Nissan X-Trail 2.0i 16v Elegance

A los mandos del X-Trail uno siente que, con un poco más de empeño por parte de Nissan, este coche hubiera sido una maravilla del cuatro por cuatro. Sin embargo, su refinado concepto de SUV compatible con las grandes rutas por carretera lastra decisivamente su comportamiento campero. Eso sí, sobre el asfalto, está entre los mejores. Lástima que le falte el músculo para el duro trabajo del monte. Son servidumbres de la nobleza y la buena educación.
Autopista -
Nissan X-Trail 2.0i 16v Elegance
Nissan X-Trail 2.0i 16v Elegance

Si en carretera el coche rinde muy bien, en el campo ya hemos dicho que no es tan capaz. Su punto fuerte es la suspensión, que le permite correr mucho sobre caminos que no estén demasiado maltratados. Si embargo, esas mismas suspensiones, de recorridos cortos, se vuelven un problema cuando hay que sortear baches profundos. Las trialeras, mejor no frecuentarlas, porque entre las suspensiones y la poca altura libre al suelo, no pasaremos más que apuros.

<

p> La ausencia de reductora es determinante en estas tareas rurales. El coche sufre en las subidas fuertes y las bajadas pronunciadas son un peligro porque hay que hacerlas sobre los frenos. Además, si hay barro, el control de estabilidad nos puede frenar el coche en plena subida a poco que las ruedas patinen. Si es bajando, es el ABS el que nos puede jugar una mala pasada con el suelo deslizante.

<

p> La tracción se produce en el eje trasero de forma normal pero, si se aprietan unos botones en el salpicadero, se puede conectar el tren delantero y, si es preciso, bloquear el diferencial central, con lo que se reparte el par entre un 57 por ciento para las ruedas delanteras y un 43 para las traseras. Un embrague multidisco hace las veces de diferencial central y se encarga de este reparto. De lo que no se encarga el sistema de transmisión es de sacarnos de un cruce de puentes total: el coche se para.

Al hacer balance, nos damos cuenta de que, con un poco más de empeño, este todo terreno de Nissan hubiese sido un enemigo temible para sus rivales . Sólo hubieran hecho falta una caja reductora para que en el campo no blandease tanto y unas suspensiones de tarado un poco más campestre. Claro que este último retoque habría limado su capacidad de rodar en carretera, que es excepcional.

Galería relacionada

Nissan X-Trail 2.0i 16v Elegance

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...