Audi A4 V6 3.0 Multitronic

No solamente los robots de Spielberg son capaces de desarrollar “inteligencia artificial”: con 220 CV, un elaborado bastidor apoyado por controles de tracción y estabilidad y el cambio automático Multitronic, el Audi A4 más potente de toda la gama nos acerca hoy a cómo serán los coches del futuro.
-
Audi A4 V6 3.0 Multitronic
Audi A4 V6 3.0 Multitronic

Las primeras computadoras ocupaban cuartos enteros y sólo eran capaces de desarrollar operaciones matemáticas muy sencillas, mientras que, por ejemplo, un pequeño ordenador portátil es capaz de realizar aplicaciones antes inimaginables. Algo parecido ha ocurrido con los cambios automáticos.

El Multitronic está basado en el mismo funcionamiento que hace moverse a los Vespinos, para entendernos, pero, entre ambos sistemas, hay un mundo de cambios y diferencias. Siempre vamos en el régimen de giro más adecuado y no hay apenas diferencia entre su consumo y sus aceleraciones de los que obtendríamos montando una caja manual.

Es suave y muy lineal y resulta muy rápido a la hora de cambiar de relación. Podemos afrontar los adelantamientos y las incorporaciones sin ningún problema, pero, si nos gusta tener la sensación de llevar "las riendas", podemos elegir la forma secuencial y subir y bajar de marchas a nuestra elección. El Multitronic se bloquea para que, como el cambio se realiza pulsando botones en el volante o mediante variaciones en la palanca, no pasemos de primera a sexta sin darnos cuenta y destrocemos el motor.

¿Qué es el Multitronic? Es un cambio automático de variador contínuo, es decir, un mecanismo que permite tener infinitas relaciones y pasar de unas a otras sin que se note. Basado en el funcionamiento de los Vespinos (una correa de transmisión entre dos poleas cuya garganta cónica puede variar su anchura y, con ella, los desarrollos), este sistema había quedado limitado a mecánicas de menos de 15 mkg de par máximo, ya que las diversas tensiones que genera el motor pueden llegar a romper dicha correa. La teoría ha quedado obsoleta: Audi ha cambiado la correa por una cadena, que puede soportar la fuerza de motores el doble de potentes (el A4 V6 3.0 tiene un par de 30,6 mkg).

Eso sí, si conducimos rápidamente en la forma automática y, por tanto, no utilizamos el freno como motor, podemos llegar a pegar una auténtica paliza a los frenos, algo no muy recomendable, porque, aunque éstos son muy eficaces, no tienen la resistencia que este tipo de cambio exige. Obviamente el ABS, el control de tracción y el de estabilidad, el nuevo sistema de ayuda a la frenada en caso de emergencia y una dirección que se endurece a medida que aumentamos la velocidad palian este detalle.

Galería relacionada

Audi A4 V6 3.0 Multitronic

Te recomendamos

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...

El Mitsubishi Eclipse Cross llegó rompiendo moldes entre los SUV compactos del mercad...