Audi A2 1.6 FSI

Audi nos presenta, bajo la denominación FSI, su particular visión de la inyección directa de gasolina. El A2 es el primero en recibir esta nueva mecánica, en configuración 1,6 litros y 110 CV.
-
Audi A2 1.6 FSI
Audi A2 1.6 FSI

Uno de los puntos más débiles del Audi A2 ha sido siempre el confort que ofrecían sus duras y secas suspensiones, algo que en esta versión se ha mejorado con la adopción de unos muelles con mayor recorrido y elasticidad, así como unos amortiguadores con tarado más enérgico. El resultado es una mejora apreciable del confort cuando circulamos por carreteras con asfalto poco regular, aunque, eso sí, sigue siendo seca e incómoda cuando se trata de atravesar los lomos transversales de la carretera; la calificación sería un "progresa adecuadamente" según el sistema que se utiliza ahora en las escuelas, es decir, ha mejorado, pero hay que estudiar más, vista la calidad de nuestro firme. Con el asfalto liso el A2 es delicioso para conducir si nos gusta la conducción rápida ya que las suspensiones consiguen que el coche vaya por la carretera de forma muy similar a la de un vehículo de carácter deportivo, sin apenas inclinar la carrocería y manteniendo una limpieza de trayectoria destacable.

La dirección cuenta con una buena asistencia cuando queremos mover el coche a baja velocidad y mantiene un buen tacto cuando circulamos rápido por carretera. En esta versión los frenos reciben el refuerzo de los discos macizos en las ruedas traseras con lo que se gana en capacidad de frenado y, sobre todo, en resistencia al trabajo duro, aunque en este sentido hemos de apuntar que tras la prueba dinámica éstos bajaron su rendimiento antes de lo habitual.

El A2 FSI es una opción recomendable para aquellos que requieran un coche de carácter urbano con el que poder realizar un viaje largo sin mayor problema que el de la reducida capacidad del maletero. Sus prestaciones son buenas, los consumos son ajustados incluso cuando aprovechamos toda la potencia del motor y su equipamiento de serie resulta bastante completo. Eso sí los 2.100 euros de diferencia que existen entre esta versión de inyección directa de gasolina y el 1.4 de 75 CV sólo resultan interesantes si, de verdad, queremos hacer muchos kilómetros por carretera y nos gusta conducir con cierta agilidad.

Galería relacionada

Audi A2 1.6 FSI

Te recomendamos

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Un SUV a la última en tecnología y adaptado a los tiempos modernos. El MINI Countryma...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...

El Mitsubishi Eclipse Cross llegó rompiendo moldes entre los SUV compactos del mercad...