Ford Focus 2.0 Turbo RS

Sólo su aspecto exterior ya delata las intenciones de este particular Focus. Las siglas RS corroboran que se trata de una versión específica, que esconde bajo su capó delantero una máquina de precisión de alto rendimiento capaz de liberar 215 CV. Una especial puesta a punto del chasis y un equipamiento sin concesiones al lujo, acorde al planteamiento de la versión, completan el excelente trabajo realizado por la división Ford Team RS.
-
Ford Focus 2.0 Turbo RS
Ford Focus 2.0 Turbo RS

La adaptación de la mecánica sobrealimentada tiene unos resultados muy satisfactorios. Para empezar, la potencia que se extrae del motor alcanza los 215 CV prometidos en la ficha técnica y el par suministrado supera sensiblemente el anunciado, con 39 mkg a 3.880 rpm.

Sin embargo, lo que más llama la atención no es cifra en sí, sino la forma en la que hace la entrega: una auténtica explosión que se produce al alcanzar el entorno de las 2.800 revoluciones y que se mantiene en valores muy elevados casi hasta llegar al corte del encendido, cerca de las 6.500 rpm. Llama la atención la representación del diagrama de par en el que podemos apreciar valores elevados por encima de 2.500 rpm.

Por su parte, la curva de potencia representa una ligera pérdida de energía al alcanzar el umbral de las 4.000 rpm, que se recupera nuevamente a 4.700 vueltas.

Para que el chasis sea capaz de digerir los raudales de potencia que emanan del rabioso propulsor ha sido necesario adaptar el chasis a los requerimientos de potencia. Así, los soportes de las suspensiones reciben nuevos brazos reforzados, los muelles son más cortos y firmes, mientras que los amortiguadores Sachs ofrecen mayor firmeza.

La transmisión de la potencia al suelo se realiza a través de unos neumáticos de amplia sección y bajo perfil montados sobre llantas OZ de 18 pulgadas, lo que permite albergar en su interior unos discos autoventilados de 325 mm de diámetro en el tren delantero y macizos de 280 mm en el trasero con pinzas brembo de cuatro pistones. Su funcionamiento es extraordinario y, aunque no logran los mejores registros entre los modelos de su categoría, lo cierto es que ofrecen un tacto excelente y una elevada resistencia a la fatiga.

Curiosamente, y en lugar de emplear la electrónica, como la mayoría de sus competidores, el RS sólo recurre a ella para la gestión del ABS, ya que no cuenta con controles de estabilidad o tracción electrónicos. En su lugar, se utiliza un diferencial autoblocante ATB Quaife, que se encarga de entregar mayor par a la rueda que ofrece mayor adherencia (varía de forma automática el grado de bloqueo). El resultado es muy bueno, permitiendo salir de las curvas enlazadas como un auténtico misil, aunque produce algo de ruido y oblliga a no bajar la guardia en ningún momento, pues el motor tira con tal decisión que la fuerza ejercida sobre las ruedas delanteras se deja sentir fielmente sobre el volante.

El paso por curva que permite esta versión es espectacular, muy superior al de las versiones “light”, que ya mostraban unas aptitudes realmente buenas sobre trazados sinuosos. Las suspensiones, que parecen algo secas cuando se conduce por ciudad tranquilamente, se convierten en el mejor aliado en las zonas de montaña, hábitat natural de este auténtico purasangre.

El motor no defrauda en ningún momento. Ese “bache” que hemos comentado anteriormente puede ser subsanado fácilmente con el manejo del cambio y sólo un consumo de combustible más elevado de los normal -en torno a los 14 litros cada 100 km en ciudad y cercano a los 20 litros en conducción deportiva- empaña de alguna manera las destacables aptitudes de este producto tan redondo. Mejor dicho, ovalado.

Respecto al equipamiento, poco que objetar. Lo imprescindible para que la conducción y las sensaciones al volante no se encuentren demasiado filtradas y lo suficientemente amplio para que la comodidad de utilización no reste enteros a la utilización. En cualquier caso los clientes de este modelo llegarían a perdonar un menor nivel de equipamiento en un coche que se disfruta de verdad sólo con pies y manos.

Galería relacionada

Ford Focus 2.0 Turbo RS

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...