Volvo S60 T5 Optima Aut.

Volvo, con su nuevo S60, se opone al dominio férreo de las berlinas medias alemanas como portaestandartes del prestigio europeo. En su versión T5, de 250 CV, demuestra saber cómo amansar semejante potencial para crear un modelo rapidísimo, pero noble y dócil.
Autopista -
Volvo S60 T5 Optima Aut.
Volvo S60 T5 Optima Aut.

El comportamiento del T5 es establemente subvirador. Nos explicamos. La marca anuncia con orgullo que su teoría sobre el comportamiento de un coche de calle se concreta en que éste debe mantener estable su conducta -la que sea- en toda circunstancia, con el objetivo de no sorprender al conductor con reacciones imprevistas. Como teoría, perfecta. Pero sólo podemos argumentar que, en algunas curvas de nuestro recorrido de máxima exigencia, nos hubiera gustado un tren trasero con mayor capacidad direccional para no tener que frenar "en fase de pánico", para evitar una salida de la carretera por buscar el límite del coche. En consecuencia, si, por nuestro estilo de conducción o porque jamás cometeremos un error de apreciación ante una curva, estamos dispuestos a no llegar al límite del S60 T5, su comportamiento es ideal. En caso contrario, lo dicho.

Efectivamente, puede que tratar al T5 como un deportivo y exigir una respuesta perfecta a una solicitación extrema, no sea muy justo. Pero también lo hemos hecho así, con modelos de marcas rivales, léase Mercedes, BMW, etc, y han mostrado un nivel de calidad superior en algunos de esos escondidos elementos. Sí, es probable que con los controles de estabilidad y tracción algunos fabricantes piensen que sus usuarios ya no pueden poner a sus coches en apuros y se relajen a la hora de dotar de elementos de primera fila en determinados apartados. Pero la medición de la bondad de un coche debe, hoy en día, exigirnos llevar a todos los productos hasta sus límites, mucho más allá de lo que sus previstos usuarios vayan a hacer. En estos tiempos, todos los coches son excelentes a velocidades contenidas y no tendría sentido pagar lo que se paga por algunos de ellos, si no hubiera esas diferencias que, sólo requeridos al máximo, salen a relucir.

Como berlina rápida, muy rápida, el Volvo S60 T5 es magnífico. Posee un propulsor enérgico, pero muy tratable, una presentación inmejorable, un equipamiento de primera y una conducta muy estudiada. Su precio está aún lejano del Clase C 320, al que supera en prestaciones; mucho más del Audi S4, con el que rivaliza de cerca en potencia y se empareja con el BMW 330i, al que aún no puede hincar el diente. En fin, un coche a tener muy en cuenta, si queremos distinguirnos del clásico sota, caballo y rey.

Galería relacionada

Volvo S60 T5 Optima Aut.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...