Daewoo Kalos 1.4 SR 4p

Ni muy bueno, ni muy malo. Ni caro, ni barato. El Daewoo Kalos es el típico automóvil idóneo para los que buscan que el coche simplemente les transporte. A Daewoo le queda el consuelo de que es uno de los mejores modelos que ha traído a España.
-
Daewoo Kalos 1.4 SR 4p
Daewoo Kalos 1.4 SR 4p

Las suspensiones del Kalos son una de las más blandas que hemos probado, algo que otorga un gran confort en viajes por terreno con irregularidades. Sin embargo, en el resto de las situaciones, tanto el conductor como los ocupantes sufrirán sensaciones de falta de confianza. Ante terreno ondulado, el coche da la impresión de flotar con el consiguiente mientras que a la la hora de afrontar curvas, la inclinación de la carrocería, unas veces sólo una sensación y otras una realidad, es continua. En este apartado, aparte de las suspensiones, colaboran (negativamente) los neumáticos Kuhmo que montaba nuestra unidad y la dirección que peca de lentitud y de otorgar poca información al conductor de por dónde pisa. Y esto a pesar de que el bastidor que viste el modelo coreano es bastante mejor que el de otros productos anteriores de la marca, ya que se asienta mejor en la calzada y resiste mejor el paso por curva.

Volviendo al tema del ruido, los ingenieros de Daewoo han hecho un buen trabajo a la hora de insonorizar el habitáculo, ya que la rumorosidad no es muy apreciable hasta que el cuentarrevoluciones llega a la parte más alta. Una vez superado el umbral de las 5.000 rpm, el ruido sí que se vuelve bastante molesto.

La elección de los desarrollos por parte de los ingenieros de Daewoo se ha decantado por el confort de marcha y la ausencia de sonoridad. De ese modo, nos encontramos con unas marchas excesivamente largas que nos hacen reducir una e incluso dos relaciones a la mínima que la calzada se empina. Y si en algunos modelos, acudir el cambio es una gozada, aquí no pasa lo mismo, ya que este elemento no es nada agradable de usar, ya que es duro, impreciso y bastante lento. A la hora de adelantar, tres cuartos de lo mismo, necesitaremos prepararnos bien y bastante espacio para realizarlo con soltura.

En cuanto al equipamiento, como era previsible, no cuenta con un excesivo nivel de accesorios y para completar dignamente el modelo hay que gastarse unos cuartos. Así, por ejemplo, nuestra unidad de pruebas contaba con airbag lateral y faros antiniebla (300 euros), aire acondicionado (962 euros) y pintura metalizada (240 euros), con lo que el precio base, 10.900 euros, se eleva hasta los 12.502 euros, o lo que es lo mismo, algo más de 2 millones.

Una vez analizado esto, la relación calidad/precio no es tan beneficiosa como cabría suponer, aunque es el precio el que pierde enteros en esa fórmula matemática y es la calidad la que los gana.

Galería relacionada

Daewoo Kalos 4p

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...