Fiat Punto 1.3 Multijet Dynamic 3p

El motor lo es todo para este Punto. No es un vehículo muy cómodo, tampoco su comportamiento dinámico es extremadamente brillante, pero estas carencias quedan enmendas por el excelente motor Multijet que tiene. Se trata del propulsor Diesel turboalimentado más pequeño de su categoría, pero, sin embargo, es uno de los que ofrece mejores prestaciones.
-
Fiat Punto 1.3 Multijet Dynamic 3p
Fiat Punto 1.3 Multijet Dynamic 3p

Una de las novedades del rediseñado Fiat Punto es la inclusión, acertadísima, del motor de gasóleo turboalimentado Multijet de 1,3 litros de cilindrada y 70 CV de potencia. Sin duda alguna, esta ha sido la parte del coche que más nos ha gustado.

Se trata de un propulsor Multijet – de segunda generación con common rail- afinado con maestría que ofrece, según los datos recogidos por nuestro Centro Técnico, una potencia máxima de 76 CV a 4.000 rpm. El margen de mejor utilización de la mecánica se encuentra entre 2.250 y 4.500 vueltas, cuando la cifra de par máximo está en torno a los 12 mkg. A la vista de estos datos, podemos asegurar que nos encontramos ante un propulsor con amplio margen de utilización, aunque bien es cierto que, si queremos obtener sus mejores condiciones, debemos jugar con el cambio en la parte más alta del cuentarrevoluciones.

Con estos argumentos mecánicos, la agradable conducción está asegurada. ¿O no? Pues muchos son los elementos que han “nublado” nuestra primera impresión teórica (la que nos conformamos después de cotejar los datos y las prestaciones sobre la mesa).

Nos sorprende la posición de conducción, que nos parece un tanto incómoda. Subimos el asiento del conductor, me gusta conducir en una posición más bien alta, y topa con nuestras piernas. Regulamos el respaldo del asiento, pero no conseguimos encontrarnos totalmente a gusto. Una vez coloca el asiento y ajustado el volante –sólo se regula en altura- encontramos una posición en la que, más o menos, nos sentimos bien. Antes de arrancar nos intentamos familiarizar con los mandos.

Los ingenieros de Fiat han partido del motor Multijet JTD 1.9 para desarrollar este pequeño 1.3 Multijet con 16 válvulas. Este propulsor utiliza la tecnología common rail de segunda generación, un sistema que permite hasta cinco fases de inyección de combustible. Cuenta con intercooler y la cámara de combustión del de 140 CV, pero adaptados al tamaño más reducido de la mecánica. Además, se han añadido un sistema de admisión con colector de plástico y conductos direccionales, que no se incluían en la mecánica más potente.

Nos ponemos en marcha con el firme objetivo de dar una vuelta por ciudad, así que pulsamos el botón “City” que activa mayor asistencia en la dirección eléctrica –más blandita-, pero en los primeros compases de nuestro recorrido optamos por volver a pulsar el botón. Nos resulta demasiado incluso para ciudad, demasiada asistencia para sortear la jungla urbana.

Salimos a carretera con la dirección “dura”, la que nos ha parecido aceptable para la ciudad –después de desconectar el modo City del dispositivo Dual Drive- y, de nuevo, esta vez en autovía, la dirección nos parece demasiado blanda. El problema con el que topamos ahora es que no hay un nivel más de dureza: o muy, muy blanda o… blanda. Comprobamos en nuestro recorrido extraurbano que las suspensiones no están taradas con suficiente firmeza para permitir un comportamiento más sereno del coche que, en apoyo, se inclina en ocasiones. Esta misma característica nos permite una conducción agradable en ciudad sin sacrificar el confort.

El primero de nuestros recorridos largos, lo realizamos por la noche y comprobamos la buena iluminación de que dispone el Punto, aunque no quedamos demasiado satisfechos con la visibilidad lateral. Los retrovisores exteriores son pequeños y los pilares demasiado anchos.

Ya de día iniciamos un nuevo recorrido. En este caso vamos a probar el comportamiento dinámico en zonas de curvas enlazadas. En los primeros compases de nuestro viaje confirmamos nuestras expectativas: no se trata de un vehículo deportivo, aunque sí es cierto que el comportamiento es divertido, siempre y cuando seamos amantes de un tren trasero más bien alegre, que se insinúa al levantar el pie del acelerador en apoyo. Con la carretera mojada, incluso puede llegar a deslizar, aunque siempre percibiremos este sobreviraje a tiempo de corregirlo sin peligro.

El reparto de peso en el Punto es de un 65 por ciento delante y un 35 por ciento detrás, lo que se deja notar en el comportamiento dinámico.

Galería relacionada

Fiat Punto 1.3 Multijet

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...