Renault Vel Satis 3.5 V6 Privilege

El “teórico” sustituto del Safrane, el Vel Satis, ha basado sus expectativas de éxito en ofrecer algo diferente a lo que ofrecen las berlinas de representación convencionales. El resultado es muy bueno, destacando la suavidad y confort de los que hace gala. El problema es que entre su público potencial la imagen clásica cuenta… y el Vel Satis es todo menos tradicional.
-
Renault Vel Satis 3.5 V6 Privilege
Renault Vel Satis 3.5 V6 Privilege

Es de valorar el esfuerzo que ha llevado a cabo Renault por sacar al mercado una berlina de representación diferente. Las marcas alemanas Mercedes, BMW y Audi son las que mejor saben desenvolverse en estos terrenos y lo fácil hubiera sido copiar sus preceptos y hacer un clon, pero últimamente a Renault no le gusta ir por el camino sencillo. Una clara demostración es este Vel Satis.

Así, de entrada, ya sorprende su particular estética con clara inspiración monovolumen, alejada de la concepción clásica de las berlinas de representación, que optan por los tres volúmenes. Su diseño puede ser uno de sus principales problemas a la hora de calar entre el público, ya que el potencial comprador es una persona con cierta edad que, quizás, se decante por algo más convencional.

Respecto a sus rivales naturales, Clase E, Serie 5 o A6, es más largo (4,86 metros frente a los 4,82 que posee el Mercedes que es el que más longitud tiene de los alemanes), más ancho (1,86 frente a 1,82 nuevamente del Clase E), e indudablemente más alto (1,58 o, lo que es lo mismo, 13 centímetros más sobre su rival más elevado, que, en esta ocasión, es el A6).

Estas mastodónticas dimensiones tienen fiel reflejo en el interior del modelo galo. El habitáculo es amplio hasta decir basta, con lo que el confort no será un problema para los ocupantes del Vel Satis, empezando por el propio conductor. Este, primero de todo, no tendrá que hacer ningún tipo de escorzo para adentrarse en el habitáculo, algo que cuando se es alto se convierte en habitual en la mayoría de los coches. Una vez al volante, una sensación de comodidad extrema te embriaga, ¿estoy en un coche o en el salón de mi casa? Si os digo la verdad, me he sentado en sofás que eran más incómodos que las butacas de este Vel Satis. Además, con la regulación eléctrica, se puede variar y variar la geometría del asiento (el respaldo tiene dos partes) hasta encontrar la postura perfecta para que nuestra espalda o nuestros riñones no se quejen por ningún motivo, al mismo tiempo, si el frío arrecia por esas zonas, conectamos la calefacción de los asientos y problema solucionado.

Este confort es extensivo a las plazas traseras, que cuentan con un espacio para las piernas, 82 centímetros, más que notable. En esta parte, es más recomendable que viajen solamente dos personas. No es problema de anchura (143 centímetros), sino es que el propio enfoque de estas plazas, dos asientos bien diferenciados con una zona central con un respaldo más duro que alberga un reposabrazos, se decanta porque los ocupantes de atrás gocen tanto como los de delante. El maletero, por su parte, está en la lína de sus competidores. Con 495 litros de capacidad de carga está algo por debajo de sus principales rivales, aunque supere al Serie 5 de BMW. Para completar esta “tara”, dentro del habitáculo, el Vel Satis cuenta con multitud de huecos para dejar objetos.

El salpicadero está decididamente enfocado para mimar al conductor. La calidad de los acabados y de los materiales es notable y las inserciones en madera, muy habituales en el segmento, aportan un toque de clasicismo, siempre necesario en berlinas de este tipo. La consola central apuesta por la pureza de líneas y, como en otros modelos de la marca (Laguna o Avantime), posee una especie de cubierta retráctil que oculta, a nuestro antojo, el sistema de climatización y los controles del navegador cuando no los estamos utilizando, quedando siempre visible el cargador de CD’s. Sin embargo, es de criticar que algunos mandos no están tan a la mano como deberían, ya que quedan semi-ocultos por el volante. Este, al mismo tiempo, incluye, como es cada vez más habitual, botones para el accionamiento de diversos elementos, como la radio o el control de crucero.

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...