Toyota Corolla 2.0 D4D/116 CV 3p y 5p

El Corolla acaba de recibir una nueva mecánica Diesel de 116 CV que sustituye a la anterior de 110 y que ofrece más prestaciones a cambio de un consumo similar y a unas cifras de contaminación más reducidas.
-
Toyota Corolla 2.0 D4D/116 CV 3p y 5p
Toyota Corolla 2.0 D4D/116 CV 3p y 5p

La nueva generación del Toyota Corolla se presentó en nuestro país a comienzos del pasado año y en estos momentos recibe una nueva motorización de ciclo Diesel con más potencia que ofrece un menor consumo y menores emisiones contaminantes.

El objetivo de la filial española de la compañía Toyota es hacer frente a la próxima renovación –en otoño- de dos de sus principales rivales: Volkswagen Golf y Opel Astra. De esta manera, si Toyota se adelanta añadiendo este nuevo propulsor a la gama, es porque espera poder ganar parte del mercado a los dos compactos mencionados.

El propulsor, que ha sido rediseñado, dispone de 2 litros de cilindrada y desarrolla una potencia de 116 CV, según datos de la firma. Pero, sin duda alguna, lo más novedoso de la mecánica es su agradable entrega de potencia y la capacidad de mantener una cifra de par motor –28,5 mkg- estable entre las 2.000 y las 2.200 vueltas.

Esta característica está presente en casi todos los propulsores common rail de segunda generación –éste lo es- frente a la entrega de potencia más contundente y puntual de las primeras generaciones.

Cambios en el motor
Las modificaciones en el propulsor son destacables. Se han incluido nuevas nervaduras y refuerzos en el bloque motor, se ha cambiado la ubicación del tapón del aceite y se ha incluido una bomba de aceite de mayor caudal. Además, se ha aumentado la presión de inyección desde los 1.350 bares del de 110 CV a los 1.600 bares de este nuevo. Estos cambios han provocado un aumento del peso del motor -203 kilogramos frente a los 195 de antes-, pero se ha reducido el peso de la leva externa a la mitad. Una característica técnica que también ha variado es la refrigeración de la válvula EGR –que se encarga de evacuar y reutilizar los gases de escape- que antes se enfriaba de manera convencional (vacío) y ahora mediante agua. Todas estas nuevas funciones y características están coordinadas por una también nueva centralita del motor de 32 bits –frente a la anterior de 16 bits-. Esto supone mayores posibilidades de gestión.

El motor ha sido rediseñado con el objetivo de reducir los consumos, las emisiones contaminantes y el ruido, respecto al propulsor al que sustituye –el de 110 CV- y, según las cifras de Toyota, lo han conseguido. Para lograr la bajada de consumos, se ha afinado aún más la doble inyección piloto y se ha incorporado un nuevo common rail. En el campo de la sonoridad, se ha carenado la parte inferior del motor y se han utilizado materiales aislantes más densos entre la mecánica y el habitáculo.

Galería relacionada

Toyota Corolla D4-D

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...