Volkswagen Passat Variant 2.5 TDi/180 6v Highline 4M

Una nueva vuelta de tuerca en el motor V6 TDI ha permitido aumentar la potencia hasta los 180 CV. Gracias a esta mecánica, el VW Passat ofrece un extraordinario nivel de prestaciones con unos consumos bastante contenidos.
-
Volkswagen Passat Variant 2.5 TDi/180 6v Highline 4M
Volkswagen Passat Variant 2.5 TDi/180 6v Highline 4M

La mecánica que emplea el Passat no es nueva, ya la conocimos en la misma configuración de potencia en el Audi A4 hace un par de años, aunque oficialmente se ha dado a conocer en el modelo de Volkswagen durante la pasada edición del Salón de Ginebra.

Basado en la versión inicial de 150 CV, incorpora nuevas válvulas con compensación hidráulica y anuncia una potencia máxima de 180 CV a 4.000 rpm, aunque debido al sistema de tracción total no hemos podido comprobar su potencia en nuestro banco de rodillos. También la cifra de par que anuncia esta mecánica resulta muy satisfactoria, con un valor superior a los 37 mkg a 1.500 rpm que se mantiene estable hasta 2.500 revoluciones.

El motor proporciona unas cifras de rendimiento destacables, aunque hoy en día ya han sido superadas por diversos competidores. También el refinamiento y la suavidad de funcionamiento son aspectos que han evolucionado en las últimas fechas. Así, el nivel de ruido, especialmente al ralentí, no se encuentra lo suficientemente mitigado como para poder considerarlo un vehículo lujoso, aunque sí muy satisfactorio. Las mecánicas Diesel de otros competidores como BMW, Mercedes o Volvo se encuentran mejor resueltas en este apartado.

El funcionamiento por debajo de 1.800 revoluciones resulta algo decepcionante e inesperado en una mecánica de seis cilindros, Diesel, turboalimentada. Prácticamente no hay respuesta hasta que no se supera dicho valor, lo que resulta algo incómodo a la hora de circular por ciudad, pues obliga a bajar de marcha cada vez que la circulación se ralentiza. Eso sí, una vez superada esta cifra, el motor se transforma y hace una entrega de potencia contundente, desbordante, abrumadora, hasta casi las 4.000 rpm, cifra en la que la energía vuelve a decaer súbitamente.

Este comportamiento del motor permite que en condiciones normales las cifras de adelantamiento y recuperaciones resulten demoledoras, a pesar del sistema de tracción total permanente –que produce una mayor fricción- y del peso del modelo, que en orden de marcha ha registrado en nuestra báscula 1.753 kg.

Los datos que no nos han parecido tan espectaculares son los referentes a las distancias de frenada que, aunque registran buenas cifras en los primeros ejercicios, presentan claros síntomas de desfallecimiento ante un uso prolongado de los mismos. Ofrecen buen tacto del pedal pero no otorgan la confianza que se merece el modelo, pues el motor permite circular a ritmos vivos y el peso del conjunto resulta bastante elevado.

El comportamiento dinámico del Passat viene marcado por el tren de rodaje deportivo que incluye esta versión, con neumáticos opcionales 225/45 en llanta de 17 pulgadas, lo que proporciona una extraordinaria precisión sobre trazados con buen firme, pero que se traduce en cierta incomodidad para los ocupantes al circular sobre pavimentos degradados, mostrando rebotes un poco secos. Aun así, es muy difícil que el Passat pierda la compostura en tramos muy virados ni siquiera desconectando el control de estabilidad. La motricidad es muy buena y sólo en curvas muy cerradas, enrevesadas, el tren delantero se muestra más torpe de lo deseable cuando intentamos desafiar las leyes de la física.

Por su parte, el apartado de los consumos, sin ser espectacularmente bajo, puede considerarse satisfactorio, pues permite efectuar cruceros reales en torno a los 130 km/h gastando unos 8 litros a los 100 km. La caja de seis velocidades, con una desmultiplicación en sexta bastante larga, tiene bastante responsabilidad en este cometido, permite viajar por autopista o autovía con el motor muy desahogado y con un nivel de ruido bastante bajo.

Ideal para viajes largos y bastante agradable de uso en trazados con buen firme, nos planteamos también la posibilidad de la variante de 130 CV, pues aunque cede algo en prestaciones respecto al V6 permite unos consumos inferiores y un agrado de utilización superior a bajo régimen. Además es 6.500 euros más barato, una diferencia como para pensárselo dos veces. ¿No?

Galería relacionada

Volkswagen Passat 2.5 TDi/180

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...