Ford Mondeo 2.5i V6 5 Tronic 24V 4p

¿Qué justifica el precio de un vehículo? ¿Cuánto dinero merece la pena pagar por obtener un extra de potencia o un determinado acabado? Si ya te habías decidido a comprar una berlina, ahora tendrás que replanteártelo de nuevo: Ford ofrece en su Mondeo un nuevo cambio automático -el 5 Tronic-, con 11 leyes diferentes de funcionamiento. Es la conducción a la carta.
-
Ford Mondeo 2.5i V6 5 Tronic 24V 4p
Ford Mondeo 2.5i V6 5 Tronic 24V 4p

¿Sabemos en realidad qué queremos cuando acudimos a un concesionario? Analicemos por un momento cómo compramos la mayoría de los españoles, todos los que, desgraciadamente, tenemos que ajustar nuestro dinero como si se tratase de los Presupuestos Generales del Estado (no hay que desanimarse; al menos somos mayoría): en primer lugar, definimos nuestras necesidades –“somos cuatro en casa, viajamos normalmente por autopista...”- y, a regañadientes, comprendemos que el último Enzo Ferrari no es el modelo que mejor se adapta a nuestro día a día. Llegados a este punto, ya hemos decidido que compraremos una berlina de gasolina, pero, ¿cuál? Es el momento de que hable el corazón y lo corrija el bolsillo.

“Uf, vale, tendré que pedir un crédito y otra vez me tocará veranear en el pueblo, pero un buen coche bien merece la pena”, pensamos. Llegamos a la conclusión de que podemos gastarnos entre 4 y 4 millones y medio de las antiguas, y tan usadas mentalmente, pesetas (como mucho, 27.000 euros). No hay problema, con ese dinero, tenemos bastante –y muy bueno- donde elegir: “¿Por qué no un Mondeo?”

Tiene más de 4,7 metros de largo, casi como una berlina de representación (es decir, como esos modelos que hemos quitado en un primer momento porque se nos iban del dichoso presupuesto): son 500 litros de maletero (“vale, no habrá que echar dos viajes cuando vayamos –otra vez- al pueblo”) y su habitáculo es uno de los más grandes de la categoría (“no tendremos peleas en las plazas traseras por los codos o las rodillas”). “Pero, ¿cómo responderá en la carretera?”

En realidad, el bastidor es el punto fuerte del Mondeo (del de esta prueba y de todas las versiones que han pasado por nuestras manos). Posee una gran estabilidad cuando vamos lanzados en línea recta y, si decidimos afrontar un tramo de curvas, comprobaremos cómo el coche se apoya a la perfección.

Su gran batalla lo convierte en un buen rodador y las suspensiones filtran muy bien las irregularidades del terreno sin resultar incómodas a los ocupantes. La dirección mueve con soltura el vehículo y los frenos también consiguen sujetar esta berlina, que -como hemos dicho- destaca por su gran tamaño. Sin embargo, éstos tienen gran mordiente en el primer tramo del pedal (en cuanto pisas, ya frena muchísimo), pero -aparte de este pequeño detalle, al que uno se acostumbra- lo que mejor define al Mondeo es su suavidad.

"Con que suave… pero ¿seguro?" Podemos estar tranquilos, Ford ha creado un coche muy fiable. Ha incluido un completo equipo de airbags (hasta seis bolsas: para el conductor y el acompañante, de cabeza y laterales) y ofrece de serie ABS y control de estabilidad. Si quieres comprobar tú mismo cómo rueda este modelo, no te pierdas el vídeo que hemos preparado.

“De acuerdo, me gustan sus líneas. No tendré problemas de espacio y cumple con los cánones de seguridad que hay siempre que exigir a un vehículo, pero ¿será remolón? O ¿gastará mucho?”, seguimos analizando. Llega el momento de que empecemos a decantarnos por un motor en concreto.

Galería relacionada

Ford Mondeo 2.5i V6 5 Tronic

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...