Peugeot 607 HDI 2.2 6V

La marca del león acaba de enriquecer la gama del 607 con una caja de cambios que cuenta con una sexta marcha capaz de brindar ahorro de combustible y menor sonoridad al ya conocido motor turbodiésel 2.2 con common rail con el que se combina. De paso, han mejorado el equipamiento y, dice Peugeot, todo ello sin sobreprecio para el cliente.
Autopista -
Peugeot 607 HDI 2.2 6V
Peugeot 607 HDI 2.2 6V

El 607 se lanzó al mercado hace tres años y en él cifraba Peugeot su entrada, a pesar de ser marca generalista, en el Olimpo del lujo y las altas prestaciones habitado de siempre por el trío Mercedes, Audi y BMW. Con 100.000 unidades vendidas, la marca califica su rendimiento económico como un auténtico éxito, aunque lo cierto es que la percepción de Peugeot como marca “premium” sólo se ha materializado en Francia, su mercado nativo. Hoy, el 607 sigue siendo un buen vehículo, aún con la gloria de haber sido el primero en aplicar la tecnología de filtro de partículas, y capaz de dar muchas alegrías a sus creadores. Quizás por esa razón, éstos han resuelto ampliar su oferta y mejorar su rendimiento mecánico aplicando a la versión 2.2 HDI una caja de cambios de seis velocidades que reemplaza a la de 5 relaciones, conservando este número de marchas en la automática autoadaptativa y de uso también secuencial Tiptronic.

Con una cilindrada de 2.179 cm3, el 2.2 HDI de cuatro cilindros y 16 válvulas, cuenta con un turbo de geometría variable y filtro de partículas, que las retiene y luego las quema, con el consiguiente beneficio en las emisiones y cuya periodicidad de mantenimiento se ha alargado ahora a los 120.000 km. Desarrolla 136 CV a 4.000 rpm y un par máximo de 32 mkg a 2.000 rpm, alcanzando los 100 km/h en 11,5 segundos. Su velocidad punta es de 205 km/h y la disponibilidad de par a bajo régimen le permite rodar con total solvencia a bajas vueltas, ahorrando combustible (6,6 litros a los 100 km en cliclo mixto) y mejorando el confort de marcha. La instrumentación incluye un piloto que alerta al conductor si el vehículo supera, aunque sea puntualmente, los valores de emisión reglamentarios. La nueva caja ocupa lo mismo que la de 5 velocidades y esto permite conservar el mismo radio de giro.

Para el usuario, la nueva marcha aporta un plus de relajación en la conducción y una reserva de potencia para conseguir las máximas prestaciones con una excelente comodidad de rodadura. Alcanzar altas velocidades de crucero en vías con curvas de amplio radio y buen firme es fácil y seguro y añade un placer indudable a la conducción diaria.

Además de esta nueva caja, la gama 607 cuenta ahora con nuevas prestaciones, sin sobreprecio para el cliente. En seguridad pasiva, ahora tiene airbags laterales para las plazas traseras, en complemento con los airbags de cortina, ya existentes. Como equipamiento de confort, la apertura y cierre del maletero se han automatizado con un accionamiento además muy sencillo (un botón específico del mando a distancia o el cero del logotipo “607” pegado en el capó). Los retrovisores exteriores se pliegan ahora automáticamente y, como el interior, son electrocrómicos, una tecnología que impide los deslumbramientos y a la que el comprador puede acceder opcionalmente. Por último, el kit opcional manos libres Bluetooth, con el reconocimiento y la conexión automática entre un teléfono móvil compatible con esta tecnología inalámbrica y el coche. Sólo con llevar el móvil encima es posible llamar y mantener una conversación a través de los altavoces de la radio –y continuarla al salir del vehículo- y utilizar todas las funciones del móvil, navegando por sus menús a través de la pantalla multifunción del coche. También se han aplicado pequeños cambios que mejoran la estética del vehículo, como llantas “Arctique” de aluminio de 17 pulgadas, un nuevo tipo de revestimiento de terciopelo para los asientos y cueros con la nueva tonalidad “azul cobalto”.

El 607 se lanzó al mercado hace tres años y en él cifraba Peugeot su entrada, a pesar de ser marca generalista, en el Olimpo del lujo y las altas prestaciones habitado de siempre por el trío Mercedes, Audi y BMW. Con 100.000 unidades vendidas, la marca califica su rendimiento económico como un auténtico éxito, aunque lo cierto es que la percepción de Peugeot como marca “premium” sólo se ha materializado en Francia, su mercado nativo. Hoy, el 607 sigue siendo un buen vehículo, aún con la gloria de haber sido el primero en aplicar la tecnología de filtro de partículas, y capaz de dar muchas alegrías a sus creadores. Quizás por esa razón, éstos han resuelto ampliar su oferta y mejorar su rendimiento mecánico aplicando a la versión 2.2 HDI una caja de cambios de seis velocidades que reemplaza a la de 5 relaciones, conservando este número de marchas en la automática autoadaptativa y de uso también secuencial Tiptronic.

Con una cilindrada de 2.179 cm3, el 2.2 HDI de cuatro cilindros y 16 válvulas, cuenta con un turbo de geometría variable y filtro de partículas, que las retiene y luego las quema, con el consiguiente beneficio en las emisiones y cuya periodicidad de mantenimiento se ha alargado ahora a los 120.000 km. Desarrolla 136 CV a 4.000 rpm y un par máximo de 32 mkg a 2.000 rpm, alcanzando los 100 km/h en 11,5 segundos. Su velocidad punta es de 205 km/h y la disponibilidad de par a bajo régimen le permite rodar con total solvencia a bajas vueltas, ahorrando combustible (6,6 litros a los 100 km en cliclo mixto) y mejorando el confort de marcha. La instrumentación incluye un piloto que alerta al conductor si el vehículo supera, aunque sea puntualmente, los valores de emisión reglamentarios. La nueva caja ocupa lo mismo que la de 5 velocidades y esto permite conservar el mismo radio de giro.

Para el usuario, la nueva marcha aporta un plus de relajación en la conducción y una reserva de potencia para conseguir las máximas prestaciones con una excelente comodidad de rodadura. Alcanzar altas velocidades de crucero en vías con curvas de amplio radio y buen firme es fácil y seguro y añade un placer indudable a la conducción diaria.

Además de esta nueva caja, la gama 607 cuenta ahora con nuevas prestaciones, sin sobreprecio para el cliente. En seguridad pasiva, ahora tiene airbags laterales para las plazas traseras, en complemento con los airbags de cortina, ya existentes. Como equipamiento de confort, la apertura y cierre del maletero se han automatizado con un accionamiento además muy sencillo (un botón específico del mando a distancia o el cero del logotipo “607” pegado en el capó). Los retrovisores exteriores se pliegan ahora automáticamente y, como el interior, son electrocrómicos, una tecnología que impide los deslumbramientos y a la que el comprador puede acceder opcionalmente. Por último, el kit opcional manos libres Bluetooth, con el reconocimiento y la conexión automática entre un teléfono móvil compatible con esta tecnología inalámbrica y el coche. Sólo con llevar el móvil encima es posible llamar y mantener una conversación a través de los altavoces de la radio –y continuarla al salir del vehículo- y utilizar todas las funciones del móvil, navegando por sus menús a través de la pantalla multifunción del coche. También se han aplicado pequeños cambios que mejoran la estética del vehículo, como llantas “Arctique” de aluminio de 17 pulgadas, un nuevo tipo de revestimiento de terciopelo para los asientos y cueros con la nueva tonalidad “azul cobalto”.

Galería relacionada

607 6 vel

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...