BMW 330 Cd

Dijeron que nunca harían un coupé Diesel… Afortunadamente se equivocaron. A bordo de este BMW, por fin he entendido el famoso lema de ‘’¿Te gusta conducir?’’. Si la respuesta es sí, prepárate. El 330 Cd te creará adicción.
-
BMW 330 Cd
BMW 330 Cd

El BMW Coupé es la variante más deportiva de todos los modelos de la Serie 3 no desarrollados por Motorsport "M" y esta versión Diesel no se queda atrás. Es más, si lo llevamos por ciudad, puede resultar un poco brusco, como si deseara que lo dejáramos en libertad. Y nosotros, encantados de soltarle las riendas: es un coche noble, de reacciones previsibles y muy aplomado.

Además, su dotación de seguridad nos permite disfrutar sin miedos. Este modelo inspira confianza. El conjunto de frenos cumple a la perfección. Las distancias de frenado son muy buenas (a 140 km/h precisa 3,85 segundos y recorrerá 73,9 metros para detenerse del todo); además, éstas se mantienen inalterables y el tacto resulta ejemplar. También incorpora de serie suspensión deportiva y controles de estabilidad y de tracción, que incluye bloqueo electrónico del diferencial y sistema de detección de frenado de emergencia.

La dirección refleja muy bien lo que –seguramente- pasa a gran velocidad bajo nuestras ruedas. Al ser un propulsión trasera, la dirección no se ve contaminada por la fuerza del motor. Tenemos la sensación de que el coche pisa con fuerza: no en vano tiene la misma distancia entre ejes que la berlina, aunque es 21 mm más corto, lo que le aporta mayor estabilidad (las ruedas van más al extremo del vehículo).

Aunque es un coche diseñado para la carretera, no resulta nada aparatoso en ciudad (una vez que nos hemos acostumbrado a su temperamento), incluso tiene un par de detalles que nos pueden resultar muy prácticos. La tapa del maletero se abre automáticamente con el mando y encontramos más de 410 litros aprovechables.

Sin ostentaciones, un poco espartano incluso, pero bien diseñado. El interior de este modelo ha sido “tocado” por la división deportiva de la marca (aunque la parte mecánica no ha sido desarrollada por ellos): volante de cuero de tres radios, asientos deportivos, gran reposapiés…
El conductor pone las manos en el volante e incluso se puede hacer la ilusión de que está fabricado específicamente para él. Regulará el asiento de tres maneras posibles y no tendrá problemas para encontrar la postura adecuada (sólo si se es muy alto el respaldo puede resultar algo corto y la banqueta quedará un poco elevada). La visibilidad es muy buena, sobre todo desde el retrovisor central, con el que se controla toda la parte trasera.

En definitiva, es todo un BMW, aunque al comprobar en el cuadro de mandos el indicador de cuántos litros hemos consumido, nos creará algunas dudas: según nuestras mediciones, precisa 6,57 litros cada 100 km a 120 km/h y 8,5 cuando nos movemos por ciudad. Estas marcas no encajan con la definición típica de un deportivo. Eso sí, los tópicos sólo sirven para saltárselos (sobre todo cuando se trata de ir a la gasolinera).

El BMW Coupé es la variante más deportiva de todos los modelos de la Serie 3 no desarrollados por Motorsport "M" y esta versión Diesel no se queda atrás. Es más, si lo llevamos por ciudad, puede resultar un poco brusco, como si deseara que lo dejáramos en libertad. Y nosotros, encantados de soltarle las riendas: es un coche noble, de reacciones previsibles y muy aplomado.

Además, su dotación de seguridad nos permite disfrutar sin miedos. Este modelo inspira confianza. El conjunto de frenos cumple a la perfección. Las distancias de frenado son muy buenas (a 140 km/h precisa 3,85 segundos y recorrerá 73,9 metros para detenerse del todo); además, éstas se mantienen inalterables y el tacto resulta ejemplar. También incorpora de serie suspensión deportiva y controles de estabilidad y de tracción, que incluye bloqueo electrónico del diferencial y sistema de detección de frenado de emergencia.

La dirección refleja muy bien lo que –seguramente- pasa a gran velocidad bajo nuestras ruedas. Al ser un propulsión trasera, la dirección no se ve contaminada por la fuerza del motor. Tenemos la sensación de que el coche pisa con fuerza: no en vano tiene la misma distancia entre ejes que la berlina, aunque es 21 mm más corto, lo que le aporta mayor estabilidad (las ruedas van más al extremo del vehículo).

Aunque es un coche diseñado para la carretera, no resulta nada aparatoso en ciudad (una vez que nos hemos acostumbrado a su temperamento), incluso tiene un par de detalles que nos pueden resultar muy prácticos. La tapa del maletero se abre automáticamente con el mando y encontramos más de 410 litros aprovechables.

Sin ostentaciones, un poco espartano incluso, pero bien diseñado. El interior de este modelo ha sido “tocado” por la división deportiva de la marca (aunque la parte mecánica no ha sido desarrollada por ellos): volante de cuero de tres radios, asientos deportivos, gran reposapiés…
El conductor pone las manos en el volante e incluso se puede hacer la ilusión de que está fabricado específicamente para él. Regulará el asiento de tres maneras posibles y no tendrá problemas para encontrar la postura adecuada (sólo si se es muy alto el respaldo puede resultar algo corto y la banqueta quedará un poco elevada). La visibilidad es muy buena, sobre todo desde el retrovisor central, con el que se controla toda la parte trasera.

En definitiva, es todo un BMW, aunque al comprobar en el cuadro de mandos el indicador de cuántos litros hemos consumido, nos creará algunas dudas: según nuestras mediciones, precisa 6,57 litros cada 100 km a 120 km/h y 8,5 cuando nos movemos por ciudad. Estas marcas no encajan con la definición típica de un deportivo. Eso sí, los tópicos sólo sirven para saltárselos (sobre todo cuando se trata de ir a la gasolinera).

Galería relacionada

BMW 330 CD

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...