Gama Saab 9-5 2004

La conocida y veterana gama 9-5 de Saab recibe nuevos aires con la inclusión de una nueva variante del motor turbo de 2,3 litros que ahora rinde 220 CV. Al mismo tiempo, se incluyen cambios en el diseño del Aero, la versión más radical y deportiva.
-
Gama Saab 9-5 2004
Gama Saab 9-5 2004

Los ingenieros de Saab han extraído un nuevo nivel de potencia para su motor turbo de 2,3 litros. En la actualidad se cuenta con una versión de 185 CV y otra, en la configuración Aero, de 250 CV, pero a partir de octubre se añade un nuevo rango de potencia, esta vez 220 CV. Esta mecánica sustituirá al 3,0 litros V6 de 200 CV y aporta un carácter más enérgico y unos consumos más reducidos.

El nuevo propulsor arroja un mayor nivel de potencia (20 CV) y un par similar al antiguo V6 de la marca (31,6 mkg). Sin embargo, su nivel máximo se alcanza antes en el motor de menor cilindrada (1.900 vueltas) y, además, se mantiene constante hasta las 4.500 rpm.

Esto, en un uso práctico, se traduce en un mayor agrado de uso en ciudad, ya que se dispone de mayor fuerza a bajo régimen, en arrancadas y salidas de semáforos. Al mismo tiempo, las recuperaciones, según cifras aportadas por la firma sueca, son también brillantes, aunque son algo peores que las que ofrecía el 3 litros, que era ayudado por la gestión de su cambio automático.

En nuestra toma de contacto, las sensaciones han sido muy buenas. El motor muestra una entrega de potencia bastante lineal y explosiva. Es un coche muy rápido, no olvidemos que son 220 CV, que sube de vueltas sin complejos y ofrece cruceros muy altos. El dinamismo del vehículo se ve incrementado con unas suspensiones lo suficientemente rígidas para que la carrocería no balancee demasiado y, al mismo tiempo, la comodidad de los ocupantes no se resienta.

Como curiosidad, hay que reseñar algo que nos ha parecido paradójico. En un coche de marcado carácter deportivo, donde incluso se ha introducido un reloj que indica a qué presión funciona el turbo, no nos convence demasiado un volante tan grande, que no favorece nada el talante atlético del 9-5.

Esta variante de 220 CV, con 16 válvulas e inyección directa, utiliza la gestión electrónica de motor Saab Trionic 7 e incorpora ejes de equilibrado de contrarrotación para un máximo refinamiento de marcha. Se encuentra disponible con caja de cambios manual o automática y ofrece de serie control de tracción TCS y control de estabilidad ESP.

La gama 9-5, al mismo tiempo, recibe un “lavado de cara” en el interior. De esta manera, se incorpora una tapicería de cuero gris claro, que reemplaza al color carbón, y un salpicadero en negro mate con el fin de dotarlo de una imagen más deportiva y enérgica. También se incluye un nuevo dispositivo que avisa de que los cinturones de seguridad delanteros no se encuentran abrochados, una pantalla táctil de navegación e información de mayores dimensiones (7 pulgadas) y nuevos colores para la carrocería.

Saab ha aprovechado la introducción de este nuevo motor y los retoques en el interior para modificar ligeramente la estética exterior e interior de los modelos Aero, los más deportivos de la gama. A partir de octubre, contarán, entre otros elementos, con llantas de aleación de aluminio de cinco radios y 17 pulgadas, faros delanteros antiniebla “efecto joya” más pequeños y un diseño más afilado de los parachoques delanteros y traseros.

En cuanto a los precios del 2.3T, que estará a la venta en octubre, son de 34.600 euros (Linear), 37.100 (Arc) y 37.400 (Vector). Las variantes familiares incrementan este precio en 900 euros.

El nuevo 2.3T se venderá asociado a tres niveles de equipamiento: Linear, Arc y Vector.
El acabado Linear ofrece, entre otros: climatizador, reposacabezas activos, sistema de control de tracción, control de estabilidad, llantas de aleación de 16 pulgadas, guantera refrigerada, airbags de conductor, acompañante, laterales de cabeza y tórax, repartidor electrónico de la frenada, pantalla de información Saab, asiento trasero abatible y función panel nocturno (permite apagar la instrumentación para evitar distracciones. Es un sistema utilizado ya en la aeronáutica).
El Arc incluye lo mismo que Linear más: luces antiniebla integradas; tapicería de cuero, volante, pomo y fuelle de la palanca en cuero, sistema de sonido con CD y mandos en el volante.
En el Vectorse incorporan también llantas de aleación de 17 pulgadas, asientos deportivos cuero/textil y volante deportivo.

Galería relacionada

Saab 9-5

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...