Hyundai Trajet 2.0 16V

Dos son las cualidades que identifican a los buenos monovolumen: amplitud y versatilidad de su interior. El Trajet no hace espectaculares aportaciones a la categoría, pero domina ambas claves eficazmente. Además, puede presumir de un buen bastidor y de contar con una atractiva relación precio/producto.
-
Hyundai Trajet 2.0 16V
Hyundai Trajet 2.0 16V

Este monovolumen de Hyundai no tiene nada que envidiar a otros de su clase tampoco en aspectos como el acabado, presentación o, incluso, equipamiento; y se percibe rápidamente a la vista del salpicadero, por ejemplo.

Los asientos delanteros tienen un tamaño suficientemente grande y son cómodos, aunque los apoyabrazos no son muy útiles al no poder regularse en altura. Además de las posibilidades de regulación «convencionales» de altura e inclinación, pueden girarse 180 grados para enfrentarse a los de la fila central. La visibilidad a través del interior con todos los asientos alzados es su punto más flojo. Sin embargo, este problema lo resuelve el Trajet aportando dos grandes retrovisores exteriores muy anchos; no habría venido nada mal que dispusieran de plegado automático, además de la regulación eléctrica con la que ya cuentan.

La colocación de mandos resulta adecuada y, de los que están al servicio del conductor, el que menos nos satisface es la palanca de cambios, lenta y de precisión mejorable.

Esta palanca es importante en el Trajet, pues tal y como funciona su motor de dos litros, se hace muy necesario echar mano de ella a menudo. Para mover con cierta agilidad los 1.700 kilos largos de este monovolumen en vacío, que pueden convertirse en más de dos toneladas a poco más de media carga, hay que buscar la zona alta del cuentavueltas; esto es, intentar moverse cerca de las 6.000 rpm. Si se hace este tipo de conducción «deportiva» y se prescinde casi totalmente de usar la quinta velocidad, de exagerado desarrollo para las posibilidades del 2 litros y exclusivamente recomendable para llanear, entonces las reacciones van a ser mucho más vivas. No es muy ruidoso y apenas vibra incluso a alto régimen. En cuanto a prestaciones, se mueve en una zona algo descolgada de los mejores, siempre comparándolo con los monovolumen dotados de motores atmosféricos de dos litros y características aproximadas, como el Espace o el Voyager, por ejemplo. Lo mismo ocurre con el consumo, que, aunque no es muy alto, sí está algo alejado de la media. Una ventaja del Trajet frente a otras opciones es su buen aplomo en cualquier tipo de carretera. Se sujeta bien para un coche de su tamaño, la dirección es precisa y, en conjunto, parece que estamos conduciendo un coche mucho más pequeño de lo que es este Hyundai. A esto también contribuyen los frenos, con los que hemos obtenido unos resultados sorprendentes, mejores de lo que hubiésemos esperado encontrar en un monovolumen del peso y tamaño del Trajet antes de tomar contacto con él.

Por lo que cuesta el Trajet no existe otra opción entre los monovolumen de tamaño similar, habría que buscar entre los compactos. Ésta es una de las ventajas del Hyundai. Queda por añadir el equipamiento, pues el Trajet sólo se vende en un nivel de acabado, en el que se incluye un aire acondicionado doble (de manera que se puede seleccionar una función para las plazas delanteras y otra segunda para las cinco restantes), incluso los de la tercera línea cuentan con un sistema de regulación independiente. Ahora bien, lo que no tiene, y resulta imprescindible pagar a parte, es el ABS, lo que aproxima el precio final de este Hyundai a los 3,5 millones.

Galería relacionada

Hyundai Trajet 2.0 16V

Te recomendamos

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...