Mini One D

El Mini One D es la primera incursión de la marca británica en el mundo de los Diesel y, aunque, en principio, nos parecía un tanto extraño que BMW, propietaria de Mini, se haya inclinado por una mecánica nipona para el estreno, el resultado es bastante satisfactorio. Además, hay que tener en cuenta que estamos en un mercado global en el que no es raro que un vehículo europeo se fabrique en Asia con componentes americanos.
-
Mini One D

Otra de las características que más llaman la atención de todos los Mini es su cuidadísimo interior. No sólo los acabados parecen de alta calidad, sino que la disposición de los diferentes elementos en el salpicadero y el propio diseño de los mismos recrean un habitáculo destacable, sobre todo, si lo comparamos con cualquiera de los salpicaderos de sus rivales, todos ellos más sobrios y menos imaginativos.

El salpicadero está presidido en el centro por un enorme velocímetro que en la misma esfera incluye la información referente al nivel de combustible y a la temperatura del agua y los testigos de las luces largas, intermitentes, etc. Enmarcando este velocímetro hay dos toberas de salida de aire con un original diseño. Detrás del volante –de dos radios y sólo regulable en altura- encontramos un no menos grande cuentavueltas que también incluye algunos testigos: control de estabilidad, calentadores de los inyectores Diesel y cinturón de seguridad, por ejemplo.

Poco tiempo pasa desde que nos sentamos en este Mini hasta encontramos la posición ideal de conducción. En esta facilidad tiene que incidir mi altura –algo más de 1,5 m-. De todas formas, las cotas que hemos registrado –en las plazas delanteras principalmente- tampoco son tan negativas como cabría esperar para un coche como el Mini. Otro cantar nos encontramos, si nos desplazamos como uno de los dos viajeros –está homologado para cuatro ocupantes- de las plazas traseras. El acceso es algo comprometido debido a la altura del coche. Salvando la entrada, pese a que las plazas son aparentemente amplias, tendremos algún problema con las piernas. Nuestro protagonista reserva 71 cm para ellas, dos más que el Yaris y 1 más que el Polo, pero tres menos que el Mazda2, por ejemplo. Este Mini es el que menos espacio reserva en anchura interior –107 cm- para los ocupantes de las plazas traseras frente a 130 cm del VW Polo y Audi A2, 126 del Toyota Yaris ó 134 del Mazda2. Y, si seguimos avanzando hacia atrás, nos encontramos con un Mini-maletero que tan sólo tiene capacidad para 150 litros, cualquiera de sus rivales supera los 200 litros y el A2 incluso alcanza los 355.

Desde el puesto de conducción todos los elementos están al alcance. Ubicados en el salpicadero encontramos las luces de emergencia (al lado del velocímetro) y los interruptores (sí, “clásicos” interruptores) de los elevalunas, el cierre centralizado y el control de estabilidad en la consola central. Los únicos botones que nos parecen algo ocultos y menos cómodos de accionar son el de regulación eléctrica de los espejos retrovisores y el de la presión de los neumáticos, que se encuentran detrás de la palanca de cambios.

La gama del Mini en nuestro país está compuesta por cinco versiones. Cuatro de ellas equipan mecánica de gasolina y la otra, protagonista de nuestro test, propulsor Diesel. Los Mini con motor de gasolina tienen potencias comprendidas entre 90 y 200 CV. Es, por tanto, este Mini One D el que dispone de menor potencia dentro de la gama y el único con mecánica de gasóleo. El Mini más barato es el equivalente a nuestro protagonista, pero con motor gasolina, el One de 90 CV que cuesta 14.900 euros. La diferencia de precio entre uno y otro hará que más de uno se lo piense antes de decantarse por esta mecánica de gasóleo.

Galería relacionada

Mini D

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...