Ford Fiesta 1.4 Ghia

El nuevo Fiesta, del que recientemente se ha presentado la versión de tres puertas, recuerda al Focus en su línea exterior. Sin embargo, no se acaban aquí las similitudes, pues el más pequeño de los modelos de Ford ha crecido por dentro y ha mejorado su habitáculo con el fin de parecerse a su hermano mayor.
-
Ford Fiesta 1.4 Ghia
Ford Fiesta 1.4 Ghia

A pesar de su tamaño, el Fiesta no pone reparos a la hora de enfrentarse a algunos vehículos de segmentos superiores, especialmente en lo que se refiere a equipamiento y espacio.

El nuevo diseño de este modelo lo ha dotado de mayor anchura y altura: el resultado es un interior espacioso, donde los pasajeros de las plazas delanteras serán tratados con mimo, mientras que los de las traseras dispondrán de más espacio para las piernas que en la mayoría de los automóviles de su segmento. Además de una amplitud más que razonable -uno de sus mejores argumentos frente a sus rivales-, todos los ocupantes del asiento posterior contarán con un cinturón de seguridad de tres puntos y reposacabezas.

El acabado Ghia, el más alto de la gama, incluye un equipamiento de serie bastante completo: aire acondicionado, mandos del radio-cassette en el volante, retrovisores exteriores eléctricos, airbags de doble etapa para el conductor y el acompañante... Por si esto no fuera suficiente para satisfacer las demandas del automovilista, las soluciones introducidas en el habitáculo -un tanto espartano, pero no por ello mal realizado- refuerzan la impresión de estar a los mandos de un vehículo superior: los acabados transmiten sensación de calidad, los mandos cuentan con un buen tacto y el ruido del motor llega muy amortiguado a los pasajeros.

<

p> El conductor encontrará a mano todo lo que necesita: el cierre de las puertas -que se acciona empujando el mismo tirador que hay que mover para salir del coche-, la apertura del maletero desde el interior del vehículo o los botones de los elevalunas eléctricos y el sistema de aire acondicionado. éste cuenta con unas salidas de ventilación muy útiles, pues pueden dirigirse hacia cualquier punto del interior del Fiesta.

<

p> Pero no todo son virtudes en el puesto de conducción. Aunque es bastante correcto, pues no es difícil encontrar la postura adecuada al volante gracias a las múltiples regulaciones de los asientos, los viajes largos resultarán una tortura para los más altos: la consola central es demasiado ancha y la rodilla derecha del conductor choca continuamente contra ella. Además, no cuenta con espacio para apoyar el pie izquierdo.

<

p> En cualquier caso, hay que tener en cuenta que los trayectos en vacaciones no serán el objetivo principal del Fiesta. Aunque puede afrontar sin problemas una escapada de fin de semana, este Ford se encuentra a sus anchas en un ambiente urbano, el espacio ideal para disfrutar de todo lo que ofrece el vehículo por 12.760 euros (2.120.000 pesetas).

Galería relacionada

FORD FIESTA 1.4 GHIA

AUTOPISTA TV
Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...