Hyundai Getz 1.3 GLS

A diferencia de otros fabricantes, Hyundai ha apostado por una configuración bastante simple en el nuevo Getz, en la que no se echa absolutamente nada en falta y tampoco se padecen engorrosos o ineficaces sistemas supuestamente avanzados, pero mal resueltos y poco fiables.
-
Hyundai Getz 1.3 GLS
Hyundai Getz 1.3 GLS

Desde los primeros kilómetros recorridos, este nuevo Hyundai transmite unas excelentes sensaciones al conductor. Exteriormente dispone de una estética bastante moderna y no exenta de atractivo que le proporciona una personalidad propia entre el tráfico. Su diseño se ajusta a los cánones actuales, con una cierta tendencia en sus contornos hacia la estructura monovolumen, y sus líneas redondeadas favorecen una cierta eficiencia aerodinámica, con un Cx bueno para su tamaño. A partir de ahí apenas se hace ninguna concesión estética adicional. Esa posibilidad se deja para los kits que pueden adquirirse como opción en los concesionarios y que permiten personalizar cada Getz, tanto en el interior como en el exterior, a gusto de su propietario. Cabe resaltar en este aspecto los prácticos protectores de goma situados en los paragolpes, pintados en el mismo color de la carrocería, y que evitan que éstos deterioren al aparcar “de oído”.

<

p> En el interior, se mantiene ese mismo equilibro entre sobriedad y practicidad que a nuestro gusto es la cualidad más llamativa del Getz. No muestra el anodino aspecto visual de otros modelos de su categoría y, sin embargo, tampoco recurre a llamativos elementos de dudosa estética para enmascarar diseños discutibles.

<

p> El salpicadero del Getz es atractivo, práctico y funcional, todos los mandos tienen un manejo intuitivo y de muy sencillo accionamiento, tanto los relativos a la conducción como los de la climatización. Los asientos son bastante confortables y el del conductor dispone de todo tipo de reglajes, que permiten adaptar la postura de conducción a cada gusto particular. En este sentido, tan sólo hemos encontrado una pequeña pega derivada de nuestras preferencias personales: en la posición de banqueta más baja nos sigue pareciendo un tanto alta la postura. Este detalle será, sin embargo, aplaudido por los conductores de menor estatura. Las plazas traseras son correctas en líneas generales y la habitabilidad es acorde a sus dimensiones exteriores. Además, los asientos posteriores disponen de regulación en la inclinación del respaldo que, entre otras cosas, permite una ligera modificación del volumen del maletero en función de la posición adoptada.

<

p> El maletero es correcto en cuanto a volumen y dispone de unas formas interiores bastante regulares. Tiene a su favor un par huecos laterales que permiten transportar objetos pequeños o frágiles de manera independiente al resto de la carga y dispone de cuatro anclajes para una útil red elástica opcional. Tan sólo cabe reprocharle en este sentido un plano de carga un poco alto y un hueco de acceso algo irregular que puede dificultar la introducción de objetos voluminosos o pesados.

Galería relacionada

Hyundai Getz 1.3 GLS

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...