Kia Sorento 2.4 DOCH EX

Mientras que otros fabricantes se lamen las heridas ante lo que se avecina un año difícil en ventas, Kia asegura que no da abasto con sus pedidos. Han encontrado una vacuna para ser inmunes a la crisis: el Sorento. Ahora, esperan ganar más adeptos incorporando a este TT el motor de gasolina 2.4 de cuatro cilindros y 139 caballos de potencia.
-
Kia Sorento 2.4 DOCH EX
Kia Sorento 2.4 DOCH EX

Cuando salió a la venta, el Sorento destacó por su imagen atractiva y sus amplias dimensiones. Descubrimos que estaba configurado para manejarse con soltura tanto en el campo como en la carretera y –sobre todo- nos llamó la atención que osara a plantar cara a los lujosos BMW X5 o Mercedes Clase M a pesar de valer la mitad de ellos. Sin embargo, este Kia adolecía de una escasa oferta: poseía un único motor y dos versiones (en nuestro mercado sólo una: la EX).

Ahora, por fin, han llegado los refuerzos.

Se incorpora un motor de gasolina: el denominado Sirius. Es el 2.4 de cuatro cilindros que desarrolla una potencia de 139 caballos.

Esta mecánica de origen Hyundai encandilará, según aseguran los responsables del Sorento, a aquellos “clientes que prefieran la rapidez de respuesta frente a la capacidad del motor Diesel”.

Eso destaca la firma, pero nosotros creemos que tiene un encanto mayor: vale 2.500 euros menos que su hermano de gasóleo, una diferencia muy notable en un coche que ha esgrimido su ajustado precio como una de sus mejores bazas.

El motor Diesel que ya existe en el mercado posee la misma cilindrada (2,5 litros) y desarrolla similar potencia (140 CV). ¿Lucha fraticida? No, en Kia han echado bien sus cuentas: el 80 por ciento de los compradores de un todo terreno prefieren un Diesel, pero un 20 por ciento apuestan por la gasolina (“un público que no realiza un kilometraje anual elevado”, precisan).

Con las cifras oficiales en la mano, el comprador que se decante por este gasolina ganará en “frescura” o rapidez de respuesta –precisa un segundo menos que la versión Diesel para pasar de 0 a 100 km/h-, pero perderá en respuesta de utilización y en consumo de combustible, ya que tiene peores cifras de par (en este caso, 196 Nm a 2.500 rpm frente a los 320 Nm a 2.000 de la versión de gasóleo). Llevando estos números al terreno, descubriremos que elegir gasolina es decantarse por un uso más en carretera y montar Diesel significa apostar por el campo y por una utilización más intensiva.

El motor 2.4 de gasolina va aparejado a un cambio manual (no se venderá con caja automática). Es la misma trasmisión de cinco marchas que se emplea en la versión Diesel, pero las relaciones de cambio han sido acortadas. Ahora, el motor sube antes de vueltas, pero su uso requiere jugar más con la palanca del cambio.

El Sorento permite elegir el tipo de tracción con sólo accionar un mando que se encuentra ubicado en el salpicadero. Así, podemos elegir transmisión a las ruedas posteriores o a las cuatro ruedas (tanto en relación corta como en larga del cambio). Este paso de dos a cuatro ruedas motrices -o al revés- puede realizarse en marcha, siempre y cuando circulemos por debajo de 80 km/h. Así, es difícil pillarle con la guardia baja, a pesar de que el terreno se complique.

El comprador del modelo de gasolina también debe saber que hay importantes diferencias en el consumo de estos modelos: según Kia, la versión gasolina necesita 14,8 litros para recorrer 100 kilómetros en consumo urbano; 8,6 en extraurbano y 10,9 en combinado, mientras que el Diesel se conforma con 11,2; 6,9 y 8,5 (respectivamente).

Galería relacionada

Kia Sorento

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...