Ford Fiesta 1.4 Trend Durashift EST 5p

El año 2003 ha traído muchas novedades para el Fiesta: una carrocería de tres puertas, ESP y un cambio automático (con embrague pilotado) son las más destacables. Gracias a esta última, el pequeño utilitario otorga una conducción relajada y un gasto de combustible mucho menor de lo habitual con este tipo de transmisiones.
-
Ford Fiesta 1.4 Trend Durashift EST 5p
Ford Fiesta 1.4 Trend Durashift EST 5p

Aunque la ciudad parece el ámbito natural del Fiesta, lo cierto es que no se amedrenta a la hora de salir a carretera y recorrer trayectos más largos, donde se hace evidente que lo prometido por Ford (según anuncia la marca, este cambio automático no aumenta, al contrario de lo que suele suceder, los consumos) se acerca bastante a la realidad: el Fiesta 1.4 manual anuncia unas cifras oficiales de 6,4 l/100 km y, según las mediciones de nuestro Centro Técnico, la versión con cambio automático apenas llega a los 6,6 l/100 km.

Pero, desgraciadamente –no se puede tener todo-, este contenido gasto de combustible se consigue a costa de restar dinamismo al vehículo. En el modo de funcionamiento automático, cuesta un poco lanzar los 80 CV del motor hasta alcanzar una velocidad de crucero de 120 o 130 km/h e incluso superiores, aunque el ritmo se interrumpirá en el momento en el que lleguemos a alguna subida o tengamos que frenar: el sistema se mantendrá en quinta hasta que la aguja del cuentarrevoluciones caiga por debajo de las 2.000 rpm y, dado que no tiene muchos bajos, le costará recuperar.

Así, lo más probable es que nosotros mismos acabemos gestionando la transmisión (basta un ligero toque en cualquier momento para variar el modo de uso), sobre todo si queremos llevar un ritmo más alegre o si nos adentramos en una carretera de montaña, donde se harán indispensables continuas variaciones de la marcha. El paso de una a otra relación se realiza algo más rápido y, sobre todo, se agradece poder llevar el motor hasta la zona alta del cuentavueltas si es eso lo que queremos o reducir con facilidad –no hay que “buscar” las marchas, basta con empujar la palanca- al llegar a los giros. En el modo “manual”, igual que en el automático, es destacable la suavidad con la que se realiza el recorrido por el cuentarrevoluciones, aunque, si se pisa el acelerador con decisión, el salto de marchas se realiza de manera algo brusca. Los consumos, además, también se verán ligeramente afectados si la conducción no se lleva a cabo de un modo suave.

Los demás aspectos son los ya conocidos en este vehículo y confirman la buena impresión que nos han dejado los que han pasado por nuestras manos: el chasis otorga una gran estabilidad y aplomo al Fiesta (no en vano, tiene como modelo a la de su “hermano mayor”, el Focus, con uno de los mejores bastidores de su segmento) y unas suspensiones firmes aumentan la confianza en el paso por curva, donde también ayuda el agarre conseguido por los impresionantes neumáticos 195/45 sobre llanta de 16” que montaba nuestra unidad de pruebas. Sin embargo, el apartado de los frenos ha empeorado respecto a la versión manual: ésta ya arrojaba unas distancias de detención ligeramente superiores a la media en su categoría y el cambio Durashift, que añade kilos al conjunto, las incrementa. Por suerte, el tacto del pedal correspondiente es más que correcto y permite dosificar la frenada, evitando brusquedades. Incluso resulta recomendable utilizarlo con el pie izquierdo (eso sí, con precaución), como si se tratara del embrague, a la hora de sujetar el vehículo cuando arrancamos en una cuesta o si tratamos de aparcar en una pendiente: en el primer caso, evitará que el coche se vaya hacia atrás si no aceleramos con la suficiente rapidez –algo difícil, si tenemos en cuenta la mencionada falta de potencia en la zona baja del cuentarrevoluciones-, mientras que, en los estacionamientos, impediremos los repentinos “tirones” de este tipo de transmisiones.

Galería relacionada

Ford Fiesta Durashift

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...