Volkswagen Phaeton W12

Volkswagen entra de lleno en el selecto club de las berlinas de superlujo con un modelo tecnológicamente sofisticado, discreto, refinado y lujoso. Nada menos que 12 cilindros, 420 CV, tracción total, suspensión neumática, cambio tiptronic, interior colmado de elementos de confort… Todo lo necesario para medirse en igualdad de condiciones con las grandes berlinas más prestigiosas del mercado.
-
Volkswagen Phaeton W12
Volkswagen Phaeton W12

Como comentábamos anteriormente, la marca no podía llegar a este mercado con un producto de tecnología convencional, por lo que ha puesto toda su capacidad para fabricar un modelo repleto de elementos de tecnología de última hornada. Así, la marca lo anuncia como el modelo con mayor rigidez del mercado. Sorprendentemente no ha recurrido a una carrocería de aluminio como la utilizada en el Audi A8, sino que opta por un bastidor de acero. Eso sí, se han incorporado diversos elementos realizados en aluminio, como las puertas o los capós, o el plástico, que se encarga de dar forma a las aletas. Aún así, el peso del conjunto alcanza los 2.300 kg.

Se mire por donde se mire se encuentran elementos de máxima categoría y calidad: faros bixenón, grupos ópticos posteriores formados por diodos LED, llantas de aleación de 18 pulgadas de diámetro… Pero lo que no se ve a simple vista es lo que más nos ha gustado. Sirva de ejemplo el mecanismo de apertura del maletero. Una auténtica obra maestra de ingeniería realizada mediante un sistema de apertura electroneumático con piezas de aluminio pulido de “precisión aeronáutica”, por no hablar de los aireadores interiores escamoteables del habitáculo, o de los asientos ventilados, con memoria y masaje, o del cambio de marchas tiptronic con levas en el volante, o del mecanismo eléctrico de regulación del volante, o del sistema multimedia con navegador GPS, equipo de alta fidelidad, teléfono, etc., o por qué no, del motor, pieza digna de estar en la vitrina de un museo.

La mecánica que incorpora el W12 es realmente impresionante. Se trata de un motor W12, formado a partir de dos bloques VR6 –de seis cilindros en V a 15 grados, calados a 72 grados- con ocho árboles de levas con calado variable en admisión y escape, sistema de acelerador electrónico, colectores fabricados en magnesio… Una de las ventajas de este 12 cilindros es su compacidad; ocupa muy poco espacio en el vano del motor, lo que ha permitido asociarlo a una caja automática tiptronic de cinco velocidades y a un sistema de transmisión permanente a las cuatro ruedas, denominado 4Motion, con diferencial central Torsen, que reparte el par al 50 por ciento entre los dos trenes. En caso de que se produzca deslizamiento en alguna de las ruedas, el sistema envía mayor cantidad de par al tren correspondiente y, en caso necesario, también entra en funcionamiento un bloqueo de diferencial trasero.

Por supuesto, estos elementos mecánicos se encuentran reforzados por la “vigilancia” electrónica del sistema de control de estabilidad, que actúa junto al ABS, al repartidor electrónico de frenada y al sistema de frenada de emergencia, a su vez asociados a un equipo de frenos de extraordinarias dimensiones: discos ventilados de 365 mm de diámetro en el tren delantero y de 335 mm en el trasero.

Por si fuera poco, las suspensiones también son “inteligentes”. El Phaeton cuenta con un equipo neumático capaz de proporcionar máxima comodidad a los pasajeros y extrema eficacia al comportamiento dinámico. Su mecanismo dispone de cuatro diferentes programas de funcionamiento seleccionables a voluntad y la posibilidad de variar la altura de la carrocería en 25 mm de altura. De esta manera se pueden superar pequeños obstáculos en un camino o circular con mayor facilidad por carreteras en mal estado. Además, este dispositivo también permite rebajar la altura de la carrocería en 15 mm respecto a su posición normal para circular por autopista. Esta característica se conecta automáticamente cuando el vehículo alcanza los 160 km/h.

Sin llegar a la eficacia de Mercedes en el apartado de suspensiones, se encuentra al nivel de Audi, con el que comparte la mayoría de los elementos. Permite aislar por completo las irregularidades del terreno cuando se circula en modo confort y se endurece casi como un coche de competición cuando se selecciona el modo sport.

Galería relacionada

Volkswagen Phaeton W12

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...