Honda Accord

Con un diseño muy actual, medidas similares a las de su antecesor y una calidad general notable, el Honda Accord se presenta oficialmente en Europa. Dos motores de cuatro cilindros de 2 y 2,4 litros de gasolina con 155 y 190 CV serán de momento los únicos existentes.
Autopista -
Honda Accord
Honda Accord

El Accord llegará definitivamente en febrero del 2003 al mercado español, y Honda se ha marcado el objetivo de vender 2.400 unidades en todo el año. En principio serán dos las motorizaciones que montará esta berlina de cuatro puertas, ya que no será hasta noviembre de 2003 cuando aparezca un turbodiesel de 2,2 litros. El desarrollo de este motor es, según los directivos de la marca, cien por cien de Honda, si bien el sistema de inyección directa lo ha desarrollado Bosch.

Los dos motores de gasolina estarán disponibles con cajas automáticas de cinco relaciones con mando secuencial. La manual, sin embargo, tendrá cinco marchas en el 2 litros y seis en el 2.4. Este último es además el único que incluye control electrónico de estabilidad -denominado VSA-, al contar con acelerador electrónico. El 2 litros, que es el mismo motor del Stream y el CR-V, recurre a un acelerador convencional por lo que es incompatible con la actuación del VSA.

El Accord es, por tanto, una de las pocas berlinas de esta categoría con un motor de más de 150 CV, que no ofrece ni tan siquiera en opción el control electrónico de estabilidad. Es de suponer que en un futuro, cuando el 2.0 adopte un acelerador tipo by Wire disponga entonces de VSA.

Prescindir de un motor de seis cilindros en esta categoría no deja de ser un factor en contra, sobre todo si se busca un posicionamiento alto dentro del segmento. Honda suple esta ausencia con el elevado rendimiento de los motores con distribución i-VTEC, aunque ello suponga llevar el motor a un régimen muy elevado para aprovecharlo al máximo. En cualquier caso no cabe duda que el espíritu deportivo del que presumen en Honda está siempre presente, por el carácter de los motores y la afinada puesta a punto del bastidor. Aunque para desilusión de los incondicionales de la marca, una futura versión Type-R mucho más radical para el mercado español queda de momento descartada.

Una vez en marcha sorprende gratamente el motor de 2 litros. Sus 155 CV parecen más en realidad, y dotan al Accord de un excelente dinamismo. Las suspensiones permiten realizar una conducción deportiva muy gratificante, y rodar a elevados cruceros por autopista con toda seguridad. El cambio de cinco relaciones hace honor a la buena fama de las cajas de cambio de Honda, muy precisa y rápida. Lástima que este motor no cuente con el cambio de seis relaciones para redondear el conjunto. El 2.4 por su parte es idéntico en bastidor y comportamiento, aunque lo que realmente se aprecia es una mejor respuesta del motor a bajo régimen. Aún así, tal vez no merezca la pena pagar más de 6.000 euros por esos 35 CV de diferencia.

Galería relacionada

Honda Accord

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...