una mayor cantidad de impurezas, que deben ser transformadas en compuestos de nitrógeno inocuos. Así, un sensor identifica el momento del llenado del catalizador y la gestión del motor pasa, inmediatamente, a un modo de operación homogéneo. Durante este tiempo (en el que la carga es “rica”), los óxidos de nitrógeno se convierten en sustancias inofensivas. Esta operación se lleva a cabo una vez por minuto y tarda, aproximadamente, dos segundos.

Galería relacionada

Volkswagen Polo FSI

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...